Cuando empezamos a organizar un viaje hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta, las cuales se aplican a dónde sea que vayamos. Especialmente si es nuestro primer viaje, es imprescindible que sigamos todos estos pasos antes y durante el viaje que pretendamos hacer para que todo salga bien y saquemos el máximo de provecho de nuestra experiencia.

Así que hoy voy a darte 10 consejos para viajeros principiantes, ya sea que estés recién empezando a viajar con amigos o en solitario.

 

1. Escoger el destino ideal

En especial cuando estás comenzando es importante que te informes bien de los sitios a los que quieres ir. Por una parte, es posible que no te sientas cómodo si te encuentras con un gran choque cultural o si te encuentras con algunas dificultades durante el viaje y no tienes experiencia para saber sobrellevarlas a la primera.

Por otra parte, soy partidaria de que si uno en verdad quiere exponerse a un gran cambio de cultura, tan solo tiene que ir con la mente abierta e informarse. Informarse mucho. Siempre que sepas muy bien a dónde vas, podrás sentirte cómodo y seguro rápidamente.

Además de que sabrás desenvolverte adecuadamente. Así que yo no seré la que te diga que debes de ir a destinos “fáciles” en tu primer viaje, si lo que realmente ansías es algo completamente diferente. Solo escoge bien y, cuando lo hagas, investiga todo lo que puedas.

 

Chica en el aeropuerto

La cara de felicidad que tienes minutos antes de empezar un nuevo viaje.

 

2. Documentos y seguro de viajes

Hay países como Estados Unidos o incluso Marruecos, que te pedirán al menos 6 meses de pasaporte válido. En cambio, si viajas a Canadá tu pasaporte puede vencer en tres meses, pero siempre y cuando vuelvas antes de esa fecha no habrá ningún impedimento para que vayas.

Es por eso que debes informarte del país a donde planeas ir, ya sea en internet o -mejor aún- en la embajada de dicho país. Junto con esto, otra gran recomendación es que tengas fotocopias de todos tus documentos, tanto en físico como online y si puedes guarda tu pasaporte y carné de identidad en diferentes compartimentos mejor. De esta manera, te aseguras de que si por algún motivo pierdes uno, tienes otro.

Por último, aunque tendremos cuidado en todo momento de cuidarnos y de que no nos pase nada, es recomendable que contratemos un seguro de viajes. Se han visto muchos casos de accidentes tontos que se convierten en algo más grave y mejor estar preparado para no tener que desembolsar una gran cantidad de dinero que no teníamos previsto.

En mi caso, siempre que viajé fuera de la comunidad europea tenía un seguro. En Turquía no me pasó nada, pero en República Dominicana me atropelló una moto -nada grave- y por suerte tenía seguro, el cual cubrió todos los gastos de la clínica y me atendieron enseguida. Que, por cierto, he escuchado que los gastos para los extranjeros son bastante altos. Mejor prevenir que lamentar.

 

Pasaportes

Pasaportes de tres diferentes países, un mismo color.

 

3. Dinero

En este aspecto, hay personas que recomiendan llevar más efectivo y una tarjeta de crédito por si acaso. Otros al revés, confían en su tarjeta de crédito y llevan efectivo solo para ocasiones especiales.

Esto realmente depende de lo que veas que funciona mejor para ti o del lugar al que vayas. Puedes utilizar tu tarjeta normal del banco habitual, si tienes en mente que suelen cobrar comisión cada vez que sacas dinero. Por lo que es bueno considerar otras opciones. En mi caso, he utilizado la tarjeta de Evo Banco, la cual no cobra casi comisión en el extranjero y el cambio de divisas es un poco más favorable.

En cualquier caso, siempre que lleves dinero en efectivo y tarjetas del banco contigo, guarda todo en diferentes lugares, así siempre te asegurarás de que tendrás un respaldo. Por último, avisa a tu banco de que vas a viajar, no vaya a ser que crean que hay movimientos sospechosos en tu cuenta y te bloqueen la tarjeta.

También es recomendable que prepares un presupuesto de lo que vas a gastar teniendo basado en tus planes. Es decir, las atracciones turísticas a las que desees ir, los transportes o alojamientos que vayas a tomar, etc. Esto lo explico mejor en el post de ¿Cómo calcular nuestro presupuesto de viaje?.

 

4. Equipaje

Nunca será suficiente las veces que se diga: empaca solo lo imprescindible y lo que realmente vayas a usar. Siempre puedes contar con lavar la ropa que te llevas y volverla a usar. No es necesario que te lleves 4 pantalones diferentes, 3 chaquetas o montones de zapatos.

Créeme, no te hace falta tanto y a veces ni siquiera lo llegas a utilizar todo. Además, siempre puedes dejar un espacio libre para los souvenirs.

 

Empacando para un año en Portugal

Empacando para un año en Portugal. FOTO: Moisés Boullosa.

 

5. Socializar

Cada vez que viajes intenta conocer nuevas personas, ya sean otros viajeros como tú o locales. Sobre todo si viajas solo, forma parte del viaje forzarte a salir de tu zona de confort y conocer nuevas personas, esto te ayudará a expandir tus horizontes, aprender sobre otras culturas y a interactuar con nuevas personas. Sin olvidar que tendrás la oportunidad de ver la ciudad que visites desde otra perspectiva.

 

Jóvenes erasmus de diferentes países unidos por un viaje a Oporto

Jóvenes erasmus de diferentes países unidos por un viaje a Oporto, Portugal.

 

6. Seguridad

Precisamente debido a que vamos a un sitio nuevo y desconocido, sea donde sea, no te expongas y evita las zonas peligrosas. Mantente alerta y pendiente de tu alrededor en todo momento.

Pero sobre todo, camina siempre con confianza y seguridad. Si no sabes muy bien en donde estás, entra en alguna tienda y pregunta o busca en tu teléfono, discretamente, la dirección. Es mejor aparentar que sabes por donde vas o que no eres un turista más, en lugar de llamar la atención.

Mi intención no es asustar, simplemente que uno sea consciente de estas precauciones para evitar cualquier percance. Muchas veces viajé sola y cualquiera pensaría que siendo mujer sería un objetivo fácil, pero siempre me he movido con precaución y jamás -toca madera- me ha pasado nada.

 

7. Transporte

Cuando viajes a una ciudad nueva, infórmate de todos los tipos de transporte que hay, ya sea bus, tren, metro, taxi, uber o cualquier otro que tengas disponible. De esta forma, podrás evaluar cuáles son las mejores formas de moverte por el lugar y podrás ahorrar tiempo y/o dinero.

 

8. Comida local

No dejes de probar la comida local en tus destinos. Puede que algo no te guste, pero seguro que la mayoría de las veces descubrirás algo nuevo que te encantará y podrás llevarte otro tipo de recuerdos que luego, en casa, quizás hasta aprendas a hacerlos.

Como también, podrás descubrir como se prepara determinado plato originalmente. Un ejemplo claro es el famoso Kebab, el cual no se sirve para nada como lo suelen hacer en los establecimientos de comida rápida que hay a lo largo del mundo.

 

Restaurante turco en Estambul

Restaurante turco en Estambul.

 

9. Aparatos electrónicos

Hay varias cosas a tener en cuenta cuando llevas aparatos electrónicos. Lo principal es llevar adaptadores dependiendo de si varía el voltaje en el destino al que vas.

Segundo, es recomendable que tu teléfono funcione en el extranjero, no importa si vas a estar utilizando el Wi-Fi gratuito o si comprarás una tarjeta sim -asegúrate entonces de que tu dispositivo esté liberado-, es bueno que tengas acceso a internet para que puedas localizarte en cualquier momento, como también para saber a dónde ir o si quieres investigar sobre el sitio donde estás.

Por último, si vas a estar en hostales o similar, evita exhibir todos los aparatos electrónicos que tengas a desconocidos para evitar atraer la atención.

 

10. Planificar un itinerario

Finalmente, no importa si vas a planificar un itinerario demasiado estricto o si prefieres viajar de manera flexible sin tener calculado cada día, es importante que al menos tengas una lista de todos los sitios que te interesaría visitar; no vaya a ser que cuando regreses a casa descubras que te faltaron sitios por ir que te hubiesen encantado o te quedaron actividades pendientes de hacer y te arrepientas.

Si te haces una lista de los puntos turísticos, al menos estarás seguro de que le sacarás el máximo de partido a tu viaje y regresarás satisfecho de haber conocido todo lo que querías.

 

“Perdidos” en alguna parte cerca de Inverness, Escocia.

 

Espero que cada punto haya sido de utilidad. Si sabes de algún otro tip importante, no dudes en dejarlo en los comentarios 😉


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *