Budapest fue la primera ciudad que visitamos en nuestro viaje de un mes por los Balcanes. La capital húngara se divide en dos partes gracias al río Danubio que cruza la ciudad. Un lado se llama Buda (la parte más alta) y el otro Pest (la parte llana).

Algo que tienes que saber antes de ir a Budapest, es que la historia del país se remonta desde tiempo muy antiguos cuando diferentes civilizaciones -tales como los celtas, mongoles, el imperio otomano y austro-húngaro-, fueron tomando cargo de la región y dejando un poco de su cultura, arquitectura, tradiciones y hasta gastronomía, con el paso de los años.

 

Budapest

 

Por lo que allá donde mires, verás un poco de todos ellos. Especialmente, de la época austro-húngara porque fue cuando más creció la ciudad. Además, los edificios de ese estilo son los más apreciados tanto por los locales, como por los turistas.

Si quieres conocer los lugares más importantes e imprescindibles de Budapest, te presento este itinerario de tres días para que puedas verlo todo con calma y disfrutar de cada punto turístico sin acabar exhaustos como nosotros por hacerlo todo en dos días.

 

Día 1

El primer día te recomiendo que hagas uno de los Free Walking Tours para que tengas una introducción a la ciudad de la mano de un local. Personalmente, pienso que esto es lo mejor porque podrás hacerte tus primeras impresiones de la ciudad, mientras te van narrando hechos reales de la historia, la cultura y costumbres.

 

Free Walking Tour Budapest

 

En el post anterior, te cuento sobre cada uno de los lugares turísticos a los que fuimos el primer día y que son 12 lugares que no te puedes perder de Budapest.

 

Día 2

Avenida Andrássy

El paseo por la Avenida Andrássy te llevará por casas y palacios neorrenacentistas eclécticos y muchas boutiques de moda, tales como Louis Vuitton y Gucci. En un extremo se encuentra la plaza Isabel y en el otro el Parque de la Ciudad. Otros edificios históricos son la Ópera y la Casa del Terror.

 

Avenida Andrassy Budapest

 

La casa del Terror, por más que me gusten los museos, no la recomiendo. Dentro encontrarás retratados los regímenes dictatoriales fascista y comunista de Hungría con una serie de fotografías y vídeos. Estas imágenes en su gran mayoría no tenían ninguna información debajo, por lo que difícilmente podías conocer todo el contexto.

Además, la mayoría de las leyendas están en húngaro y aunque en la entrada de cada sala hay una hoja en inglés llena de información, después de entrar a más de 10 salas y detenerte unos minutos en la puerta para leer, (por lo menos yo) te cansas y dejas de hacerlo. Así que, por el precio que tiene (6€), no creo que valga la pena a menos que en verdad te interese el tema.

 

Metro de Budapest

El segundo sistema de metro subterráneo más antiguo del mundo pasa por la avenida Andrássy.

 

Plaza de los Héroes

Al final de la Avenida Andrássy, te encontrarás con la Plaza de los Héroes. Está rodeada por el Museo de Bellas Artes de Budapest -del cual se dice que es uno de los mejores de la ciudad- y el Palacio de Arte. En el centro de la plaza se alzan las 7 estatuas que representan a las tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX, entre otros personajes húngaros.

 

Plaza de los Héroes en Budapest

 

Parque de la Ciudad

Anteriormente era un recinto de caza usado por la nobleza, hasta que en los siglos XVIII y XIX poco a poco se volvió en un parque, convirtiéndose en uno de los primeros parques públicos del mundo. Entre sus inmediaciones está el zoológico, un pequeño parque de atracciones, el castillo Vajdahunyad, un lago y el famoso balneario Széchenyi.

El castillo esconde en su interior un museo de agricultura y una iglesia. Mientras que en el lago podrás alquilar un bote o patinar sobre hielo, dependiendo de la época del año. Lo que lo convierte en una gran área de esparcimiento, tanto para niños, familias y personas de todas las edades.

 

Parque de la Ciudad, Budapest

 

Un dato curioso es que al noreste del parque se encuentra el Instituto para ciegos. Lo interesante de este lugar es su fachada de Art Nouveau, la cual resulta llamativa para los amantes de la arquitectura y el arte.

 

Instituto Art Nouveau

 

Balneario Széchenyi

En Budapest, así como en toda Hungría, encontrarás cientos de balnearios. Hay tanta cultura de aguas termales, que los doctores húngaros pueden recetarlo a sus pacientes y esto les permite entrar gratis gracias a sus efectos medicinales. Nosotros habíamos estimado que estaríamos allí una hora, pero nos encantó tanto que estuvimos casi cuatro horas y aún nos habríamos quedado más tiempo. Por lo que te recomiendo que te lo tomes con calma y no planees nada para después.

 

Balneario Budapest

 

El guía turístico del Walking Tour nos recomendó que siguiéramos los siguientes pasos: 1) Ducha 2) Piscina caliente 3) Piscina fría 4) Sauna 5) Ducha fría 6) Baño de vapor 7) Ducha fría otra vez 8) Piscinas de diferentes temperaturas 9) Ducha 10) Descansar y relajarse envuelto en una toalla.

 

Balneario de Budapest

 

Nosotros repetimos algunos de esos puntos y también pasamos un tiempo en la piscina exterior. ¡Totalmente recomendado! Después de esta experiencia, te diriges a el lugar donde te estés hospedando y terminas tu día completamente descansado y sin estrés.

 

Balneario de Budapest

 

Día 3

Parlamento de Budapest

En todas las postales y fotografías de Budapest verás el imponente edificio del Parlamento. Es el segundo mayor del mundo después del de Rumanía y donde tienen lugar las reuniones de la Asamblea Nacional de Hungría. Imre Steindl fue el arquitecto encargado de diseñarlo, pero lamentablemente se quedó ciego y murió poco antes de que se completara su construcción en 1902.

 

Parlamento de Budapest

El Parlamento de Budapest a orillas del Danubio.

 

Si la fachada te parece deslumbrante, el interior lo es aún más. El precio de la entrada varía si eres residente europeo (7€), estudiante europeo hasta 24 años (3,5€) o ciudadano no europeo (18€)

 

Monumento de los zapatos

Estos 60 pares de zapatos se colocaron en el 2005 en memoria de los judíos que asesinaron de manera cruel e injusta. La historia cuenta que los fascistas ataron a estos judíos en parejas, mataban a uno de ellos con un disparo y lanzaban a ambos al agua para que el otro se ahogara.

 

Colina Gellert

Es la parte más alta de Budapest con 235 metros de altura, por lo que puedes ver toda la ciudad desde allí. Puedes ir fácilmente en bus o a pie por unas empinadas escaleras. Nosotros escogimos la segunda opción y, aunque sí cuesta un poco llegar hasta arriba, se puede hacer en menos de 20 minutos y al final vale completamente la pena. Eso sí, lleva agua para hidratarte o también puedes comprarla una vez llegues a la cima.

 

Budapest al atardecer

Budapest al atardecer.

 

La Estatua de la Libertad que se erige en la cima de la colina simboliza la liberación de Hungría por parte de la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial. Debajo de la estatua de 14 metros que sostiene una hoja de palmera, hay una inscripción que dice: A la memoria de los héroes soviéticos liberadores [erigida por] el agradecido pueblo húngaro en 1945.

 

Estatua de la libertad

 

Muy cerca está la Ciudadela, localizada en un punto estratégico para controlar ambos lados de Budapest. Nunca se llegó a derribar a pesar de que los Hasburgo y los húngaros se habían reconciliado y ya no se usaba como amenaza.

 

Balneario Rudas

Si aún te has quedado con ganas de visitar otros balnearios, puedes considerar el Balneario Rudas. Lo que me llamó la atención fue el jacuzzi en el tejado, desde donde tienes una vista magnífica hacia Pest. Aunque nosotros decidimos no ir porque al parecer no es mixto, es decir, en algunas áreas las personas están separadas por género. Y, obviamente, nuestra idea era ir juntos.

Para finalizar, te recomiendo que vayas a comer un Langos en el mercado central o, mejor, en la zona de los bares ruina. Y con esto terminarás los tres días en Budapest habiendo conocido lo mejor de su historia, cultura y gastronomía.

 

Street food Budapest

Lo encontrarás en el barrio judío, muy cerca del bar Szimpla Kert

 

Street food Budapest

¡Delicioso!

 

 

Pinea esta foto para que guardes el itinerario.

 

Comentarios

comments