Italia
Qué ver en Trento, Italia

Qué ver en Trento en 1 día

Trento es una ciudad en el norte de Italia que se encuentra en la región de Trentino, también conocida como Südtirol o Tirol del Sur. La ciudad se encuentra rodeada de Dolomitas y Alpes meridionales, además de hermosos lagos como el lago de Garda.

Napoleón dominó Trento durante un periodo e incluso unió la ciudad al reino de Italia, el cual era gobernado por los franceses. Posteriormente, en el Congreso de Viena de 1816, Trento pasó a formar parte del Imperio austrohúngaro. En 1870, y tras la lucha de los italiano, consiguieron liberarse de la germanización.

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Trento es una de las ciudades con mejor calidad de vida de Italia. Así como una de las más caras, al nivel de Milán, Roma y Venecia. Desde la década de los 50, Trento ha ido evolucionando cada vez más con el aumento de los negocios y de las ofertas de empleo.

Al ser una ciudad pequeña, se puede ver en un día y hasta en unas pocas horas. A continuación, te dejo un itinerario de los lugares que ver en Trento en un día. Eso sí, ¡es imprescindible que pruebes uno de sus helados italianos!

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Qué ver en Trento

 

 

Antigua Muralla de Trento

En la piazza di Fiera, aún se puede ver lo que queda de la antigua muralla de Trento, la cual fue construida en la época medieval. En aquel entonces rodeaba toda la ciudad y estaba conectada al Castillo del Buonconsiglio. Actualmente, quedan poco más de 100 metros de la muralla y tiene una altura media de 15 metros.

 

Catedral de San Vigilio

La catedral de San Vigilio o Duomo, está dedicada al patrón de Trento. La construcción data del siglo XII-XIII y posee un estilo románico-gótico. El campanario fue agregado más adelante, en el siglo XVI. En su interior todavía permanecen restos anteriores a esta catedral. Como por ejemplo en la cripta, donde hay restos de una basílica paleocristiana del siglo VI. La entrada es gratuita.

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Palazzo Pretorio

En la plaza de la catedral se puede ver el palacio Pretorio. Durante el siglo IX y XIII, fue la residencia de los obispos tridentinos. El nombre viene del siglo XI, cuando el edificio era utilizado por el Tribunal de Justicia y Magistrado.

Tras el traslado del obispo a la fortaleza de Buonconsiglio, el palacio cayó en el olvido. Finalmente, en 1963 fue restaurado y convertido en el Museo Diocesano Tridentino. En él se exhiben obras de arte provenientes de iglesias de la región de Trentino. Dichas obras comprenden del siglo XI al XIX.

La entrada al museo cuesta 7€, aunque para mayores de 65 años son 5€ y jóvenes mejores de 26 o estudiantes universitarios pagan 2€. El primer domingo de cada mes es gratis ¡y si vas el día de tu cumpleaños también!

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Fuente de Neptuno

La fuente que se encuentra en el centro de la Piazza del Duomo data del siglo XVIII. Al momento de crearla, resultó muy útil para abastecer de agua a la ciudad. La figura central es el dios Neptuno, rodeado de centauros, caballos marinos y tritones.

Es curioso que se haya colocado un dios pagano enfrente de la catedral católica. La razón es que había caído el poder episcopal en la ciudad a medida que se alzaba la Ilustración. Además de que el nombre en latín de Trento es Tridentum, lo que hace alusión al tridentum o tridente que lleva en la mano.

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Fontana dell’Aquila

En una esquina de la plaza se encuentra la fuente del Águila. La leyenda cuenta que un hombre fue condenado injustamente a muerte. Cuando estaban apunto de ejecutarlo, pasó un águila y el hombre gritó que si él era inocente, el águila se convertiría en piedra. Acto seguido, el águila se convirtió en piedra y el hombre quedó libre.

 

Via Belenzani

Al caminar por la calle Belenzani verás iglesias y palacios renacentistas de estilo véneto con frescos en la fachada. Es una calle muy bonita de la ciudad y una de las principales, por lo que es bastante concurrida. De hecho, durante mi visita me encontré con que estaban rodando y entre los actores había una española.

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Palazzo Thun

Este palacio fue una residencia de la familia Thun en el siglo XVI. Es de estilo renacentista y ahora se ha convertido en el ayuntamiento de Trento. Es posible entrar al patio interior gratis. Dentro se guarda la escultura original de la fuente de Neptuno.

 

Iglesia de San Francesco Saverio

Esta iglesia católica de estilo barroco, fue erigida en 1711 uniéndose al palazzo delle Costede. De hecho, los restos de este palacio aún son visibles al lado izquierdo de la fachada de la iglesia.

En la fachada, además de una gran ventana central, también se encuentran 5 esculturas de santos jesuitas. En el interior continúan las esculturas de personajes religiosos, además de frescos y un altar de mármol.

 

Monumento de Dante Alighieri

En el Jardín público de Trento se encuentra el monumento de Dante Alighieri. Este es el monumento más grande del mundo que ha sido dedicado a este escritor italiano.

El monumento se creó durante el periodo austrohúngaro, como un símbolo de la identidad lingüística de Trento y el Tirol italiano. Asimismo, representaba la coexistencia pacífica del idioma italiano y el alemán.

El monumento tiene varios niveles, cada uno con implicaciones alegóricas al libro de la Divina ComediaEntre los niveles está representado el infierno, el purgatorio, el paraíso y en la parte superior la figura de Dante que sostiene su libro y con el brazo derecho señala hacia el norte.

 

Torre Verde

La Torre Verde en un tiempo formaba parte del castillo, por lo que se estima que es una torre muy antigua. Uno de los primeros registros de la existencia de la Torre Verde, es una acuarela. Concretamente, fue el pintor alemán Albrecht Dilrer quien retrató a la Torre Verde en una de sus pinturas de entre 1190 y 1494.

Actualmente, está separada del castillo y solo se puede ver desde afuera, ya que no es posible subir. Además, se le nombró Torre Verde por el color de su techo

 

Castillo del Buonconsiglio

Construido alrededor del siglo XIII, durante un tiempo fue residencia de los príncipes-obispos. Anteriormente, estaba unido a la muralla de Trento y a la Torre Verde. En la actualidad, permanece unida la llamada Torre Grande y en su interior aún se ven las celdas donde encerraron y fusilaron a los soldados italianos en la I Guerra Mundial.

En 1475, se restauró con estilo gótico veneciano. En el museo que hay ahora se exhiben objetos arqueológicos, artísticos y etnológicos. Entre ellos destacan los frescos que representan los meses del año y que fueron pintados al estilo gótico, en el siglo XV.

La entrada al castillo cuesta 10€, mientras que subir a la torre del águila cuesta 2€. Sin embargo, es gratis el primer domingo de cada mes.

 

Paseo por el río Adigio

Ahora que estamos cerca del río, es recomendable dar un paseo por el borde del mismo. Simplemente para ver otro lado de la ciudad y tener una vista hacia las montañas.

 

Funivia Trento – Sardagna

Hay un teleférico de la compañía Funivia que hace el trayecto Trento – Sardagna. Toma unos 5 minutos y cuesta 5€ ida y vuelta. Al llegar al pueblo de Sardagna, en la terraza panorámica tienes una vista estupenda de todo Trento. Vale la pena y no toma mucho tiempo.

 

Doss Trento

Para llegar hasta la cima de la colina Doss Trento, lo mejor será que vuelvas a descender con el teleférico hasta Trento. Una vez abajo, a la altura del puente Lorenzo, subes hacia la colina.

A casi dos kilómetros de cuesta, llegamos a la cima y nos encontramos con el mausoleo de Cesare Battisti. Consiste en un amplio círculo de columnas y en el centro se conservan los restos de este patriota, político socialista, periodista e irredentista italiano.

Desde aquí también tienes una bonita vista hacia la ciudad y sin pagar nada.

 

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

 

Excursiones desde Trento

En los alrededores de Trento hay pueblos preciosos y lagos aún más bonitos que merecen la pena conocer. Especialmente si vas conduciendo, porque será más fácil organizarte una ruta a tu gusto. A 80 km hacia el sur de Trento, se halla el famoso lago de Garda. Hacia el norte está Bolzano y el lago di Braies. 

En mi caso, fui al pueblito de Tenna, que está a 25 km hacia el este de Trento. Desde el fuerte de Tenna tienes un mirador con unas estupendas vistas hacia los lagos que están a ambos lados del pueblo: lago di Lévico y lago di Caldonazzo.

 

Qué ver en Trento, Italia

 

Si vas más hacia el este, llegarás al pueblo Mezzano. Mientras que al noroeste está el monte Paganella. Sea cual sea el lugar que escojas, te encantará. Estos paisajes rodeados de las Dolomitas, recuerdan a los pueblos de los Alpes suizos.

Si quieres continuar tu viaje hacia otras ciudades de Italia, puedes viajar desde Trento a Venecia en tren (como hice yo) y en pocas horas estás allí. Para ello, te recomiendo el pase de Interrail y así podrás viajar casi ilimitadamente en tren, tanto en Italia como en el resto de Europa.

 

Qué ver en Trento, Italia

 

¿Dónde dormir en Trento?

Una herramienta que recomiendo siempre que quieras hospedarte en un hotel u hostal, es Booking. Allí puedes comparar los precios de todos los lugares de alojamiento disponibles en la zona, además de ver los comentarios que han dejado otras personas. Si quieres un descuento del 25% en tu futura reserva de Booking, entra en este enlace.

Del mismo modo, puedes usar Airbnb si lo que buscas es dormir en apartamento privado, ya que podrás escoger entre los que más te gusten. Si eres nuevo en esta plataforma, podrás conseguir 25€ de descuento en tu primera reserva si entras a través de este enlace.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible durante tu estancia en esta ciudad, puedes usar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratuito con locales.

 

Qué ver en Trento, Italia

Comentarios

comments