Austria
Qué ver en Viena, Austria

Qué ver en Viena en 3 días

Viena, la capital de Austria, es conocida mundialmente como la capital musical de Europa. De hecho, la Ópera de Viena es una de las más conocidas del mundo. Asimismo, fue el centro de mayor apogeo de la filosofía y el debate político de Occidente en el siglo XX.

La arquitectura de la ciudad refleja los tres períodos claves del desarrollo político y cultural de Europa. Por este motivo, podemos ver la larga historia de Viena con edificios de la Edad Media, el período barroco y la época de los fundadores, conocida en alemán como el Gründerzeit.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

En la actualidad, Viena se encuentra dentro de las mejores ciudades del mundo para vivir, con una excelente calidad de vida. Esto basado no solo en su orden, limpieza, seguridad y alta eficiencia de los servicios públicos, sino por la educación, cultura y entretenimiento que ofrece.

Viena es una ciudad preciosa, aunque también puede resultar caro visitar todos los monumentos y museos. Es por eso que si tienes intención de conocer estos grandiosos lugares, te recomiendo que compres el Vienna Pass. No solo ahorras dinero, sino también tiempo de esperar en una cola.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

El Vienna Pass es una tarjeta que conviene mucho adquirirla, ya que si te lo organizas bien podrías rentabilizar en un día el costo del pase. Si por ejemplo, visitas unos 9 lugares de Viena, más el bus turístico, te podría salir en 185€. En cambio, con el pase de 3 días pagas 125€ y te ahorras 60€.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible, no pasa nada. También hay muchos lugares a los que puedes ir sin gastar nada. Además de que tienes a tu disposición los Free Walking Tour en Viena en los que que un guía te lleva por los lugares más importantes y al final solo pagas la propina.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Qué ver en Viena en 3 días

 

 

Día 1

Ópera Estatal de Viena

El edificio neorrenacentista donde se encuentra la Ópera de Viena, fue construido en 1869. A pesar de que en la actualidad es una de las atracciones turísticas más emblemática de Viena y una de las compañías de ópera más importantes del mundo, al momento de construirse no fue del agrado de muchos. Incluso el emperador y el periódico mostraron públicamente su desagrado y se decía que era un éxito a medias.

Debido a las malas críticas, el arquitecto que lo diseñó, Eduard van der Nüll, se suicidó. Unas semanas más tarde moriría su socio también. A partir de esta desgracia, el emperador le dijo a todos que en realidad el edificio de la Ópera Estatal de Viena es muy bonito y que le gustó mucho.

El teatro tuvo que ser reconstruido tras la II Guerra Mundial. Lo que permitió que se hicieran algunas mejoras, como reestructurar el cuarto piso para quitar las columnas y aumentar la visibilidad. Aunque la fachada, el vestíbulo y los frescos foyer se restauraron tal y como fueron construidos originalmente.

Si quieres asistir a uno de sus espectáculos, puedes asomarte en las taquillas a un lado de la Ópera una hora de que empiecen los espectáculos y, con suerte, podrás comprar billetes por 5€. Eso sí, por ese precio estarías de pie toda la función.

Otra opción es comprar una entrada para asistir a los conciertos del Kursalon Hübner, la sala de conciertos donde Mozart tocó por primera vez. Podrás comprar las entradas enfrente de la Ópera de Viena a un precio muy económico.

 

Kursalon Hübner

 

Biblioteca Nacional de Austria

La Biblioteca Nacional de Austria es preciosa. Tiene un estilo barroco impresionante y una gran herencia de la Casa Habsburgo. Contiene ocho millones de documentos, entre los cuales encontramos papiros, manuscritos, mapas, partituras musicales, grabados y mucho más.

Dentro de la biblioteca está el museo de papiros, el museo de globos terráqueos y el museo de esperanto. Si quieres entrar solo a la Biblioteca Nacional, serán 8€ o 6€ si eres estudiante menor de 27 años. Si quieres entrar a los otros tres museos, la entrada cuesta 4€ para los adultos o 3€ para los estudiantes. En caso de que tengas la Vienna Pass, la entrada a todos ellos es gratuita.

 

Palacio imperial de Hofburg

Es el palacio más grande de Viena y la residencia actual del presidente de Austria. No obstante, es más conocido por ser la antigua residencia de invierno de la realeza austriaca, especialmente de la dinastía de los Habsburgo por más de 6 siglos.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Entre las 2600 habitaciones del palacio, es posible visitar el museo de la emperatriz Sissi, la Platería de la Corte y los Salones Imperiales. El precio de la entrada es de 15 €, aunque es gratis si tienes el Vienna Pass.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Volksgarten de Viena

El nombre Volksgarten en español se traduciría como Jardín del Pueblo. En un principio, era un jardín privado de los archiduques pero tras una propuesta de hacerlo público, se abrió a la gente de Viena en 1823.

 

Qué ver en Viena, Austria
Al fondo está el Museo de Historia Natural de Viena.

 

Tiene un diseño geométrico y en el medio, anteriormente, se levantaba el Templo de Teseo, una réplica reducida del Theseion de Atenas. Este fue trasladado al Museo de Historia del Arte en 1890. A día de hoy, podemos encontrar un monumento de la emperatriz Sissi, así como otros monumentos y fuentes de personajes ilustres.

 

Qué ver en Viena, Austria
Detrás el Burgtheater.

 

Ringstraße

La Ringstraße es la calle con más monumentos de Viena. En esta calle está el Museo de Historia del Arte, el de Historia Natural, el Parlamento de Viena y el Burgtheater (teatro imperial de la corte). Vale la pena un paseo por esta calle, para que te dejes sorprender con los imponentes edificios.

 

Iglesia de los Frailes Menores

Un poco escondida entre los bloques de viviendas, se encuentra la Iglesia de los Frailes Menores. Construida entre 1276 y 1350 con un estilo gótico, fue concedida a Italia por el emperador José II. Es por eso que hoy en día la comunidad italiana de Viena lleva a cabo misas y eventos en italiano en esta iglesia.

Apenas sufrió daños de la II Guerra Mundial, ya que sigue en pie y solo quedan algunas marcas de bolas de cañón. Mientras que en su interior, guarda una copia de La última cena de Leonardo da Vinci.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Ayuntamiento de Viena

El formidable edificio del ayuntamiento de Viena, data de 1883. Posee una arquitectura neogótica muy característica del condado de Flandes, como el ayuntamiento de Bruselas.

En la cima de la torre está el conocido Rathausmann (el hombre del ayuntamiento), el cual es tan importante que se ha convertido en un símbolo de Viena y figura para los premios que se entregan en la ciudad cada año.

 

Iglesia Votiva del Divino Salvador

También llamada simplemente Iglesia Votiva, es una de las iglesias más remarcables del siglo XIX. De estilo neogótico, se levantó en 1879 por órdenes de Maximiliano de Habsburgo. El arquitecto que la diseñó, se inspiró en la catedral gótica de Colonia.

Dentro de la iglesia hay una vela de 4 metros de altura que -dicen- de encenderse tardaría 100 años en apagarse. 

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Casa Museo Freud

La Casa Museo de Freud está es el apartamento en el que vivió el psicoanalista Sigmund Freud y su familia entre 1891 y 1938. Tuvo que marcharse de Viena y refugiarse en una casa del barrio Pequeña Venecia, en Londres. Esto debido a que por su ascendencia judía y por ser fundador de la escuela psicoanalítica, fue considerado enemigo del Tercer Reich.

Actualmente, en el museo se exponen fotografías, manuscritos y las primeras ediciones de sus obras. Así como una reconstrucción de cómo estaban dispuestas las estancias durante los años más prolíficos de su carrera. Esto incluye estatuillas, artefactos, muebles y todo tipo de decoración.

La entrada es gratuita con el Vienna Pass. De lo contrario, son 9 € la entrada normal y 6 € para estudiantes entre 18 y 27 años.

 

Kahlenberg

Al final del día, te recomiendo que vayas a la colina Kahlenberg. Alberga el bosque de Viena y es un estupendo lugar para tener una vista de la ciudad sobre sus 484 metros de altura. Incluso puedes subir a la torre Stefaniewarte y ver un poco del estado Baja Austria. Para llegar, simplemente tienes que tomar el bus de la línea 38A.

 

Día 2

Palacio Belvedere

Es un conjunto de tres palacios. Uno de ellos se ha transformado en hotel y los otros dos en museo (Alto Belvedere y Bajo Belvedere). Los dos palacios principales están unidos por un jardín de tres niveles, los cuales representan varias alegorías.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Los museos que se pueden encontrar aquí dentro son la Galería de arte austríaco, el Museo de Arte Barroco austríaco y el Museo de Arte Medieval austríaco.

La entrada a los museos es de 20€. No obstante, si dispones de poco tiempo o no quieres gastar mucho dinero, te puedes saltar estos museos. Lo que sí te recomiendo es que entres a los jardines, ya que no solo son muy bonitos, sino que ¡son gratuitos!

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Naschmarkt

Desde el siglo XVI, se empezó a montar este mercado callejero y en un principio se vendía solo leche. Ahora se ha convertido en uno de los más populares de Viena y encontrarás desde fruta, vegetales, especias exóticas, queso, pan, hasta carnes, mariscos y mucho más.

El mercado Naschmarkt está rodeado de restaurantes de comida internacional y nacional como el Kaiserschmarrn o las Palatschinken.

 

Catedral de San Esteban de Viena

La catedral de Viena se erigió en 1147, donde antiguamente estaban otras dos iglesias. Con el paso de los años fue necesario hacerle varias reformas a la catedral, agregándole así distintos estilos arquitectónicos. Siendo que originalmente se construyó con características del románico tardío y luego en las ampliaciones de los siguientes años se utilizó el barroco y el gótico.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Además, en el exterior hay unas gárgolas que fueron colocadas para proteger de los malos espíritus. Una de ellas, la de la Mirona, no fue descubierta hasta 1996. Es una mujer escondida en el arco interior derecho del Portal Gigante. Esta proviene de una lápida funeraria romana.

Por otro lado, en el interior hay varios altares y cada uno tiene una gran cantidad de objetos y obras de arte. Si quieres ver el interior de la catedral, la entrada es gratis. Solo si quieres ver las catacumbas, la torre sur o la torre norte, son 5,50€, 4,50€ y 5,50€ respectivamente. La entrada con todo incluido más audioguía son 14,50 €.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Stadtpark de Viena

El Stadtpark (o Parque de la Ciudad) cuenta con 11 hectáreas con estatuas de famosos artistas escritores y compositores de Viena. Lo especial de este parque es su gran variedad de especies de árboles. Algunos incluso son zonas de protección natural.

En el extremo sur del parque es donde se sitúa el Kursalon Hübner. La sala de conciertos -que mencionaba al principio- donde Mozart tocó por primera vez. Desde 1868 se estableció como un lugar tanto de conciertos como de bailes, y se ha mantenido igual hasta la fecha.

 

 

Casa Hundertwasser

La Hundertwasserhaus o la Casa Hundertwasser son unas viviendas nada convencionales con una arquitectura única. Las fachadas tienen formas irregulares, ondulantes y con diversos colores.

Este proyecto, construido en 1985, dio como resultado 53 viviendas sociales, 4 oficinas, 16 terrazas privadas, 3 terrazas comunes y 250 árboles y arbustos. A pesar de que representó una gran novedad y un edificio bastante creativo, ha dado bastantes problemas.

No solo las tejas se han ablandado, sino que es bastante caro de mantener por las raíces de los árboles que dañan la estructura y los cristales que tiene que ser limpiados con andamios.

 

Prater

Prater es otro de los parques públicos de Viena. Destaca principalmente por el parque de atracciones que se encuentra dentro de sus terrenos y que, a pesar de llamarse Wurstelprater, se le conoce más por Prater.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Podrás pasearte por aquí sin coste alguno, solo pagas para subirte a cada atracción. Ya sea la noria, las montañas rusas, tiovivos o los autos de choque. Nada como terminar el día subido de la noria, viendo la ciudad desde allí.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Día 3

Palacio Schönbrunn

El palacio Schönbrunn, también llamado el Versalles vienés, es una de las atracciones turísticas más populares de Viena. Incluso ha aparecido en películas y series, como por ejemplo la película Sissi (1955) de Ernst Marischka y 007: Alta tensión (1987) de John Glen.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Se convirtió en la residencia veraniega de los Habsburgo hasta el final de la monarquía en 1918. Hoy en día, está abierto al público por 20€ o gratis, si tienes el Vienna Pass. Otra opción mucho mejor es presenciar un concierto por 45 €. Incluso, ¡degustar el típico strudel en el palacio por tan solo 11,90€!

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Lainzer Tiergarten

Un poco más alejado de la ciudad, se encuentra el parque Lainzer Tiergarten. En los 24,5 km² de este parque, corre libremente una manada de gamos, jabalíes, muflones y ciervos.

Inicialmente, era un terreno de caza establecido en 1561 por Fernando I de Austria. Luego, en 1919 lo abrieron al público cuando se declaró reserva natural pública.

Para llegar hasta el parque es muy fácil. Si vienes desde el palacio Schönbrunn es incluso más cerca, ya que solo es una parada con el metro U4 (en dirección a Hietzing). Te bajas en la parada Wien Hütteldorf, tomas el bus 56A hacia St. -Hubertus-Platz y paras en Wien Maurer Hauptplatz. El trayecto toma una hora, pero es el lugar ideal para una escapada diferente.

Hay varias puertas para entrar al parque, puedes escoger la que gustes. Una vez allí, puedes pasear, sentarte en los bancos, ver los animales salvajes, comer en el restaurante y pasar todo el tiempo que quieras.

 

Paseo en barco por el Danubio

Una vez regreses a Viena, qué mejor para finalizar el día que dar un paseo barco por el Danubio. En este tour de una hora, verás algunos de los edificios representativos de Viena y algunos graffitis por 23€. Aprovecha esta oportunidad para una actividad entretenida, en la capital austríaca.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

Viajar a otras ciudades desde Viena

Una de las excursiones típicas es ir de Viena a Bratislava. Tienes la opción de ir en tren o en barco, ¡tú decides! En mi caso, como estaba viajando con el pase de Interrail, fui en tren. Sin embargo, si optas por la segunda opción, puedes continuar tu viaje yendo a Bratislava en catamarán.

Otro destino muy habitual es ir de Viena a Budapest. En este caso, puedes tomar un tren o un bus. Si tienes dudas sobre qué transporte escoger, te recomiendo que leas Transportes baratos para viajar en Europa barato.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

¿Qué comer en Viena?

Mientras que estés en Viena, si quieres probar comida típica de Austria, empieza con el tradicional Wiener Shnitzel. Esta es una carne empanada que ocupa todo el plato y se sirve con ensalada de patata o patatas fritas.

Como postre, no puedes perderte la tarta Sacher, la cual es una tarta de chocolate con mermelada de albaricoque. El lugar ideal para probar la tarta Sacher, es el Café Sacher. Aunque no te sorprendas por lo caro del postre (7,5€), ya que es un lugar bastante turístico. Asimismo, tienes que comer el famoso strudel, un dulce de hojaldre.

 

Qué ver en Viena, Austria

 

¿Dónde dormir en Viena?

Una herramienta que recomiendo siempre que quieras hospedarte en un hotel u hostal, es Booking. Allí puedes comparar los precios de todos los lugares de alojamiento disponibles en la zona, además de ver los comentarios que han dejado otras personas. Si quieres un descuento del 25% en tu futura reserva de Booking, entra en este enlace.

Del mismo modo, puedes usar Airbnb si lo que buscas es dormir en apartamento privado, ya que podrás escoger entre los que más te gusten. Si eres nuevo en esta plataforma, podrás conseguir 25€ de descuento en tu primera reserva si entras a través de este enlace.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible durante tu estancia en esta ciudad, puedes usar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratuito con locales.

 

Qué ver en Viena, Austria

Comentarios

comments