Suiza
Qué ver en Ginebra, Suiza

Qué ver en Ginebra en 3 días

Ginebra es una ciudad de Suiza que hace frontera con Francia. Es conocida como la «capital de la paz» y es que aquí fue donde se firmó el Convenio de Ginebra, el cual protege a las víctimas de conflictos armados. También destaca por estar en la lista de las mejores ciudades para vivir como Zúrich, Berna y Viena. Así como una de las ciudades más caras del mundo.

En Ginebra hay una población multicultural donde no solo encontrarás suizos, sino habitantes de diversas nacionalidades. Esto se debe, principalmente, a que es la ciudad con mayor organizaciones internacionales del mundo. Organizaciones como por ejemplo las Naciones Unidas y la Cruz Roja.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Del mismo modo, muchos estudiantes internacionales vienen a estudiar en la prestigiosa Universidad de Ginebra, aunque sea de intercambio. Por lo que fácilmente te encontrarás con jóvenes de todas partes del mundo.

Otro motivo por el que debes de haber escuchado el nombre de esta ciudad antes, es porque el CERN se encuentra precisamente en Ginebra. Esta es la Organización Europea para la Investigación Nuclear. En otras palabras, este es el laboratorio de física de partículas más grande del mundo. Dicho laboratorio cuenta con una serie de aceleradores de partículas ¡y tiene un centro de visita!

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Otro aspecto positivo de Ginebra es que ha sido reconocida como una ciudad sostenible. Ginebra busca lograr unas energías 100 % renovables para el año 2050. Esto lo podrá conseguir gracias a se preocupa por renovar las zonas industriales, gestionar correctamente la electricidad, el agua, el transporte y mucho más.

Así que espero que con toda esta información te hayas motivado a visitar esta ciudad. Cualquier momento del año es bueno para hacerlo. Si viajas a Ginebra en invierno, podrás visitar los mercados de navideños y enamorarte del ambiente de Ginebra en Navidad. Por otro lado, si visitas Ginebra en verano también tienes la posibilidad de ver los jardines y disfrutar del buen tiempo en la playa artificial.

La verdad es que en Ginebra hay muchísimos lugares que visitar, por lo que estaría bien si puedes dedicarle alrededor de 3 días a esta ciudad. A continuación te dejo un itinerario de 3 días en Ginebra, que seguro te ayudará a organizarte.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Qué ver en Ginebra en 3 días

 

 

Día 1

Jet d’Eau

Tienes que comenzar tu visita a Ginebra con el Jet d’Eau, lo que en español sería chorro de agua. Esta es una de las fuentes más grandes del mundo con 140 metros de alto, siendo visible a 10 km de altura. Además de ser un monumento emblemático de Ginebra.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Esta fuente se colocó en 1886 en el lago de Ginebra. Si quieres acercarte, cruza el muelle de piedra cerca del jardín Inglés. Eso sí, prepárate por si te mojas en algún cambio repentino de la dirección del viento.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Reloj de flores

En el lado oeste del jardín Inglés se encuentra el reloj de flores. Consiste en un reloj gigante hecho con 6500 flores y arbustos. Incluso llegó a ser el reloj más grande del mundo, hasta que en 2005 pusieron uno en Irán de 15 metros. Lo más sorprendente es que ¡realmente da la hora! Esto lo consigue por medio de una señal enviada por satélite.

Decidieron hacer la forma de un reloj y utilizar flores, debido a la relación tan importante que tiene con Ginebra tanto los relojes como la naturaleza. De hecho, muy cerca está el museo de la Ciudad del Tiempo. Aquí verás una exposición de relojes desde los años 80. El museo es gratuito, así que si tienes tiempo no te lo puedes perder.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Catedral de San Pedro de Ginebra

Esta es la iglesia madre adoptada por uno de los líderes de la Reforma Protestante, Juan Calvino. Dicho movimiento religioso cristiano lo comenzó Martín Lutero en Alemania en el siglo XVI. Uno de los objetos conservados en su interior es la silla de madera de Juan Calvino.

El estilo arquitectónico es ecléctico, debido a la mezcla de varios estilos. Una fachada neoclásica del siglo XVIII que hace contraste con el gótico, gótico tardío y hasta el neogótico.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Maison Tavel

La Maison Tavel acoge un museo de la historia urbana de Ginebra, justo en el centro del casco antiguo de la ciudad. El edificio en sí es la casa privada más antigua de Ginebra, ya que data del siglo XII. Es importante destacar que es un ejemplo único de arquitectura medieval en una casa de Suiza.

La ciudad de Ginebra compró la Maison Tavel en 1963 y durante la restauración encontraron restos de una torre del siglo XI. En 1986, el edificio pasó a ser el museo de historia urbana y vida cotidiana. La colección se compone de objetos desde la Edad Media hasta el siglo XIX, los cuales están distribuidos en los 5 niveles del edificio.

Es gratis entrar a la exposición permanente. Mientras que la exposición temporal tiene un precio de 3 francos. Aunque para menores de 18 años es gratis y los primeros domingos de cada mes también. De todas formas, la exposición permanente de por sí ya es muy interesante. Por último, añadir que necesitarás al menos una hora para recorrerlo.

 

Hôtel-de-Ville

El Hôtel-de-Ville es el ayuntamiento de Ginebra. Es decir, la sede de las autoridades políticas de la república y del cantón de Ginebra. Se comenzó la construcción del edificio en el siglo XV y se continuó por etapas entre el siglo XVI y XX. Si lo deseas, puedes pasar al patio inferior del ayuntamiento. Vale la pena darle un vistazo.

 

Promenade de la Treille

El paseo de Treille es una pasarela rodeada de árboles y con un mirador hacia el sur de Ginebra. Lo curioso de este sitio es su banco de madera ¡de 120 cm de largo! Indudablemente, este es el banco más largo del mundo.

Asimismo, también es conocido el árbol de castaña oficial de Ginebra, lo que en francés sería le marronnier officiel. La primavera en Ginebra comienza una vez aparece la primera hoja de este árbol.

 

Parc des Bastions

El parque de los bastiones, de casi 65 m², fue construido en 1720. El objetivo era que los residentes tuviesen un lugar de paseo entre las murallas de la ciudad. Toma su nombre por los dos bastiones que originalmente delimitaban el parque, Bourgeois e Yvoi.

Este es un buen lugar para descansar un rato entre sus árboles, hacer un picnic o comprar algún aperitivo en el kiosko. Lo curioso de este parque es el ajedrez gigante, listo para una partida.

 

Monumento Internacional de la Reforma

Este monumento se encuentra dentro del parque de los bastiones y se extiende a lo largo de 99 metros. Una parte de él se une a las antiguas murallas. Fue erigido en 1917, por el cuarto centenario del nacimiento del líder Juan Calvino. Al mismo tiempo, también se celebraba el 350º aniversario de la fundación por el reformador de la Academia de Ginebra, la cual es ahora la Universidad de Ginebra.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

El monumento consiste en una pared de piedra casi simétrica, con varias estatuas de pioneros o guardianes de la Reforma. Estos personajes son: Guillaume Farel, Juan Calvino, Teodoro de Beza y John Knox en la parte central del muro. Mientras que a ambos lados continúan las estatuas de otras figuras del protestantismo de otros países europeos.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Además de las estatuas, también encontramos 8 bajorrelieves y narran hechos históricos de los siglos XVI y XVII de Suiza, Hungría, Prusia, Inglaterra, entre otros países. Por ejemplo, (en la foto de abajo) uno de ellos es el que habla del Parlamento inglés, quien presenta a Guillermo de Orange y María Estuardo la Declaración de Derechos en 1689. A su lado el aristócrata húngaro de Transilvania, Esteban Bocskai.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

La Jonction

Continuando el paseo por Ginebra, si seguimos el río hacia el oeste llegamos a la Jonction. Este es un barrio de Ginebra, sin embargo, su nombre proviene de la unión de los dos ríos que tiene lugar aquí. Concretamente, del río Arve y el Ródano que se juntan debajo del puente del Monte Blanco.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

El río Arve nace al sur, en el macizo del Mont Blanc de los Alpes franceses. Mientras que el Ródano nace del lago Lemán de Ginebra y pasa por Francia hasta que desemboca en el Mediterráneo. Es fácil diferenciarlos, especialmente en los días soleados, ya que cada uno tiene un color muy característico. El río Arve tiene un color más oscuro como marrón y el río Ródano es de un color turquesa.

Los locales suelen venir para hacer barbacoas con los amigos, tomar algo en los bares o simplemente aprovechar de echarse al sol en los días soleados.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Museo de Arte Contemporáneo de Ginebra

También conocido por su abreviatura MAMCO, este museo abrió n 1994 en un edificio de una antigua fábrica. Sus 3500 m² lo convierten en el museo de arte contemporáneo más grande de Suiza. Dentro guarda una colección de 3000 obras de artistas suizos e internacionales, distribuidos entre sus 4 plantas.

Las obras que aquí se exponen van variando tres veces al año, por lo que siempre tiene algo fresco que ofrecer. La entrada tiene un precio de 15 francos, aunque durante este año 2019 es gratis.

 

Museo Patek Philippe

En el museo Patek Philippe encontrarás relojes que más que simples artefactos para decir la hora, son obras de arte. En el edificio de Art Deco guardan una colección de cinco siglos de historia de confección de relojes, dividida en dos secciones. Por un lado, una exhibición desde el siglo XVI con algunos de los primeros relojes que se hicieron. Por otro lado, está la colección de Patek Philippe, que cuenta con relojes desde 1839.

Si te interesan los relojes, lo mejor es que hagas la visita guiada para que descubras los trasfondos de cada pieza. Sin ella, realmente te perderás de mucha información, ya que no tienen carteles informativos.

Tienes la posibilidad de reservar una visita guiada privada o, si vas un sábado, unirte a las visitas guiadas gratuitas. Eso sí, solo ofrecen una en francés a las 14 h y otra en inglés a las 14:30 h. En caso de que vayas en otro momento, puedes optar por una audioguía en inglés, entregando tu pasaporte o DNI como seguro.

El precio de la entrada es de 10 francos o 7 francos para estudiantes hasta los 25 años y personas mayores. Los menores de 18 años entran gratis.

 

Día 2

Isla Rousseau

En el medio del río Ródano y muy cerca del lago de Ginebra, se encuentra esta pequeña isla. En ella hay unos cuantos árboles que dan hogar a los pájaros de la zona, bancos para descansar y una estatua del escritor Jean-Jacques Rousseau, nacido aquí en Ginebra.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Barrio Pâquis

El nombre viene de la palabra francesa pâturage, que significa prados. Anteriormente, toda esta zona pertenecía a las afueras de Ginebra y estaba cubierta de prados. En la actualidad, se ha convertido en un barrio multicultural que acoge restaurantes de gastronomía internacional y un ambiente nocturno muy animado. Incluso hay un pequeño barrio rojo al estilo de Ámsterdam o Hamburg, en la Rue de Berne.

 

Monumento de Brunswick

Al comienzo del barrio Pâquis, hay un parque llamado plaza de los Alpes. En él se encuentra el monumento de Brunswick, el cual hace honor a la vida y logros del duque de Brunswick. Este personaje donó 24 millones a Ginebra a cambio de que le construyeran una estatua. Un acto tanto generoso como egoísta.

 

Embarcadero de Pâquis

La península artificial en el barrio Pâquis es un lugar muy popular, especialmente en verano. Consta de un saliente que de un lado han creado una playa para tumbarse al sol y en el otro está el restaurante Buvette des Bains con una terraza que da a unas piscinas naturales. Al final de la península está el faro de Pâquis.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza
Concierto de piano al amanecer en la playa del embarcadero de Pâquis.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza
El paisaje de Ginebra al amanecer desde el lago es precioso.

 

Esta es un área perfecta de esparcimiento, no solo por el área de playa y piscina que han creado para que la gente se bañe y disfrute del sol, sino también por los saunas y baños turcos que puedes encontrar aquí. Si te interesa esto último, la entrada para Les Bains des Pâquis cuesta 10 francos en verano y 20 francos en invierno.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Parque La Perle du Lac

Aún en el barrio Pâquis, hay una serie de parques contiguos conformados por el parque Mon-Repos, el parque La Perle du Lac, el parque Barton y el parque William Rappard. Todos ellos a la orilla del lago de Ginebra y con una estupenda vista hacia el otro lado de la ciudad, además del Jet d’Eau.

El parque La Perle du Lac concretamente, es donde tiene lugar el cine al aire libre cada verano. Puedes consultar su programa en la página web, para que estés al tanto de las películas que transmitirán de forma gratuita en el momento en que vayas.

Yo tuve la oportunidad de ver una película de Bollywood llamada Om Shanti Om que me encantó, a pesar de que estaba en versión original y subtítulos en francés (que no podía leer porque había perdido mis gafas).

Si no te pasas por este parque por las películas gratis, entonces hazlo por sus bonitos jardines y el encanto del lugar. Este es tan solo un ejemplo de que Ginebra es una ciudad verde y sostenible.

 

Broken Chair

La Silla Rota es una escultura de madera, que literalmente es una silla rota de 12 metros de altura a la que le falta parte de una pata. Lo que se busca representar con ella es el rechazo de las minas antipersonas y de las bombas de racimo. Ambas han sido armas militares que han devastado poblaciones civiles en diferentes partes del mundo y, con ello, cobrado miles de vidas.

En un principio solo lo iban a dejar tres meses, hasta la firma de la Convención de Prohibición de minas antipersonas en diciembre de 1997 en Ottawa. No obstante, el monumento tuvo tanto éxito que se ha mantenido en su lugar.

 

Palacio de las Naciones

Justo enfrente de la Silla Rota, se encuentra el complejo de edificios que conforman el Palacio de las Naciones. El edificio fue construido en 1937 y aunque durante un tiempo fue la sede de la Sociedad de Naciones, luego lo sustituyó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Este es el segundo centro de la ONU más grande del mundo, siendo el primero el que está en Nueva York. Gracias a esta sede, Ginebra se ganó el nombre de ciudad de la paz.

Si te interesa, puedes entrar al Palacio de las Naciones en una visita guiada por 15 francos. Aunque te recomiendo que vayas temprano para que te asegures una entrada, ya que pueden cerrar antes de la hora si hay mucha gente. En la página oficial tendrás más información.

 

Conservatorio y Jardín Botánico de Ginebra

Dentro de las 28 hectáreas del jardín botánico, se hallan cascadas, estatuas, un carrusel y 16.000 especies de plantas de todo el mundo. Dentro de estas plantas encontrarás árboles, hongos, rosas, tulipanes, dalias y lirios.

En las inmediaciones hay un arboretum con árboles centenarios de 280 y 300 años. Sin olvidar que al ser conservatorio, cuentan con programas de recuperación de especies de animales, de los cuales algunos están en peligro de extinción.

La entrada al conservatorio y jardín botánico es gratuita.

 

Barrio Les Grottes

El barrio de les Grottes es totalmente diferente a todo lo que has visto de Ginebra. La imagen que tenemos de Ginebra es de una ciudad elegante y clásica. Sin embargo, les Grottes es conocido por sus edificios con arquitectura asimétrica, colores vivos, paredes onduladas, balcones con relieves y mucho más.

El deseo de algunos por derribar estos edificios y cambiarlos por los modernos rascacielos, ha hecho que el espíritu artista y bohemio de los locales salga a relucir. Hoy en día se ha vuelto un barrio tan popular, precisamente por su estilo único, que probablemente hayan desechado la idea de sustituirlo.

 

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

 

Día 3

Carouge

Carouge es una pequeña ciudad a las afueras de Ginebra con casas de estilo neoclásico y con jardines interiores que aún se conservan. Es una ciudad que se creó desde cero en el siglo XVIII a pedido del rey. Alguna de las características con las que difiere de Ginebra son sus casas de colores y adosadas de uno o dos plantas. Además de las pequeñas tiendas de diseño, tiendas de artistas, bares y terrazas.

El eje principal de Carouge es la place du Marché, en donde se lleva a cabo un mercado callejero cada miércoles. Lo ideal es que pasees por la ciudad y por cada rincón. Incluso puedes entrar a alguno de los patios interiores que están abiertos al público.

 

CERN

Como mencionaba al principio, en Ginebra se encuentra el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). El laboratorio físico de partículas más grande del mundo y que es posible visitar.

Las exhibiciones resultan interesantes tanto para los niños como para los adultos. Similar el museo de las artes y las ciencias de Valencia, solo que enfocado en la física y, más concretamente, abren a discusión sobre si el universo está compuesto de partículas y de dónde vienen. También puedes seguir un circuito bajo tierra para conocer más detalles sobre el laboratorio. Lo mejor es que la entrada es gratuita y abre de lunes a sábado. Además, muestran un vídeo introductorio de 6 minutos sobre física y el CERN.

En mi caso, tuve la suerte de visitarlo en compañía de uno de sus trabajadores. Esto debido a que él era la persona que me hospedaba en Ginebra gracias a Couchsurfing.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

Excursiones desde Ginebra

Debido a que Ginebra está en la frontera con Francia, es muy fácil ir en tren o bus de Ginebra a Lyon, por ejemplo. Si quieres viajar por todo el país utilizando el tren, te recomiendo el pase de Interrail o Eurail. De esta manera, ahorrarás dinero, ya que los trenes en Suiza son bastante caros. También puedes usar los buses, que son más económicos, pero demoran más tiempo.

Algunas ciudades que no te puedes perder de Suiza son Zúrich, Berna, Basilea y, especialmente, los Alpes suizos. Por otro lado, tomar un tren de Ginebra a Friburgo es bastante rápido y fácil. Desde ahí puedes continuar a Stuttgart – como hice yo- o si lo prefieres, ir a Viena, en Austria.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

 

¿Dónde dormir en Ginebra?

Una herramienta que recomiendo siempre que quieras hospedarte en un hotel u hostal, es Booking. Allí puedes comparar los precios de todos los lugares de alojamiento disponibles en la zona, además de ver los comentarios que han dejado otras personas. Si quieres un descuento del 25% en tu futura reserva de Booking, entra en este enlace.

Del mismo modo, puedes usar Airbnb si lo que buscas es dormir en apartamento privado, ya que podrás escoger entre los que más te gusten. Si eres nuevo en esta plataforma, podrás conseguir 25€ de descuento en tu primera reserva si entras a través de este enlace.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible durante tu estancia en esta ciudad, puedes usar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratuito con locales.

 

Qué ver en Ginebra, Suiza

Comentarios

comments