10 lugares secretos de Lisboa que no te puedes perder

Hay sitios en Lisboa que -por no decir que son secretos- son vagamente conocidos. Sin embargo, vale la pena descubrirlos. Si bien, ya hablamos de las 10 razones para visitar Lisboa -en especial para estadías cortas-. Ahora te comentaré sobre aquellos lugares que pocas personas conocen y donde podrás adentrarte a la vida cotidiana lisboeta.

 

1. Basílica da Estrela

Personalmente, me llama más la atención la arquitectura de la Basílica da Estrela, que la mismísima Catedral de Lisboa, la Sé. Fue construida en el siglo XVIII gracias a un voto que hizo la reina Maria I, quién prometió que si tenía un hijo construiría una iglesia. La arquitectura mezcla el estilo Barroco final con el Neoclásico. A pocos metros de la Basílica se encuentra el jardín de Estrela, el cual también merece la pena visitar para un picnic o simplemente disfrutar de una tarde soleada.

 

Basílica da Estrela Lisboa Portugal
Este es el interior de la Basílica da Estrela.

 

Jardim da Estrela parque Lisboa Portugal
El Jardim da Estrela, justo enfrente de la Basílica.

 

2. Jardim botânico de Ajuda

Con un diseño muy simétrico, el Jardín botánico de Ajuda ofrece un bonito paseo entre sus árboles y flores estratégicamente situados en una extensión de 35.000 m². Este jardín presenta programas de conservación en pro de la biodiversidad. Cada rincón tiene algo especial que admirar, ya sea el drago de 400 años, árboles tropicales y los setos geométricos desde donde se tiene una vista del interior del jardín y del río Tejo, hasta los pavos reales que se pasean por el lugar (uno de ellos albino).

 

Jardín Botánico de Ajuda
El banco con mejor sombra del Jardín Botánico de Ajuda.

 

Pavo real albino en el Jardín Botánico de Ajuda
Nuestro amigo, el pavo real albino del Jardín Botánico de Ajuda.

 

3. Palácio Nacional da Ajuda

Antigua residencia de la Familia Real portuguesa, el Palácio Nacional da Ajuda posee una arquitectura de estilo neoclásico. El recorrido por las diferentes habitaciones te lleva a admirar la decoración del siglo XIX y el lujo que desprenden, en especial la habitación del Gran Comedor o el Salón del Trono.

 

Palacio Nacional de Ajuda
Pasillo del Palacio Nacional de Ajuda

 

El Gran Comedor del Palacio Nacional de Ajuda
El Gran Comedor del Palacio Nacional de Ajuda

 

4. Restaurante abandonado de Monsanto

Este restaurante ha pasado de ser una discoteca a una sala para jugar Bingo, oficinas, almacén de materiales, hasta un restaurante. No obstante, desde el 2008 quedó en el abandono siendo sus únicas visitas las personas que se atrevían a escabullirse entre las verjas para poder subir y disfrutar de las maravillosas vistas hacia la ciudad. Por suerte, tras una necesitada rehabilitación, se ha abierto al público hace tan solo unos pocos meses. Este es uno de esos sitios del que casi nadie ha oído hablar y te sorprende al llegar.

 

Restaurante Panorámico de Monsanto Lisboa Portugal
Las vistas desde el Restaurante abandonado de Monsanto, antes de su rehabilitación.

 

Restaurante Panorámico de Monsanto
Ventanal del Restaurante abandonado de Monsanto

 

5. Miradouro do Moinho do Penedo

Si eres de esas personas que le gusta ir a sitios apartados y poco visitados, te recomiendo que vayas a este mirador que se encuentra a 25 minutos caminando desde el restaurante abandonado. Es una bonita área verde donde podrás sentarte y admirar el paisaje, jugar básquet y pasar una tarde muy tranquila con vistas al río.

 

 mirador de Monsanto
De paseo en el mirador de Monsanto.

 

6. La librería con el Record Guinness por ser la más antigua del mundo

Cualquiera que esté caminando por la Rua Garret difícilmente se percataría de que acaba de pasar de largo a la librería más antigua del mundo que aún sigue en funcionamiento, o eso dice el cartel de Record Guinness que se encuentra en la entrada. Fue fundada en 1732 y desde entonces han pasado por aquí distinguidos intelectuales portugueses, como el escritor Eça de Queirós.

 

La librería Bertrand en una esquina del barrio Chiado
La librería Bertrand en una esquina del barrio Chiado.

 

La librería Bertrand en una esquina del barrio Chiado
El certificado del Record Guinness en la entrada de la librería.

 

7. Jardim Botânico da Universidade de Lisboa

Con cuatro hectáreas de extensión en el medio de la ciudad de Lisboa, ester jardin te hacen sentir completamente inmerso en la naturaleza. Casi te olvidas de que estás en la ciudad. Dispone de plantas de diferentes partes del mundo, desde Nueva Zelanda y Australia, hasta China, Japón y Sudamérica. Es el sitio perfecto para el estudio de la botánica y de procesos ecológicos, además de la protección de especies amenazadas.

 

Jardín botánico de la Universidad de Lisboa
Un árbol caído en medio del Jardín botánico de la Universidad de Lisboa

 

Jardín botánico de la Universidad de Lisboa
Un paseo por el Jardín botánico de la Universidad de Lisboa

 

8. Parque Botânico do Monteiro-Mor

Detrás del Museo Nacional del Traje y el Museo Nacional del Teatro, se encuentra un hermoso jardín de, nada más y nada menos que 11 hectáreas de extensión. Puedes pasar toda una tarde recorriéndolo y perdiéndote entre sus serpenteantes caminos. Es tan poco visitado, que es probable que seas una de las pocas personas que disfrute este lugar durante tu visita, lo cual es ideal si deseas perderte por la naturaleza.

 

Parque Botânico do Monteiro-Mor
Las inmediaciones del Museo del Traje y el Museo del Teatro.

 

9. Pasarela en el Parque das Nações

Algunos conocen el Parque das Nações como un complejo arquitectónico contemporáneo donde se celebró la famosa Exposición Mundial en 1998 y de donde nacieron edificios emblemáticos como la Estación de Oriente con sus cúpulas de Santiago Calatrava, la Torre Vasco da Gama, el cual es el edificio más alto de Lisboa y, entre muchas cosas más, el segundo acuario más grande de Europa (siendo el de Valencia el primero). Sin embargo, pocos conocen la pasarela al lado del paseo marítimo, por donde se puede tomar una placentera caminata.

 

Pasarela sobre el río en el Parque das Nações
Pasarela sobre el río en el Parque das Nações

 

10. Ruinas en el banco Millennium

Y llegamos al que para mí es sin duda el lugar más secreto de Lisboa, a pesar de encontrarse cerca de una de las avenidas más famosas del centro histórico. Al otro lado de la Rua Augusta, muy cerca de la Praça do Comércio, se encuentra una de las oficinas del Banco Millennium, el cual tiene el privilegio de erigirse sobre unas ruinas romanas que no fueron descubiertas hasta la remodelación del lugar entre 1991 y 1995. Estas estructuras arqueológicas pueden contar 2.500 años de historia de Lisboa. Hoy día llamado Núcleo Arqueológico de la calle de los Correos y patrimonio de la ciudad y del país. Debido a este carácter que ha adquirido, se ofrecen visitas guiadas gratuitas todos los días, excepto domingos y feriados. Y ni te imaginas la cantidad de gente que pasa a diario y ni se da cuenta de este descubrimiento.

 

Banco Millennium en la Avenida Augusta.
Banco Millennium en la Avenida Augusta.

 

Ruinas romanas dentro del banco
Ruinas romanas dentro del banco.

 

Así que te invito a que vengas a Lisboa y descubras todos esos rincones donde los turistas habituales no suelen llegar. Te sorprenderás rodeado de preciosos paisajes, historia, arquitectura y lugares mágicos.

Aún quedan muchos más secretos de esta ciudad por revelar, si estás interesado o conoces algún otro que no haya mencionado, puedes dejarlo en los comentarios. Quizás en un futuro haya una segunda parte para que termines de conocer la ciudad como un nativo lisboeta (o incluso más 😉)

 

Comentarios

comments

4 Respuestas a “10 lugares secretos de Lisboa que no te puedes perder”

  1. Seguro que hay mu Hoz más lugares especiales, pero os sugiero otro: la casa del Alentejo, digna de ver, sus salones con azulejos de todo tipo, su cocina y biblioteca. Está muy céntrica pero no se exactamente la calle, pero se localiza enseguida en Google

    1. Sii! Es verdad, ese es otro sitio que pasa desapercibido fácilmente.. pero su interior es precioso. Está muy cerca de Rossio y la plaza de los restauradores (en la rua das Portas de Santo Antão) y también se puede ir a comer comida típica de Alentejo 🙂 Gracias por mencionarlo, Mida!!

Los comentarios están cerrados.

Arriba