República Dominicana al ser una isla del Caribe brinda infinidad de opciones a los viajeros que buscan playas deslumbrantes, de agua cristalina y que te hagan sentir en un paraíso. Además de las playas de Puerto Plata y Samaná que mencioné en los posts anteriores, hay algunas más que me encantaron y se cuentan entre mis favoritas del país.

En mi caso, lo que me gusta de ir a la playa es poder hacer snorkel, buceo o cualquier otra actividad que me permita explorar a fondo(nunca mejor dicho) el lugar. Y si puedo ver vida marina, mejor aún. De igual modo, disfruto cuando puedo estar en una playa solitaria o poco concurrida y a la que no muchos turistas suelen ir. Así que si eres de los míos, ¡¡estás playas te enamorarán!!

 

Bahía de las águilas

 

7. Bahía de las Águilas

A penas llegues a República Dominicana escucharás hablar de esta playa, ya que se dice que es una de las playas más cristalinas del mundo. Bahía de las Águilas tiene una extensión de 37 kilómetros de largo y se encuentra en la provincia de Pedernales, al suroeste del país. En mi caso, fui hasta esta playa en un tour de un día desde Santo Domingo, pero no es lo recomendable. Lo mejor es ir como mínimo dos o tres días, pudiendo incluso acampar allá.

 

Bahía de las Águilas

 

En el camino a Pedernales la vegetación es completamente diferente al resto del país. Debido al clima Bosque Seco Subtropical, predominan los cactus y la tierra árida. De hecho, cerca de la playa podrás hacer senderismo entre diferentes especies de cactus. La verdad es que esto me llamó la atención, ya que no me esperaba encontrar cactus creciendo de forma natural cerca de una playa. Pero así es como descubrimos nuevos lugares que nos asombran.

 

Cactus

 

Cactus

 

Al llegar a la playa lo primero que verás es el estacionamiento y algunos restaurantes a la orilla de la playa. Pero no es aquí donde está lo más deslumbrante. Tienes que tomar una lancha y bordear uno de los salientes rocosos hasta llegar a la parte más especial. Son kilómetros y kilómetros de arena clara y agua azul turquesa. Lo mejor de todo es cuando la encuentras solitaria y para ti solo.

 

Bahía de las Águilas

Zona de estacionamiento y restaurantes.

 

Bahía de las águilas

Preparándose para partir hacia la bahía.

 

Si lo que buscas es hacer snorkel, no es la mejor playa para eso. Aunque pude ver un cardumen de peces y uno que otro solitario, no encontré corales ni mucho más que arena y raíces de alguna planta. En otras playas cercanas donde si podrás ver un poco más de vida será en Cabo Rojo o si vas a lugares más alejados en barco.

 

Snorkel en bahía de las aguílas pez

Pez colirubia a algunos metros de la playa.

 

6. Playa Blanca

Punta Cana básicamente está lleno de resorts y zonas residenciales de lujo, por lo que la gran mayoría de playas son privadas y solo puedes acceder a ellas si estás en uno de esos completos turísticos. Sin embargo, aún quedan unas pocas playas públicas en Punta Cana y Bávaro, siendo Playa Blanca una de ellas.

 

Playa Blanca, Punta Cana

 

La primera vez que fui a Playa Blanca, llegué justo en el momento en que se ocultaba el sol. Esto le daba un color rosa al cielo, el cual se reflejaba en la arena y sumado al agua azul claro… ¡Woow! Me dejó enamorada del lugar. Ahora me arrepiento de no haber sacado una foto, pero en aquel momento quería disfrutarlo para mi y también estaba en modo de trabajo.

 

Playa Blanca Punta Cana

Saliendo de una inmersión de buceo.

 

Además de comer en el bonito bar restaurante que está en la playa, puedes practicar gran variedad de actividades. Desde las típicas como voleibol, fútbol, tomar el sol y nadar, hasta kitesurf, snorkel y buceo. Estos dos últimos los recomiendo muchísimo, ya que podrás disfrutar del Museo Marino que se ha colocado cerca de la costa a fácil acceso desde la playa. Dichas estatuas están inspiradas en el estilo taíno. Para saber más sobre el Museo Marino de Punta Cana, tienes aquí el vídeo que grabé para la fundación Grupo Puntacana.

 

 

5. Playa la Caobita

La playa Caobita se encuentra en la provincia de Azua, a dos horas y media de Santo Domingo. Esta playa está a varios kilómetros de la civilización. De hecho, la carretera hasta la playa está rodeada de cultivos, por lo que podrás desconectar rápidamente del mundo y conectar con los más cercanos.

 

Playa Caobita

Playa Caobita al amanecer.

 

En realidad, esta playa es muy poco profunda y no hay corales, aunque si uno que otro erizo y pez. Por lo que si bien no es la ideal para snorkel, es muy bonita y tranquila como para disfrutar con tus amigos de un buen día (o noche) en la playa rodeados de manglares.

 

Playa Caobita

Vista desde la tienda de campaña.

 

4. Playa la Peñita

La playa de la Peñita definitivamente me encantó por muchas razones. En primer lugar, es una playa extremadamente escondida. Con decir que ni siquiera todos los locales la conocen. Además, el agua es bastante clara, sumado a la gran profundidad que tiene, es el lugar perfecto para unas buenas fotos debajo del agua y practicar freediving.

 

Playa la peñita

 

Playa la peñita

 

Otro punto importante -y el más especial de todos- es que una de las “entradas” a la playa es precisamente por la “peñita”. Llaman así al acantilado por donde puedes saltar al agua y de donde viene el nombre del lugar. Probablemente sean unos 5 metros aproximadamente de salto hasta el agua.

 

Playa la peñita

¡Salto al agua!

 

Ahora bien, el quid de la cuestión es cómo llegar hasta esta fabulosa playa. Si vas en transporte público debes tomar la guagua hacia Boca Chica desde Santo Domingo y después de cruzar el hotel abandonado Mar Paraíso, deberás pedir que te dejen frente a una gasolinera que está en la carretera Boca Chica – Juan Dolio. Cruzas la carretera hacia donde están los matorrales y pasas por el pseudo-camino, el cual se debe haber formado por el paso de las personas. Si no quieres entrar al agua saltando desde el acantilado, puedes ir bajando por las rocas hasta que puedas saltar desde una distancia más corta.

Cabe destacar que esta no es una playa para tomar el sol, sino todo lo contrario. De hecho, esta playa prácticamente no tiene arena. Incluso diría que aquellos a los que les guste saltar de un acantilado o hacer snorkel y descubrir lugares poco explorados, son los que amaran este lugar.

 

Playa la peñita

 

3. Bayahibe

En la provincia La Altagracia -entre Punta Cana y Santo Domingo- se encuentra Bayahibe, un pueblito pesquero bastante conocido por sus islas y el buceo. A lo largo de toda su extensión hay varias playas desde donde puedes salir a hacer snorkel o buceo si prefieres ver unos grandes y bonitos corales.

 

Bayahibe

 

Bayahibe

 

Bayahibe

 

Tuve la oportunidad de bucear varias veces en un par de días y es de los mejores lugares donde he buceado. El agua se encontraba en su mejor punto: clara y tranquila. Se puede ver a varios metros de distancia y todos sus sitios de buceo son espectaculares. Está la romántica, donde se hundió un pequeño barco, por ejemplo. Podrás ver mucha variedad de especies marinas, como manta rayas, peces, erizos, estrellas de mar y, si tienes suerte, ¡manatíes!

Para que te hagas una idea de cómo es bucear en Bayahibe, te dejo este vídeo corto que grabé sobre la restauración de corales que se llevó acabo a finales del 2016

 

 

También puedes ir a la Isla Saona y Catalina, donde el agua es cristalina y de poca profundidad. Perfecta para pasar el rato y disfrutar con los amigos. Aunque no abundan los corales como para hacer snorkel y son bastante concurridas por los turistas durante todo el año.

 

2. Playa la Caleta

La playa la Caleta se encuentra en las afueras de la capital, por lo que es bastante accesible. Solo tienes que tomar una guagua en dirección al aeropuerto y bajarte poco después del peaje. Al llegar encontrarás el Centro Acuático El Carey, donde podrás alquilar kayaks, la tabla de paddlesurf, chalecos flotadores, máscara y careta para hacer snorkel (en caso de que no tengas los tuyos) y hasta realizar salidas de buceo.

 

Playa la Caleta

 

Playa la Caleta

 

El paseo en kayak y de paddlesurf se hace bastante ameno por las maravillosas vistas. En cuanto a los sitios de buceo, puedes ir a El Paisanito, allí verás un par de barcos hundidos, una boya enorme y muchísima vida marina alrededor. Pero MUCHÍSIMA.

 

Buceo en la Caleta

 

Buceo en la Caleta

Los pecios permiten que crezcan organismos a su alrededor y esto atrae más peces.

 

Asimismo, podrás visitar el nuevo museo marino que se ha creado cerca de la costa. Este museo está formado por una serie de esculturas, las cuales son accesible también si solo quieres hacer snorkel.

 

Esculturas en la playa la Caleta

Preparando las esculturas para situarlas en su lugar debajo del agua.

 

Aunque la playa vecina Boca Chica, es muy bonita, si buscas un lugar menos concurrido por los turistas y con mucho más para ver, explorar y disfrutar, te recomiendo la Caleta al 100%. Entre una actividad y otra, podrás sacar bastante provecho de la Caleta y el centro acuático el Carey.

 

 

1. Playa el Derrumbao

Ahora si, mi playa favorita de todas las que fui en República Dominicana es la playa el Derrumbao en Baní, dentro de la provincia de Peravia. Para llegar tienes que pasar las dunas y las salinas de Baní. Aunque es posible llegar en transporte público, es más cómodo ir en vehículo propio, ya que tienes que tomar al menos un par de guaguas desde Santo Domingo para ir y luego para volver.

Llegué a ir varias veces y siempre teníamos todos esos kilómetros de playa para nosotros solos. Podíamos pasar todo el día allí, dejar nuestras cosas a la sombra de un árbol y disfrutar de la playa a nuestras anchas. Eso si, tienes que tener cuidado cuando entres al agua. Para empezar, la orilla es de piedra. Segundo, está minada de erizos de mar. En mi caso, yo entraba con las chapaletas ya puestas para protegerme los pies. Otros directamente llevaban aquashoes. Sin embargo, hubo quienes se atrevieron a ir completamente descalzos.

 

Snorkel en el Derrumbao en Baní, República Dominicana

 

Una vez entras al agua, la magia comienza y tienes todo un mundo nuevo que descubrir. Verás diferentes tipos de corales y esponjas muy coloridas. Encontrarás peces pequeños y grandes, en grupo o solos, de un color o de varios.

 

Playa el Derrumbao

 

Si eres nuevo en esto de snorkel, no te preocupes. Aquí en Derrumbao fue donde empecé a hacer snorkel y me fue bastante bien. Aún cuando ya tenía mi certificado de buceo, nunca había tenido que aguantar la respiración y bajar sin pesas, pero la práctica hace el maestro y este es un buen lugar para empezar. Además, te quedarás hipnotizado con toda la vida marina que encontrarás y no querrás salir nunca 😉

 

 

Por último, te recomiendo que además de visitar la playa, vayas a las dunas de Baní y también eches un vistazo a las salinas de color rosa que están antes de llegar a la playa. Son preciosas.

 

Salinas de Baní, República Dominicana

 

Por supuesto, hay muchísimas playas más y todas son extraordinarias. Estas son a penas algunas de las que me parecieron bastante accesibles, poco visitadas y con mucho que ofrecer. Si sabes de otras playas en República Dominicana, ¡déjalas abajo en los comentarios! 😀

 

Comentarios

comments