República Checa
Qué ver en Praga

35 Lugares que ver en Praga

Praga tiene un casco histórico tan precioso y bien preservado, que es Patrimonio de la Humanidad. Esto la ha hecho una de las veinte ciudades más visitadas del mundo. A su vez, Praga es reconocida como una ciudad global, al igual que Atenas, Berlín o Roma.

Como parte de la historia de República Checa, el país sufrió tanto la primera como la segunda Guerra Mundial. Tras esta última, República Checa quedó influenciada por la Unión Soviética. Por suerte, con la Revolución de terciopelo y la caída del Muro de Berlín, el país pudo continuar desarrollándose y adaptándose a la economía de mercado.

 

Qué ver en Praga

 

Además de eso, la cultura de Praga floreció después de la caída del comunismo y desde entonces se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes de Europa. Comenzando por organizar festivales de música, cine y literatura.

Por eso, no te pierdas los museos de Praga. En ellos podrás descubrir el arte checo, la historia judía, conocer más del famoso escritor checo Franz Kafka o sobre la época comunista que se vivió en este país.

 

Qué ver en Praga

 

Debo insistir que el casco antiguo de Praga es tan bonito, que inspira y enamora. Sino, que se lo digan al cantante Joaquín Sabina, quién escribió la canción Cristales de bohemia, después de visitar esta ciudad.

Por otro lado, República Checa resulta muy económica para viajar. Aunque cualquiera pueda pensar que Praga es caro por ser una capital tan turística, lo cierto es que encuentras muchos restaurantes baratos en Praga. Además de que el transporte público resulta muy asequible. Por lo que no puedes dejar de subirte a uno de sus bonitos tranvías.

 

Qué ver en Praga

 

Lo esencial del centro de Praga lo puedes visitar en uno o dos días. Si cuentas con poco tiempo, te recomiendo que hagas uno de los free tours de Praga para sacarle el máximo de provecho. En mi caso, hice un par de Free Walking Tours el mismo día y pude verlo prácticamente todo. Eso sí, lo más probable es que te sepa a poco y quieras quedarte más tiempo.

Así que, aunque se pueda ver casi todo en un día, lo más recomendable es dedicarle por lo menos dos o hasta tres días para que te lo tomes con calma y disfrutes de Praga.

 

Qué ver en Praga

 

35 Lugares que ver en Praga

 

 

Para empezar el recorrido en Praga, recorreremos el Staré Město (Ciudad Vieja). Este es uno de los barrios de la ciudad y fue aquí donde ocurrieron los primeros asentamientos en el siglo IX.

 

1. Plaza de la Ciudad Vieja

La plaza la Ciudad Vieja es el eje principal del Staré Město. Está rodeada por algunos de los edificios más emblemáticos de Praga. Comenzando por el Reloj Astronómico y la iglesia de Nuestra Señora ante Týn.

En el centro de la plaza se encuentra una estatua en honor a Jan Hus, quien fue un teólogo y filósofo checo. Jan Hus sentó las bases de la Reforma Protestante, que más adelante serían aplicadas por Martín Lutero. Al finalizar sus estudios, no solo fue rector en la Universidad de Praga, sino que fue ordenado sacerdote.

Una vez hecho sacerdote, empezó a discrepar con la iglesia y quería cambiar algunas cosas. Por ejemplo, él opinaba la personas ya eran una iglesia, no hacía falta ir a misa y que hubiese un intermediario corrupto. Por este motivo, lo excomulgaron y le prohibieron que siguiera predicando. Cosa que él no dejó de hacer y fue sentenciado a la hoguera. Esto fue tomado como una ofensa nacional y los husitas iniciaron una revuelta.

La plaza de la Ciudad Vieja es de las más concurridas por los locales y turistas. Incluso, acoge eventos como el Año Nuevo, los mercados de Navidad y de Pascua, hasta proyecciones de partidos de hockey y fútbol.

 

2. Reloj Astronómico de Praga

El reloj astronómico de Praga es de la época medieval y forma parte del antiguo ayuntamiento de la ciudad. En aquel entonces, resultaba muy útil debido a que no solo cumplía la función de reloj, sino de calendario con los 12 meses del año. Incluso muestra la posición del sol y la luna en el cielo.

 

Qué ver en Praga

 

El reloj tiene varias capas, diferentes colores y además de números también tiene los símbolos del zodiaco. Es realmente complejo. Lo acompañan a cada lado dos figuras. Un hombre que sostiene un espejo (la vanidad), un comerciante judío con su bolsa (la avaricia), un esqueleto con un reloj de arena (la muerte) y un príncipe turco con su mandolina (la lujuria).

 

Qué ver en Praga

 

Qué ver en Praga

 

Cada hora, entre las 9h y las 21h, las figuras se mueven. Al mismo tiempo, se abren dos ventanas y los doce apóstoles se van asomando durante las campanadas.

Por 250 CZK (9,67 €) es posible subir a la torre para tener una estupenda vista de Praga.

 

Qué ver en Praga

 

3. Iglesia de Týn

Esta iglesia gótica se construyó entre el siglo XIV y el XVI con dos torres gemelas de 80 metros de altura. En su interior tiene una decoración gótica muy rica en detalles.

Así mismo, se guardan tesoros antiguos como una pila bautismal de peltre de 1414, un altar barroco de 1649,  el órgano más antiguo de la ciudad, entre otros.

 

Qué ver en Praga

 

4. Torre de la Pólvora

La torre de la Pólvora era una de las 13 puertas por las que se entraba a Praga en el siglo XV y la única que aún sigue en pie. Lleva su nombre porque en el siglo XVII se utilizaba para almacenar la pólvora.

 

Qué ver en Praga

 

5. Museo de la época comunista

Este museo cuenta cómo fue la época comunista tras la II Guerra Mundial y lo hace a través de objetos, entrevistas, fotografías y documentos históricos. La entrada cuesta 290 CZK (11,22 €).

 

6. Barrio judío

También conocido como Josefov, fue un gueto judío dentro del Stare Město. Se cree que los judíos empezaron a llegar a Praga en el siglo X. Luego, en 1096, se les obligó a concentrarse en un barrio amurallado.

Desgraciadamente, la cosa se pone peor cuando en la Semana Santa de 1389 asesinaron a más de 3000 judíos en el Domingo de Pascua.

 

Qué ver en Praga

 

En el siglo XVI, Josefov fue creciendo gracias al aumento del poder económico de los judíos. Ya tenían la sinagoga Vieja-Nueva de 1270 y levantaron la sinagoga Maisel también. Posteriormente, les permitieron salir del gueto y destruyeron gran parte de las edificaciones para transformar la ciudad.

Solo quedaron las seis sinagogas, el cementerio y el antiguo ayuntamiento. Este último se convirtió en el museo judío de Praga. El resto hoy en día son edificios modernos con una planificación diferente.

 

Qué ver en Praga

 

7. Sinagoga Vieja-Nueva

Todas las sinagogas son visitables y la Sinagoga Vieja-Nueva, en concreto, es una de las más antiguas de Europa. Como decía antes, se construyó en 1270 y es uno de los primeros edificios góticos de Praga.

Cuenta la leyenda que en el ático está escondido el Gólem. Supuestamente fue el rabino Rabbi Judah Loew quien lo creó en el siglo XVI. El Gólem se encargaba de proteger el gueto judío contra los ataques antisemitas.

 

Qué ver en Praga
Sinagoga española.

 

8. Antiguo Cementerio Judío

Debido a que los judíos estaban confinados dentro del gueto, no era posible expandir el cementerio. Así que era necesario crear capas y capas de tierra para enterrar a los fallecidos entre el siglo XV y 1787. En total, hay aproximadamente 100.000 judíos enterrados en el antiguo cementerio.

Cabe destacar, que Umberto Eco escribió sobre este lugar en su novela El cementerio de Praga  (2010). El libro habla sobre la conspiración judeomasónica en el siglo XIX. Con personajes como Sigmund Freud y Alejandro Dumas. Este libro presenta polémica, ya que tiene algunos paralelismos con WikiLeaks.

Puedes hacer un tour guiado por el barrio judío, incluye entrada a las sinagogas y al cementerio judío por 39€.

 

9. Clementinum

El Clementinum es ahora la Biblioteca Nacional de la República Checa. Aunque no siempre fue así. Desde la Edad Media hasta el día de hoy ha sido monasterio dominicano y colegio jesuita. Luego, se fusionó con la universidad y estuvieron los dos juntos durante un tiempo, hasta que un observatorio desplazó a los jesuitas. Después albergó no solo la Biblioteca Nacional, sino la Universitaria y Técnica también. Finalmente, estas dos últimas se trasladaron a otros edificios y ya solo queda la Biblioteca Nacional.

El Clementinum es el segundo edificio más grande de Praga, siendo el castillo el primero. Además, su interior es un ejemplo de arquitectura barroca y su biblioteca es preciosa. Si quieres verla, el precio de la entrada es de 220 CZK (8,50 €)

 

10. Calle Havelská

En la calle Havelská se encuentra un mercado que está en funcionamiento desde 1232. En la actualidad, el mercado solo abarca una calle, menos de lo que abarcaba antes.

 

 

Si estás en búsqueda de souvenirs originales de República Checa, este es el lugar indicado. Del mismo modo, encontrarás frutas y verduras.

 

 

11. Plaza de Wenceslao

La plaza de Wenceslao es una de las más importantes de la ciudad. Aunque, más que una plaza, parece una avenida por la larga extensión que tiene. Lleva el nombre del patrón de Bohemia, una de las tres regiones de República Checa, cuya capital es Praga.

 

Qué ver en Praga

 

Esta plaza ha visto un gran número de sucesos en la historia de Praga. En un principio, durante la Edad Media fue un mercado de caballos. El 28 de octubre de 1918, se leyó la declaración de independencia de Checoslovaquia en esta plaza.

Posteriormente, los nazis usaron la plaza para grandes manifestaciones y destruyeron algunos de los edificios de los alrededores. En 1969, un estudiante se suicidó prendiéndose fuego en esta plaza, en forma de protesta contra la invasión soviética. Finalmente, en 1989, muchos protestantes vinieron a la plaza de Wenceslao durante la Revolución de Terciopelo.

 

Qué ver en Praga

 

12. Museo Nacional de Praga

El edificio que preside la plaza de Wenceslao tiene un estilo neorrenacentista y acoge el Museo Nacional de Praga. Está dividido en tres secciones, el museo natural, el museo histórico y la biblioteca.

En la parte del museo natural tienen departamentos de minerales, paleontología, botánica, zoología, antropología, etc. En el museo histórico guardan varias colecciones como, por ejemplo, colecciones medievales. Por último, en la biblioteca tienen archivado manuscritos de la historia de República Checa.

El precio de la entrada es de 260 CZK (10 €). Lo bueno es que el primer lunes de cada mes la entrada es gratuita.

 

Qué ver en Praga

 

13. Casa Danzante

La Casa Danzante es una pareja de edificios, los cuales parecen estar bailando. Destaca por su diseño poco tradicional, entre los edificios de estilo barroco y góticos de Praga. Es por eso que en el momento de su construcción (1992-1996) no fue muy bien aceptado y causó mucha polémica.

 

14. Monumento Nacional Vítkov

En la colina de Vítkov, se encuentra uno de los monumentos más importantes en el desarrollo checo, el Monumento Nacional Vítkov. Se erigió como conmemoración a Jan Žižka un general que derrotó a las fuerzas católicas en 1420 en la Batalla de la Colina de Vítkov.

 

Qué ver en Praga

 

El monumento consiste en una estatua ecuestre de bronce (la tercera más grande del mundo), el salón ceremonial, la tumba del soldado desconocido y otras exposiciones.

Así como la Batalla de la Colina de Vítkov, en esta colina han ocurrido varios hechos importantes en la historia checa. Pero lo mejor es la vista que tienes de la ciudad, desde esta colina y que puedes pasear por el parque que está detrás del monumento.

 

Qué ver en Praga

 

15. Puente Carlos

El puente Carlos es el primero que se construyó en Praga y lleva el nombre del rey Carlos IV, quien gobernaba en aquel momento.

Su construcción terminó en 1402, permitiendo unir ambas partes de la ciudad. Esto propició el comercio entre el oriente y occidente de Europa.

Está protegido por tres torres, dos de ellas en un extremo y otra en el extremo opuesto. Esta última es considerada una de las construcciones góticas más importantes del mundo.

 

Qué ver en Praga

 

Qué ver en Praga

 

16. Barrio Malá Strana

Nada más salir del puente Carlos está el barrio Malá Strana, que significa Pueblo Pequeño. Se le puso ese nombre por el contraste del tamaño de sus edificaciones, con el castillo de Praga que está muy cerca.

Una de las figuras importantes que vivió aquí, fue el novelista checo Jan Neruda (Si, el apellido es el mismo de Pablo Neruda, porque el poeta chileno lo utilizó como seudónimo). Incluso retrató Malá Strana en varios de sus escritos.

Las casas, palacios y calles del barrio Malá Strana son conocidos por su estilo barroco. Es por ello que se le conoce como la perla del barroco. Al mismo tiempo, tiene una influencia italiana, lo que dio lugar a un barrio italiano en Praga, ahora desaparecido.

En Malá Strana, la mayoría de los palacios son ahora embajadas. Como el Palacio Kounic, embajada de Serbia. El palacio Turba, embajada de Japón. El palacio Buquoy, embajada de Francia. Lo mismo pasa con otros palacios de la zona.

 

17. Muro de John Lennon

El muro de John Lennon era una pared cualquiera del barrio Malá Strana. No obstante, durante la época comunista los pacifistas de centro y este de Europa tenían por héroe a John Lennon por lo que transmitía en sus canciones. Consideradas por el gobierno como subversivas.

Después de que John Lennon fuera asesinado en 1980, los artistas checos pintaron su cara en este muro y la acompañaron de frases desafiantes hacia las autoridades. En vista de que tenían prohibida sus canciones en República Checa, la policía comunista pintó de blanco el muro nuevamente.

 

Qué ver en Praga

 

A pesar de haber instalado cámaras de seguridad y sin importar que la policía «limpiara» los muros, noche tras noche se repetían estos graffitis con mensajes pacifistas, canciones de los Beatles y flores.

Actualmente, el muro ha quedado no solo como una memoria a John Lennon, sino como símbolo de la libertad de expresión no violenta checa.

 

Qué ver en Praga
Láska = Amor.

 

18. Isla Kampa

La isla Kampa está en el río Moldava que atraviesa Praga y la separa del barrio Malá Strana un canal artificial. En dicho canal estaban unos molinos de agua antiguamente. Su nombre viene de «campo», ya que fue aquí donde los soldados españoles acamparon durante la Batalla de la Montaña Blanca.

 

19. Niño Jesús de Praga

El Niño Jesús es una figura muy importante en Praga y especial para las mujeres embarazadas. Está ubicado en la Iglesia de Santa María de la Victoria y San Antonio de Padua.

En la iglesia también encontrarás un museo con las alhajas y mantos con trajes del Niño Jesús de Praga. De vez en cuando le van cambiando la vestimenta. Es especialmente venerado en la Fiesta del Niño Jesús de Praga, la cual se celebra cada primer domingo de junio.

 

Qué ver en Praga

 

20. Jardín Vrtba

Es un jardín de estilo barroco que se conserva tal cual fue diseñado en las décadas de 1710 y 1720. Por su significado cultural e histórico, forma parte de la UNESCO.

Pertenece al palacio Vrtba, el cual sí ha sido reconstruido. El jardín está decorado con estatuas barrocas aquí y allá. Mientras que los setos tienen un diseño de estilo francés llamado broderie, con formas ornamentales y el suelo relleno de grava.

Está dividido en tres niveles, lo cual es más representativo de los jardines italianos. En el centro del nivel superior vemos una fuente, enfrente de un aviario. Desde aquí tienes una vista estupenda hacia la ciudad, para entrar solo pagas 40 CZK para la entrada de adulto o 25 CZK si eres estudiante (1,55 € y 0,97€ respectivamente). Eso sí, solo abre de abril a octubre.

 

21. Iglesia de San Nicolás

La iglesia de San Nicolás es considerada uno de los mejores ejemplos barrocos de Praga. Fue construida entre 1704 y 1755, como sustitución de una iglesia gótica del siglo XIII.

Su interior está hermosamente decorado con frescos y estatuas de artistas checos. Además de un órgano con más de 4000 tubos y hasta 6 metros de altura. De hecho, Mozart tocó por primera vez su obra maestra Misa en C, en este órgano en 1787

 

Qué ver en Praga

 

22. Plaza Hradcany

La plaza Hradcany está en el barrio del mismo nombre. Situada justo enfrente de la entrada occidental del castillo de Praga. La plaza conecta a varios lugares turísticos importantes. Así como a unas escaleras en el lado sur, que bajan hacia Malá Strana. Desde ellas tendrás una bonita vista de Praga.

 

Qué ver en Praga

 

Qué ver en Praga

 

23. Castillo de Praga

El castillo de Praga es un conjunto arquitectónico que reúne el castillo, la catedral de Praga, la basílica de San Jorge y otros edificios.

Ha sobrevivido varios incendios e invasiones desde que se construyó en el siglo IX. Fue residencia de los reyes de Bohemia, emperadores y presidentes. También se guardan las joyas de la corona de Bohemia. Sin olvidar que es el castillo antiguo más grande del mundo, gracias a sus 570 metros de largo y 130 de ancho.

 

Qué ver en Praga

 

Algunas áreas del castillo y alrededores son gratuitas, como los jardines y patios públicos. Si quieres entrar a cada recinto hay varias opciones.

  • Circuito A por 350 CZK (13,5 €): catedral, exhibición del antiguo palacio real, basílica San Jorge, callejón de oro, torre Daliborka y palacio Rosenburg.
  • Circuito B por 250 CZK (9,66 €): catedral, antiguo palacio real, basílica San Jorge, callejón de oro y torre Daliborka.
  • Circuito C por 350 CZK (13,5 €): exhibición a los tesoros de la catedral San Vito.

Hay descuentos para estudiantes universitarios hasta 26 años, jóvenes hasta los 16 años y mayores de 65 años. El precio queda en 175 CZK el circuito A y C y 125 CZH el circuito B.

 

Qué ver en Praga

 

24. Catedral de Praga

La catedral de Praga es otro de los mayores ejemplos del barroco en la capital checa. Dentro de la catedral se han coronado a todos los reyes de Bohemia. Del mismo modo, los santos obispos, arzobispos y algunos reyes han sido enterrados aquí.

 

Qué ver en Praga

 

La fachada oeste se caracteriza por su estilo neogótico y sus 14 estatuas de santos, una del rey Carlos IV y una de sus arquitectos.

 

Qué ver en Praga

 

Por otro lado, la fachada sur destaca por su puerta dorada con mosaicos venecianos representando el Juicio Final. La torre del lado sur tiene 99 metros de altura, con una cúpula renacentista.

 

Qué ver en Praga

 

25. Antiguo Palacio Real

El antiguo palacio real forma parte del castillo de Praga y data del siglo XII. Posee un estilo arquitectónico gótico y renacentista. Actualmente, el salón Vladislav se utiliza para inauguraciones, convirtiéndose en uno de los salones más importantes de República Checa.

 

Qué ver en Praga

 

26. Basílica de San Jorge

Es la iglesia más antigua dentro del castillo, aunque tuvo que ser reconstruida después de sufrir un un incendio en 1142. La fachada es de estilo barroco, mientras que la capilla tiene un estilo gótico. En su interior está la colección de arte bohemio del siglo XIX y también se organizan conciertos.

 

27. Palacio de Lobkowicz

Construido en el siglo XVI, el palacio se abrió al público en 2007. Alberga una exhibición, en sus 22 galerías, de obras de arte de Diego Velázquez, Antonio Canaletto, entre otros pintores. La colección de pinturas está acompañada de artefactos de caza, arte decorativo, instrumentos musicales y manuscritos originales de Beethoven y Mozart.

 

28. Torre Daliborka

Es una torre de estilo tardo-gótico que data de 1495. Su nombre se debe al primer prisionero, quien fue encarcelado por ayudar a unos sirvientes que se habían rebelado contra la tiranía de los nobles.

Dalibor consiguió un violín estando en su prisión y, mientras esperaba por su sentencia de muerte, aprendió a tocar. Gracias a sus melodías, la gente del pueblo se conmovió, por lo que le llevaron comida y ánimos. A los nobles no les gustó esto y lo asesinaron dentro de su celda. El compositor checo Bedrich Smetana compuso una ópera basada en la historia de Dalibor.

 

Qué ver en Praga

 

29. Torre Blanca y Torre Negra

En el extremo oeste y en la entrada este del castillo, se encuentra la torre blanca y la torre negra, respectivamente. Ambas fueron utilizadas como prisión, al igual que la torre Daliborka.

La torre negra era donde se encarcelaban a los deudores, quienes eran tratados mejor que los otros prisioneros, ya que podían recibir visitas e incluso podían traer algunas pertenencias. En cambio, en la torre blanca era donde encerraban a los nobles, principalmente por tener deudas o si eran agitadores.

 

30. Callejón del Oro

El callejón del oro se encuentra dentro de las inmediaciones del castillo de Praga. Es conocido por haber sido frecuentado por alquimistas que buscaban crear oro y por haber vivido Franz Kafka.

Es posible entrar gratis a la calle después de la hora de visitas. Aunque no podrás entrar a las antiguas viviendas del callejón.

 

Qué ver en Praga
La casa azul es donde vivió Franz Kafka.

 

Qué ver en Praga
El callejón del oro durante la visita con el Walking Tour.

 

31. Monasterio de Strahov

A 13 minutos caminando desde el castillo de Praga, se encuentra el monasterio de Strahov. Originalmente lo construyeron utilizando madera en 1143. Por eso, en 1258 se vio afectado en un incendio y, más tarde, un saqueo de los Husitas en 1420. Tras esos eventos, el monasterio se renovó y a día de hoy aún sigue en pie.

El interior del monasterio es precioso con todas las decoraciones de estilo barroco, renacentista y románico. El salón teológico y el salón filosófico son unas de sus joyas. La entrada a la biblioteca cuesta 120 CZK (4,6 €) y la mitad para los estudiantes hasta los 27 años.

 

32. Torre Petřín

Esta torre es muy parecida a la torre Eiffel en París, con la diferencia de que esta mide 60 metros de altura. Es utilizada como torre de observación y se encuentra en la colina Petřín.

Desde el monasterio son 12 minutos caminando. Aunque la subida es algo empinada, ya que está en una colina. Si hace buen día, te recomiendo que por 150 CZK (5,8 €) subas a la cima para una vista panorámica de Praga.

 

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

 

33. Parque Letna

Si todavía quieres ver más de Praga, entonces te recomiendo que visites el parque Letna. Ubicado al norte de Praga, tiene un mirador desde donde puedes ver ambos lados de la ciudad y sus 5 puentes. Lo mejor es dar un paseo y ver el atardecer desde aquí.

 

34. Crucero por el río Moldava

Otra forma de conocer la ciudad es desde un crucero por el río. Puedes encontrar tours a buen precio y con guía en español. Por ejemplo, este crucero panorámico de 13 €. Es una experiencia muy romántica para que te enamores más de Praga, si eso es posible.

 

Qué ver en Praga

 

35. Ver una obra de Teatro Negro

Por último, te recomiendo que veas una obra de Teatro negro. Tanto la vestimenta de los actores como el escenario es negro, solo ves lo que te muestran con la iluminación. ¡Es un espectáculo único en el mundo! Échale un vistazo a esta función de Teatro negro de Praga por 23€.

 

Viajar a otras ciudades desde Praga

Si estás planeando hacer un viaje por varias ciudades europeas, desde la capital de República Checa puedes ir fácilmente a otras capitales. Ya sea, de Praga a Viena, Budapest, Berlín o Varsovia. Es posible ir en tren o incluso bus, dependiendo de lo que busques.

En mi caso, viajé de Ámsterdam a Praga y luego de Praga a Varsovia en tren gracias al pase de Interrail. Pero puedes leer el post de Transportes para viajar por Europa barato y así tomar una decisión en base a lo que buscas.

 

Qué ver en Praga

 

¿Qué comer en Praga?

Para acompañar tu visita histórica y cultural, qué mejor que una experiencia gastronómica en Praga. Para eso, la comida típica Praga que no te puedes perder es el vepřo-knedlo-zelo, el cual es un cerdo asado con pasta y col. Así como el trdelnik, que son unos rollitos de pan dulce.

Y, por supuesto, la cerveza. En Praga destaca principalmente la cerveza negra. Un buen lugar para probarla es en la cervecería más antigua de la ciudad, U-Fleku. Eso sí, se ha vuelto muy turística y suelen ofrecerte un chupito que luego te cobran sin avisar. 

Otra alternativa es un tour de cerveza con cena incluida. De esta forma, no solo pruebas las cervezas checas más populares, sino que aprendes de la mano del guía todo lo que hay que saber de la cerveza de República Checa.

 

Qué ver en Praga

 

¿Dónde dormir en Praga?

Una herramienta que recomiendo siempre que quieras hospedarte en un hotel u hostal, es Booking. Allí puedes comparar los precios de todos los lugares de alojamiento disponibles en la zona, además de ver los comentarios que han dejado otras personas. Si quieres un descuento del 25% en tu futura reserva de Booking, entra en este enlace.

Del mismo modo, puedes usar Airbnb si lo que buscas es dormir en apartamento privado, ya que podrás escoger entre los que más te gusten. Si eres nuevo en esta plataforma, podrás conseguir 25€ de descuento en tu primera reserva si entras a través de este enlace.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible durante tu estancia en esta ciudad, puedes usar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratuito con locales.

 

Qué ver en Praga

Comentarios

comments