Lisboa es una de las capitales del Mediterráneo, cuyo turismo está creciendo a pasos agigantados. El clima es muy favorable, con inviernos y otoños que pocas veces bajan de los 5ºC. Además de primaveras y veranos soleados, perfectos para disfrutar de las playas.  Con mucho qué hacer y ver en la ciudad, te voy a presentar 10 razones por las que tienes que venir a Lisboa.

 

Praça do Comércio

Anteriormente era el terreno del Palacio Real durante más de 200 años; hoy en día es una de las plazas más emblemáticas de la ciudad. El lado sur da hacia el río Tejo y el lado opuesto, está enmarcado por el Arco da Rua Augusta.

 

Praça de comercio lisboa portugal

Castelo de São Jorge

Posicionado en la colina más alta del centro histórico de Lisboa, goza el privilegio de tener una de las mejores vistas de la ciudad. El Castillo de São Jorge marca momentos muy importantes en la historia, desde la Reconquista cristiana, hasta la Restauración portuguesa y mucho más.

Encontrarás interesantes rincones alrededor del Monumento Nacional, como por ejemplo la cámara obscura, donde un guía te muestra visualmente un recorrido de 360º por la ciudad, en vivo y directo, justo enfrente de tus ojos. Los precios han subido un poco con el paso de los años, no obstante, tiene mucho por ofrecer.

 

Castelo Sao Jorge Lisboa Portugal

 

Miradouro Senhora do Monte

Situado en la segunda colina más alta de Lisboa, es el lugar perfecto para descansar, escuchar a los artistas transeúntes cantar y tener a tus pies una vista panorámica de la ciudad. Personalmente, pienso que este es uno de los miradores más bonitos que hay por aquí.

En toda la ciudad verás Tuks Tuks, pero en el mirador Sehnora do Monte hay un montón aparcados. Si quieres evitar subir y bajar por las colinas, mientras te llevan por toda la ciudad un tour por el casco antiguo en Tuk Tul es lo ideal.

 

Miradouro Senhora do Monte Lisboa Portugal

 

Parque Eduardo VII

Subiendo la Avenida Liberdade, con las tiendas de mayor fama, se encuentra el Parque Eduardo VII. Dicho parque comienza con el Jardín Amalia Rodrigues y en la cima se encuentra el monumento 25 de abril. En el lado noroeste del parque tenemos la Estufa Fría, un invernadero ideal para escapar del frío en invierno. Además, la Feria del Libro se realiza una vez al año en este parque. Lo mejor de todo es la vista, la cual hace un recorrido, desde el parque, la Avenida Liberdade, el centro histórico, para luego finalizar en el río.

 

Parque Eduardo VII Lisboa Portugal

 

Elevador da Glória

Se encuentra entre la Avenida Liberdade y la Praça dos Restauradores. Asimismo, conecta la Baixa con Bairro Alto, la zona famosa por su ambiente nocturno. El recorrido lo hace rodeado de arte urbano, que constantemente van renovando y, una vez arriba, llegamos al Miradouro São Pedro. Dato importante: es posible, y recomendable, pagar el viaje con la misma tarjeta del metro.

 

elevador da gloria lisboa portugal

 

Convento do Carmo

El edificio plasma los acontecimientos del terremoto de 1755, el cual devastó la ciudad. Con un techo desaparecido y que ha quedado en ruinas, hace de escenario para conciertos en el verano y charlas en invierno. Entre la historia que representa y la música que se exhibe ocasionalmente, es altamente recomendable.

 

Convento do Carmo Lisboa Portugal

 

Elevador de Santa Justa

Construido en 1902 con técnicas y materiales utilizados en la mismísima Torre Eiffel, conecta la Baixa con Chiado. Si lo deseas, puedes hacer la cola para subir por el ascensor (sirve la tarjeta de metro) o seguir el camino «secreto» de locales, el cual consiste en pasar por la pasarela detrás del Convento do Carmo, sin necesidad de pagar o esperar.

Horario Elevador: todos los días, de noviembre a abril de 7:30h a 21h y de mayo a octubre de 7:30h a 23h. Horario Mirador: todos los días, de noviembre a abril de 9h a 21h y de mayo a octubre de 9h a 23h.

 

Elevador Santa Justa Lisboa Portugal

 

Elevador da Bica

Si vienes desde el Elevador Santa Justa, transitando por la Rua Garret hacia la Praça Luís de Camões, a 200 metros más adelante encontrarás el tercer elevador de la ciudad, el cual es bastante emblemático y te deja cerca del Mercado da Ribeira.

 

elevador da bica lisboa portugal

 

Miradouro Santa Catarina

A pocos metros de donde encontramos el Elevador da Bica, se encuentra uno de los miradores más especiales de Lisboa. Con una vista hacia el río Tejo, el puente 25 de abril y el Cristo Rei. Su belleza se intensifica aún más al atardecer, sumida entre la música de los artistas ocasionales. El lugar ideal para pasar el rato con los amigos al terminar el día.

 

miradouro santa catarina lisboa portugal

 

Santuario Nacional de Cristo Rey

Al otro lado del río, se encuentra un monumento religioso, el cuál es una réplica del Cristo Redentor situado en Río de Janeiro. El pedestal a unos 82 metros de altura, es el punto perfecto para ver la ciudad de Lisboa al completo junto con el puente 25 de abril. Aún es posible subir más, llegando hasta los pies del Cristo. Para ello, has de pagar 5€ y en efectivo.

En cuanto al transporte público, desde el centro de Lisboa salen tanto bus como tren y hasta ferry. El tren es el de la línea de Oriente, con parada en la estación de Pragal. Desde ahí tendrás que caminar 26 minutos.

 

Ferri al otro lado del río

 

Una segunda opción más fácil es con el bus 753 que va desde Marqués de Pombal, hacia Centro Sul. Mi forma favorita, que no la más fácil, es la siguiente. Coges un ferry en Cais do Sodré hasta Cacilhas, de ahí paseas hasta el santuario (30 minutos) o vas en bus. Y si quieres recorrer más de la orilla del río Tajo, tienes la posibilidad de hacerlo en bicicleta eléctrica con Go Tejo Tour.

 

vista panoramica de lisboa y el puente 25 de abril

 

Belém

Antes de irte de Lisboa, no puede faltar una visita a Belém. Una freguesia portuguesa a pocos minutos (en tren, tranvía, bus o coche) de Lisboa, donde podemos encontrar importantes museos, monumentos, jardines y mucho más.

Los atractivos turísticos más simbólicos son el Monasterio de los Jerónimos, el Monumento a los Descubrimientos, la Torre de Belém y, claro está, los maravillosos pasteles de Belém.

Para descubrir más de la comida típica portuguesa, toma un recorrido gastronómico a pie por Lisboa. En 4 horas saldrás como un experto culinario de Portugal.

 

monasterio dos jeronimos belem lisboa portugal

 

Lisboa tiene mucho turismo, historia, gastronomía y eventos de todo tipo que ofrecer. Sin embargo, si la tuya es una visita corta, estos son solo unos pocos lugares que no deberías dejar de conocer en tu paso por la capital lusa. Y si conoces más sitios que deberían estar en esta lista, ¡puedes dejarlos en los comentarios! 😀

 

Comentarios

comments