Uno de los acontecimientos culturales más importantes de Alemania es el Carnaval, por algo será que le llaman la “quinta estación del año”. Dicho evento, cobra mayor significado en el Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, siendo Colonia la ciudad más representativa de esta festividad.

El Carnaval en Alemania no comienza en febrero, como cualquiera pensaría. No, el carnaval comienza el 11 de noviembre a las 11 horas y 11 minutos – se dice que es la hora loca- y toma lugar en una gran fiesta en el Alter Mark. Luego, en febrero la semana de Carnaval comienza con el Weiberfastnacht (noche de las mujeres), el cual cae un jueves antes del miércoles de ceniza. Este día las mujeres toman el mando y cortan las corbatas de los hombres. Así que, hombres: ¡lleven una corbata vieja y que no vayan a echar de menos! 😉 Este es uno de los días más divertidos, ya que dan la señal de salida para que empiecen las verdaderas fiestas de carnaval. Desde grandes a pequeños, todos se disfrazan y salen dispuestos a divertirse en la calle. De hecho, son pocos los que trabajan estos días.

 

Carnaval en Düsseldorf

Carnaval en Düsseldorf.

 

El día cumbre de esta semana es el lunes de carnaval, llamado Rosenmontag. Este día hay una gran cabalgata en la que participan más de 150 organizaciones que van en sus carrozas disfrazados y son quienes lanzan los caramelos a la multitud. Durante todos estos días verás mucha gente con gran variedad de disfraces, algunos más originales que otros e irán de fiesta en fiesta todo el día. Terminando la semana del carnaval, el miércoles de cenizas. Para entonces te habrás grabado muchas de sus canciones alemanas en la cabeza y seguro ya habrás probado la cerveza típica de Colonia, la Kölsch.

Después de toda esta introducción de lo que consiste el Carnaval en Alemania, cabe destacar que para algunos alemanes hay cierta rivalidad entre el Carnaval de Colonia y el de Düsseldorf (la capital del estado de Renania del Norte-Westfalia). Por este motivo siempre quise ir al carnaval en ambas ciudades y compararlos para decidir por mí misma cuál me gustaba más. Así que en el invierno del 2016 volé hacia Alemania para pasar unos días con mi hermano que estaba allá de Erasmus (intercambio académico) y participar en este gran evento.

Comenzamos el primer día de carnaval yendo en metro desde el centro de Bonn hasta Beuel (uno de los distritos de la ciudad de Bonn). Todo estaba repleto de gente disfrazada con muchos dulces en la mano. Llegamos a Beuel y nos dirigimos hacia la calle donde pasaría el desfile y hasta los más pequeños estaban expectantes, esperando los caramelos que luego lanzarían.

 

Carnaval en Beuel

Desfiles de Carnaval en Beuel.

 

Carnaval en Beuel

El domingo fuimos a ver el carnaval en Düsseldorf mi hermano y yo. Aunque no llegamos a tiempo para la cabalgata, aún había muchísima gente en la calle rodeados de puestos ambulantes de comida y listos para servirse la bebida “tradicional” de Alemania: la cerveza.

 

Carnaval de Düsseldorf

Düsseldorf al ataque.

 

Jugando beer pong en el Carnaval de Düsseldorf

Jugando beer pong.

 

Yo fui con un “disfraz” bastante discreto. Consistía en unas orejas de gata y un antifaz. Mi hermano, en cambio, aún no había comprado nada, por lo que nos vino bien que en las mismas calles de Düsseldorf vendieran también máscaras.

 

Disfrazada en el Carnaval de Düsseldorf

Mi súper disfraz.

 

Anonymous en el Carnaval de Düsseldorf

Anonymous en el Carnaval de Düsseldorf.

 

No se pueden imaginar la cantidad de disfraces originales y locos que había. Sobre todo, locos. Unos iban disfrazados como si fuesen en una montaña rusa, otro grupo de amigos iban todos de jirafa… ¡había de todo!

 

Montadora de avestruces

Montadora de avestruces.

 

Disfraz de geisha en el carnaval de Düsseldorf

Geishas o, mejor dicho, Geishos.

 

El gran día, el Rosenmontag, lo pasé en Colonia con unos amigos de la universidad que también estaban de intercambio en Alemania. La fiesta en Colonia parecía que había tomado el control de toda la ciudad. Allá donde vieses estaban todos con su disfraz de un lado a otro. Eso sí, el momento principal fue la gran cabalgata de ese día. Cientos y cientos de agrupaciones pasaban y no parecía que fuese a terminar. Lanzaban todo tipo de dulces y pude llenar mi bolsa de todos ellos, el truco está en gritarles “Kamelle! Kamelle!”. ¡Hasta nos lanzaron flores! Por supuesto, era el Rosenmontag (lunes de flores) 😉

 

Rosenmontag entre amigos.

 

Si deseas seguir con la fiesta después del desfile, hay muchos sitios con buen ambiente a los que podrás asistir con tus amigos para terminar de pasarlo bien en el Carnaval de Alemania.

 

Multitud de jóvenes disfrazados celebrando el carnaval

Multitud de jóvenes disfrazados celebrando el carnaval.

 

Recomiendo mucho este viaje si quieres pasar unos días muy divertidos con tus amigos. Puedes, además, ir de ciudad en ciudad -hay buena conexión de trenes- para ir conociendo otros lugares, al mismo tiempo que participas de este gran evento cultural.

 

Jóvenes en el Carnaval de Düsseldorf

Estos chicos me pidieron que les hiciera una foto durante el Carnaval de Düsseldorf.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *