Qué ver en Budapest en 3 días

Andrea B.
19 min
Parlamento de Budapest

Todo aquel que visita Budapest coincide en que es una de las ciudades más bonitas que ha visto. Tanto es así, que al caminar por sus calles no es difícil imaginarse a uno mismo viviendo allí. Hasta la revista Forbes dice que está en el top 10 de las mejores ciudades para vivir de Europa.

Si a eso le sumas la maravillosa arquitectura, la gran vida nocturna y los famosos baños termales, no cabe duda que es la ciudad perfecta para relajarse, divertirse y aprender, todo en una misma ciudad.

Para empezar, te cuento que la capital húngara se divide en dos partes gracias al río Danubio que cruza la ciudad. Un lado se llama Buda (la parte más alta) y el otro Pest (la parte llana).

Algo que tienes que saber antes de ir a Budapest, es que la historia del país se remonta desde tiempos muy antiguos cuando diferentes civilizaciones -tales como los celtas, mongoles, el imperio otomano y austro-húngaro-, fueron tomando cargo de la región y dejando un poco de su cultura, arquitectura, tradiciones y hasta gastronomía, con el paso de los años.

 

Budapest

 

Por lo que allá donde mires, verás un poco de todos ellos. Especialmente, de la época austro-húngara porque fue cuando más creció la ciudad. Además, los edificios de ese estilo son los más apreciados tanto por los locales, como por los turistas.

Si quieres conocer los lugares más importantes e imprescindibles de Budapest, te presento este itinerario de tres días para que puedas verlo todo con calma y disfrutar de cada punto turístico sin acabar exhaustos como nosotros por hacerlo todo en dos días.

Eso sí, el primer día te recomiendo que hagas uno de los Free Walking Tours por Budapest para que tengas una introducción a la ciudad de la mano de un local. Personalmente, pienso que esto es lo mejor porque podrás hacerte tus primeras impresiones de la ciudad, mientras te van narrando hechos reales de la historia, la cultura y costumbres.

Free Walking Tour Budapest

 

Día 1

Plaza Vörösmarty

Esta plaza lleva su nombre en honor al poeta y dramaturgo Mihály Vörösmarty, quién es el máximo representante del Romanticismo húngaro. En el monumento en el centro de la plaza podrás verlo a él rodeado de los personajes de sus obras.

 

Plaza Vorosmarty

 

Desde aquí tienes a pocos pasos otros puntos turísticos como, por ejemplo, el Café Gerbeaud, el cual es famoso por su elegancia y exquisitos postres tradicionales. También está la parada del metro de la línea amarilla, el segundo sistema de metro más antiguo del mundo. Por lo que te recomiendo que al menos hagas un viaje en él.

 

Calle Váci Budapest

 

Dicha plaza está también conectada a la calle Váci, donde están todas las tiendas de ropa importantes y una que otra tienda de souvenirs también. Al final de la misma se encuentra el mercado central y que visitaremos más adelante.

Hacia el otro lado de la plaza, si te diriges al río Danubio, encontrarás la Sala de Conciertos Vigadó. Se construyó para reemplazar uno similar que se había quemado en la Guerra de Independencia en 1848 y es el segundo más grande de la ciudad. Aún se realizan conciertos y exhibiciones dignas de ver. Si te interesa conocer la escalera ornamental, la sala de ceremonias, la terraza panorámica y sus exhibiciones, la entrada cuesta 2,500 HUF (7,74€) con un descuento del 50% para estudiantes y jubilados.

 

Sala de conciertos Budapest

 

Budapest Eye

A pocos pasos se encuentra la plaza Erzsébet, donde los locales van a pasar el rato cuando hace buen tiempo. Al llegar, lo primero que resalta es el Budapest Eye. Este se construyó hace unos pocos años con el objetivo de atraer más turistas a la ciudad. Cabe destacar que, con sus 65 metros de altura, es la más alta de toda Europa, lo que te permite tener una vista magnífica de la ciudad y la Basílica de San Esteban a pocos metros de distancia.

 

Budapest eye

 

El precio es de 9€ por unos 8-10 minutos las 3 vueltas y abren de 10h a 23h, excepto los fines de semana que cierran más tarde aún. Por lo que te puedes imaginar que el ambiente en esa plaza por la noche es genial.

 

Basílica de San Esteban

La Basílica, junto con el Parlamento, son los edificios más altos de la ciudad, con sus 96 metros de alto. Es de estilo Neoclásico y en su interior guarda una inmensa cantidad de obras de arte. Desde pinturas y esculturas, hasta relieves y placados de mármoles.

 

Basílica San Esteban

 

También se celebran conciertos de órgano debido a que la acústica es muy buena y puedes subir a la cúpula en ascensor o escaleras para ver las vistas de la ciudad. Pero lo más importante que se conserva en el interior es la Santa Diestra, es decir, la mano del rey Esteban I.

Si te hace ilusión además de laentrada a la basílica de San Esteban asistas a un concierto de órgano para completar la experiencia.

Otro dato curioso es que cuando la ves de frente, al lado izquierdo ves los típicos edificios de la época comunista y al lado derecho los austro-húngaros. No solo hace un contraste enorme, sino que puedes ver diferentes momentos de la historia de Hungría.

 

Cúpula de la Basílica de San Esteban

 

Palacio Gresham – Four Season Hotel

En sus inicios se construyó como palacio neoclásico y a lo largo de los años cumplió diferentes funciones. Desde oficinias, cuartel en la Segunda Guerra Mundial, apartamentos y luego, tras ser abandonado, el gobierno lo adquirió y hoy en día es un hotel de lujo que conserva su arquitectura Art Nouveau original.

 

Puente de las cadenas

Es el puente más antiguo de la ciudad y de los más conocidos del río Danubio (este pasa por 10 capitales Europeas). Lo que lo convierte es el símbolo de Budapest. Por allá en el año 1700 pensaron en construir el puente similar al Puente de Carlos de Praga. Pero cambiaron de idea y tomaron como referencia el Puente Hammersmith de Londres.

 

Puente de las Cadenas Budapest

 

Funicular

Nada más llegar al otro lado del puente te encuentras con el funicular que te lleva a la parte alta de Buda. Puedes subir por 1200 HUF (3,71€) o subir gratis por unas escaleras que están medio escondidas a 120 metros a la izquierda.

 

Funicular Budapest

No se puede ocultar que la cola al funicular sea así de larga.

 

Otro dato curioso es que en la misma plaza se encuentra una escultura señalizando el kilómetro 0 de Hungría. Como también se encuentra el Túnel del Castillo de Buda, el único túnel de la ciudad.

 

Kilómetro 0

 

Castillo de Buda

Antiguamente era donde habitaban los reyes húngaros, siendo una de las residencias reales más extensas y monumentales de Europa. En sus principios se construyó con un estilo tardogótico, siendo reconstruido más tarde al estilo tardobarroco durante la dominación de los Habsburgo. Sin embargo, después de que se destruyera en la II Guerra Mundial, aprovecharon para reconstruirla con un estilo neoclásico y borrar todo rastro de la monarquía habsbúrgica.

Ahora no solo puedes visitar las salas de exhibiciones de los antiguos aposentos, sino que tienes la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest dentro del viejo castillo.

 

Castillo Buda

 

Iglesia de Matías

Es uno de los edificios más bonitos de Hungría y lo más curioso es que ni siquiera lleva el nombre de un santo. Matías fue el rey húngaro Matías Corvino, quien restauró la iglesia en 1470. Casi un siglo después la iglesia fue convertida en mezquita tras la invasión turca, pero 150 años después el ejército alemán ocupó el país y al sacar a los turcos otomanos la iglesia fue recuperada por los cristianos.

 

Iglesia de Matías

 

Un detalle que me encanta de esta iglesia son los azulejos en el techo, los cuales siguen un patrón de coloridos diamantes. Estos junto con las gárgolas y las delicadas torretas hacen parte del estilo gótico de la iglesia.

 

Bastión de los pescadores

A un lado de la Iglesia de Matías se encuentra esta terraza de estilo neogótico y neorrománico. En la Edad Media los pescadores defendían este enclave de las murallas, hoy en día su función es meramente decorativa con un mirador hacia Pest que te dejará soñando.

Podrás ver también siete torres, las cuales representan las siete tribus magiares que se asentaron aquí hace un par de miles de años. Puedes subir por sus escaleras pagando 600 HUF (1,68€) o simplemente entrar por la parte de abajo gratis. Al final la vista será la misma, maravillosa.

 

Bastión de los pescadores

 

Bastión de los pescadores

 

Muy cerca de aquí está también el Laberinto que se extiende por más de 1200 metros donde podrás ver pinturas rupestres, fuentes, estatuas y mucho más. Dicen que es más emocionante a partir de las 18h porque es cuando apagan las luces y quedan solo las lámparas de aceite.

También encontrarás muy cerca el Museo Hospital de la Roca. Este hospital-búnker fue utilizado en tiempos de guerra y se mantuvo en secreto hasta el 2008, que se abrió públicamente. En la visita guiada podrás conocer la historia de este hospital y el desarrollo de la medicina militar.

 

Mercado central

Después de este recorrido por algunos de los lugares de interés más importantes de la ciudad, es de agradecer una buena comida húngara para recuperar fuerzas. El mejor lugar para ello es el Mercado Central, el más grande de Budapest.

 

Mercado central

 

En la planta baja encontrarás productos de los agricultores locales a buen precio. En la planta superior, están los locales de comida húngara a un lado y al otro souvenirs. Te recomiendo que pruebes los Langos y el Goulash. El precio es bastante razonable a pesar de ser tan visitado por los turistas.

 

Goulash en el Mercado central

En Hungría el Goulash es una sopa, en lugar de un guiso.

 

Gran Sinagoga de Budapest

Es la sinagoga más grande de Europa y su belleza te dejará boquiabierto, tanto por fuera como por dentro. Además, podrás visitar el Monumento Conmemorativo del Holocausto y el cementerio y el museo judío.

 

Gran Sinagoga de Budapest

Detalles arquitectónicos.

 

El precio de todo el conjunto son unos 3000 HUF (10€) y la visita guiada -que puede ser en español- te lleva por cada uno de sus rincones a medida que te cuenta la impresionante historia. Y es que fue aquí donde los nazis formaron un guetto judío, que luego se convirtió en campo de concentración. De hecho, el Monumento Conmemorativo del Holocausto o Árbol de la vida tiene en la punta de sus hojas el apellido de los judíos asesinados en el Holocausto.

Si te interesa hacer una visita guiada en la Gran Sinagoga, puedes comprar la entrada online para saltarte la cola y así aprender sobre la vida cotidiana del pueblo judío antes de la II Guerra Mundial.

 

Árbol de la vida

 

Bares Ruinas

Los edificios centenarios que se encontraban abandonados en el barrio judío acogieron los que son hoy en día los Bares Ruinas. Decorados con graffitis, objetos curiosos y muy variados puestos sin ningún tipo de orden, actualmente llaman la atención tanto de locales como de turistas por su ambiente cool y bohemio. Esto ha llevado a la rehabilitación de la zona a la que anteriormente nadie quería acercarse.

Si hay que destacar un bar, ese sería el Szimpla Kert (Jardín Simple). Es tan famoso que está entre los 25 bares más increíbles del mundo de Lonely Planet. Por lo que no puedes dejar de ir. Si no eres de fiestas nocturnas, también es posible ir al mercado que hacen durante el día. ¡Hay opciones para todos los gustos!

 

Szimpla Kert

 

Día 2

Avenida Andrássy

El paseo por la Avenida Andrássy te llevará por casas y palacios neorrenacentistas eclécticos y muchas boutiques de moda, tales como Louis Vuitton y Gucci. En un extremo se encuentra la plaza Isabel y en el otro el Parque de la Ciudad. Otros edificios históricos son la Ópera y la Casa del Terror.

 

Avenida Andrassy Budapest

 

La casa del Terror, por más que me gusten los museos, no la recomiendo. Dentro encontrarás retratados los regímenes dictatoriales fascista y comunista de Hungría con una serie de fotografías y vídeos. Estas imágenes en su gran mayoría no tenían ninguna información debajo, por lo que difícilmente podías conocer todo el contexto.

Además, la mayoría de las leyendas están en húngaro y aunque en la entrada de cada sala hay una hoja en inglés llena de información, después de entrar a más de 10 salas y detenerte unos minutos en la puerta para leer, (por lo menos yo) te cansas y dejas de hacerlo. Así que, por el precio que tiene (6€), no creo que valga la pena a menos que en verdad te interese el tema.

 

Metro de Budapest

El segundo sistema de metro subterráneo más antiguo del mundo pasa por la avenida Andrássy.

 

Plaza de los Héroes

Al final de la Avenida Andrássy, te encontrarás con la Plaza de los Héroes. Está rodeada por el Museo de Bellas Artes de Budapest -del cual se dice que es uno de los mejores de la ciudad- y el Palacio de Arte. En el centro de la plaza se alzan las 7 estatuas que representan a las tribus magiares que fundaron Hungría en el siglo IX, entre otros personajes húngaros.

 

Plaza de los Héroes en Budapest

 

Parque de la Ciudad

Anteriormente era un recinto de caza usado por la nobleza, hasta que en los siglos XVIII y XIX poco a poco se volvió en un parque, convirtiéndose en uno de los primeros parques públicos del mundo. Entre sus inmediaciones está el zoológico, un pequeño parque de atracciones, el castillo Vajdahunyad, un lago y el famoso balneario Széchenyi.

El castillo esconde en su interior un museo de agricultura y una iglesia. Mientras que en el lago podrás alquilar un bote o patinar sobre hielo, dependiendo de la época del año. Lo que lo convierte en una gran área de esparcimiento, tanto para niños, familias y personas de todas las edades.

 

Parque de la Ciudad, Budapest

 

Un dato curioso es que al noreste del parque se encuentra el Instituto para ciegos. Lo interesante de este lugar es su fachada de Art Nouveau, la cual resulta llamativa para los amantes de la arquitectura y el arte.

 

Instituto Art Nouveau

 

Balneario Széchenyi

En Budapest, así como en toda Hungría, encontrarás cientos de balnearios. Hay tanta cultura de aguas termales, que los doctores húngaros pueden recetarlo a sus pacientes y esto les permite entrar gratis gracias a sus efectos medicinales. Nosotros habíamos estimado que estaríamos allí una hora, pero nos encantó tanto que estuvimos casi cuatro horas y aún nos habríamos quedado más tiempo. Por lo que te recomiendo que te lo tomes con calma y no planees nada para después.

Puedes comprar la entrada online de 1 día en los Baños Széchenyi y Pálika opcional para tenerlo ya reservado cuando vayas, recuerda que es el más popular.

 

Balneario Budapest

 

El guía turístico del Walking Tour nos recomendó que siguiéramos los siguientes pasos: 1) Ducha 2) Piscina caliente 3) Piscina fría 4) Sauna 5) Ducha fría 6) Baño de vapor 7) Ducha fría otra vez 8) Piscinas de diferentes temperaturas 9) Ducha 10) Descansar y relajarse envuelto en una toalla.

 

Balneario de Budapest

 

Nosotros repetimos algunos de esos puntos y también pasamos un tiempo en la piscina exterior. ¡Totalmente recomendado! Después de esta experiencia, te diriges a el lugar donde te estés hospedando y terminas tu día completamente descansado y sin estrés.

 

Balneario de Budapest

 

Día 3

Parlamento de Budapest

En todas las postales y fotografías de Budapest verás el imponente edificio del Parlamento. Es el segundo mayor del mundo después del de Rumanía y donde tienen lugar las reuniones de la Asamblea Nacional de Hungría. Imre Steindl fue el arquitecto encargado de diseñarlo, pero lamentablemente se quedó ciego y murió poco antes de que se completara su construcción en 1902.

 

Parlamento de Budapest

El Parlamento de Budapest a orillas del Danubio.

 

Si la fachada te parece deslumbrante, el interior lo es aún más. El precio de la entrada varía si eres residente europeo (7€), estudiante europeo hasta 24 años (3,5€) o ciudadano no europeo (18€)

 

Monumento de los zapatos

Estos 60 pares de zapatos se colocaron en el 2005 en memoria de los judíos que asesinaron de manera cruel e injusta. La historia cuenta que los fascistas ataron a estos judíos en parejas, mataban a uno de ellos con un disparo y lanzaban a ambos al agua para que el otro se ahogara.

 

Colina Gellert

Es la parte más alta de Budapest con 235 metros de altura, por lo que puedes ver toda la ciudad desde allí. Puedes ir fácilmente en bus o a pie por unas empinadas escaleras. Nosotros escogimos la segunda opción y, aunque sí cuesta un poco llegar hasta arriba, se puede hacer en menos de 20 minutos y al final vale completamente la pena. Eso sí, lleva agua para hidratarte o también puedes comprarla una vez llegues a la cima.

 

Budapest al atardecer

Budapest al atardecer.

 

La Estatua de la Libertad que se erige en la cima de la colina simboliza la liberación de Hungría por parte de la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial. Debajo de la estatua de 14 metros que sostiene una hoja de palmera, hay una inscripción que dice: A la memoria de los héroes soviéticos liberadores [erigida por] el agradecido pueblo húngaro en 1945.

 

Estatua de la libertad

 

Muy cerca está la Ciudadela, localizada en un punto estratégico para controlar ambos lados de Budapest. Nunca se llegó a derribar a pesar de que los Hasburgo y los húngaros se habían reconciliado y ya no se usaba como amenaza.

 

Balneario Rudas

Si aún te has quedado con ganas de visitar otros balnearios, puedes considerar el Balneario Rudas. Lo que me llamó la atención fue el jacuzzi en el tejado, desde donde tienes una vista magnífica hacia Pest. Aunque nosotros decidimos no ir porque al parecer no es mixto, es decir, en algunas áreas las personas están separadas por género. Y, obviamente, nuestra idea era ir juntos.

Aunque si aun así te animas, puedes acompañar el balneario en Rudas con una experiencia gastronómica. Será una excelente forma de relajarse después de un largo recorrido por la ciudad.

 

Dónde comer en Budapest

Además del ya mencionado Mercado Central de Budapest, donde encontrarás todo tipo de comida típica de Hungría, te recomiendo que vayas a comer un Langos en la zona de los bares ruina en el Karaván. Aquí encontrarás un ambiente más desenfadado y juvenil.

Si eres amante del vino te interesará esta experiencia húngara de cata de vinos o tal vez una degustación de queso, embutidos y vino húngaro.

 

Street food Budapest

 

Street food Budapest

 

Actividades que hacer en Budapest

Una de las cosas que hacer en Budapest es dar un paseo en barco por el río Danubio. Lo puedes hacer con este tour de una hora con bebida o este otro que además, es nocturno. ¡Tú decides!

Si tienes más tiempo, puedes hacer una visita a la antigua residencia de verano de la reina Isabel en con este tour guiado al palacio Gödölló de Sisi.

Para los amantes de los misterios el tour nocturno de historia y mitos por el castillo de Buda será ideal para una noche interesante llena de historias de vampiros, leyendas húngaras y batallas medievales.

 

Dónde dormir en Budapest

Si quieres ahorrar dinero y quedarte en casa de locales, tienes la opción de utilizar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratis.

Por el contrario, puedes buscar hospedaje en Booking o Aibnb. En ambos podrás comparar los diferentes precios, junto con las reseñas de los anteriores huéspedes y escoger el que mejor te convenga según la distancia y el precio.

 

Budapest

 

Viaja seguro en todo momento

Todo viajero sabe que los viajes están llenos de imprevistos y cualquier cosa puede pasar. Por eso, te recomiendo que cuando viajes contrates un seguro de viaje en el que confíes y sepas que te cubrirá cualquier eventualidad a ti o a tus acompañantes.

Si no sabes cuál escoger y me preguntas a mi, te diría que utilices el seguro de Intermundial. Estos seguros son hechos desde cero por Intermundial para que estén personalizados para los viajeros y mochileros que viajan por el mundo.

Échale un vistazo a las tres modalidades básicas para viajeros y aprovecha el 20% de descuento por entrar desde mi enlace. Así no solo ahorrarás dinero, sino que también me estarás ayudando en el proceso.

 

Budapest tranvia

 

Y con esto terminarás los tres días en Budapest habiendo conocido lo mejor de su historia, cultura y gastronomía.

 

Comentarios

comments

Guía GRATUITA

Si te ha gustado puedes apoyarme:

Otros artículos:

Otros artículos:

Anterior:

Siguiente:

Artículos relacionados

Viaja donde quieras con artículos escritos por mi.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Únete a la comunidad de
La Mochila al Hombro

Nos vemos en Instagram