Si me sigues en Instagram o Facebook, te habrás dado cuenta de que recientemente viajé durante un mes por los países de la región balcánica. Es decir, Croacia, Montenegro, Serbia, Bosnia, Grecia, entre otros. En esta ocasión, decidí que viajar en bus era lo más conveniente por varias razones.

 

Viajar en bus en Europa

 

¿Por qué escogí viajar en bus por Europa del Este?

Antes de hacer el viaje, estaba convencida de hacer un segundo Interrail, debido a que la primera vez me sirvió para viajar -de manera económica- durante dos meses por 13 países y 29 ciudades. No obstante, este pase no cubre todos los países de los balcanes.

Así que, comparando precios -y otros factores- entre todas las opciones de transporte barato por Europa, me di cuenta que sale mucho más económico viajar en bus por los balcanes. Sobre todo si eran nocturnos, ya que no solo te ahorras una noche de alojamiento, sino que los largos períodos de viaje, los haces por la noche y luego tienes todo el día para conocer la ciudad.

En un principio, el pase de Interrail que se ajustaba a mis planes era el de 15 días en un mes, por un coste de 337€. A eso había que sumarle los buses en los países que no llega el Interrail, por lo que el presupuesto en transporte se hacía cada vez más alto. Al final, viajé por todos los países en bus -incluyendo los parques nacionales, el lago de Ohrid y demás lugares remotos- durante un mes gastando exactamente 332,29€. Mucho mejor que como había planeado al principio, ¿no crees?.

 

¿Cómo buscar un bus barato?

A la hora de buscar los buses, es bueno comparar en varias compañías. Puede que una no tenga la ruta que deseas o puede que otra sea más económica. Mi primera opción siempre fue Flixbus, ya que me consta que es una buena línea de buses de bajo costo, con autobuses grandes y cómodos. De todas formas, cada país tiene sus propias compañías de buses que pueden salir incluso mejor que Flixbus.

Puedes buscar en la página de Flixbus, en Getbybus o Goeuro. Simplemente poniendo la ciudad de origen, destino y fechas, te salen los horarios y precios. Tienes que tener en cuenta que a veces hay países que no muestran todas sus rutas de buses en Internet o, simplemente, no permiten comprar el ticket online. En estos casos, tendrás que ir a la estación central de buses y comprarlo allí.

 

Viajar en bus en Europa

 

Ventajas y desventajas al viajar en bus

Los viajes en bus de larga distancia no son para todo el mundo, ni para todos los tipos de viajes. Depende principalmente del tiempo que dispongas o si te incomoda dormir sentado. Aquí te presento algunas ventajas y desventajas, para que las tengas en cuenta a la hora de decidir si harás el viaje en bus o no.

 

Ventajas

  • Pueden resultar más económicos que viajar en bus o en tren. Aun así, compara siempre con otras posibilidades y no te fíes de que vaya a ser siempre así. En Grecia, por ejemplo, los autobuses están controlados por una única empresa, por lo que los precios son más elevados. En este caso el tren nos costó la mitad de precio, a pesar de ser el mismo tiempo, horario y distancia.
  • Algunas compañías como Flixbus te permiten comprar los tickets fácilmente por Internet. De esta manera, no tienes que usar el efectivo que llevas cuando viajas y te evitas cambiar el dinero a la moneda local. Además de que puedes mostrar el ticket en tu teléfono, sin tener que imprimirlo.
  • Tienes la posibilidad de comprar el ticket en la misma estación a un buen precio, ya sea unas pocas horas antes de la partida o con pocos días de antelación. Esto es buenísimo cuando tienes un viaje flexible y no estás seguro de la ruta que seguirás. De otra manera, podrías encontrarte, por ejemplo, con que el precio del vuelo sea más caros al acercarse la fecha o que tengas que perder un vuelo porque cambiaste de parecer.
  • Los buses nocturnos te permiten ahorrar tiempo y dinero. Es decir, el tiempo que podrías pasar durmiendo en cualquier alojamiento, lo estás aprovechando para moverte hacia otra ciudad. Además de que en lugar de gastar en alojamiento y transporte, solo gastas en transporte.
  • Lo normal es que solo haya una compañía de trenes en cada país. Los buses, por el contrario, cuentan con diferentes compañías operando en un mismo país, por lo que siempre tendrás más opciones de buses que de trenes, en lo referente a horarios, precios y rutas.
  • Con el bus tienes la posibilidad de llegar a lugares más remotos, que otros medios de transporte público no llegan. Por ejemplo, ir a un parque nacional o lago que están en medio de la naturaleza.

 

Viajar en bus en Europa

El viaje a Bled fue improvisado. Compramos el billete pocos minutos antes de que saliera el bus y al regreso lo compramos directamente en el bus, que salía más barato aún que en la estación.

 

Desventajas

  • Las horas de sueño no serán las mismas que tendrías de estar durmiendo en una cama normal. Puede que para algunos les sea más fácil dormir de cualquier manera, mientras que a otros les cueste dormir en un asiento.
  • A la par de lo anterior, no recomendaría viajar en bus nocturno muy seguido porque realmente no descansarías. Al ir principio del viaje, fui de Budapest a Belgrado en un bus nocturno y la noche siguiente tomé otro de Belgrado a Zagreb. Cabe destacar que en Belgrado empecé el recorrido por la ciudad nada más llegar a las 5 am y no paré hasta las 9 pm. Así que puede ser muy exhaustivo viajar de noche todos los días.
  • Dependiendo del país, los conductores raramente hablan inglés. Por lo menos en los balcanes no encontré ninguno que lo hiciera. De hecho, en Albania tuve que soltar algunas frases en alemán para poder comunicarme con el conductor.
  • En la mayoría de las estaciones de buses en los países balcánicos no aceptan tarjeta, solo efectivo. Por lo que deberás con esto a la hora de sacar efectivo para el viaje.
  • A veces tendrás que pagar tasas extras que no están incluidas en el billete del bus. No es que sea realmente malo, pero es bueno que lo tengas en cuenta para que no te tome por sorpresa como a mí. En varios lugares me pidieron entre 1 y 2€ para guardar el equipaje grande (en mi caso una mochila de 40L) en el compartimiento inferior. Incluso, en Belgrado tuve que pagar una taza de-no-se-qué para poder entrar al bus. Y eso que ya había pagado el billete y luego tendría que pagar también para guardar la mochila abajo

 

Viajar en bus en Europa

 

Servicios ofrecidos en los buses

Dependiendo del bus, puedes encontrar algunos que tengan enchufes, baño, WiFi, mesilla y hasta televisores. Aun así, no todos los buses cuentan con todos estos servicios, por lo que es bueno que vayas preparado cuando viajes largas distancias en bus. Una almohada para el cuello o un cargador portátil, por ejemplo, te podrán venir bien en estas situaciones.

 

Viajar en bus en Europa

 

¿Cómo es el procedimiento al cruzar la frontera?

En este último viaje de un mes por los balcanes, crucé 10 veces las fronteras y siempre tuvimos que parar en la frontera para que los policías fronterizos revisaran nuestras identificaciones y el bus. A veces el procedimiento fue rápido y otras veces demoró algunas horas. Lo primero que recomiendo en estos casos es que tengas paciencia.

En estas situaciones, lo que te piden es el pasaporte o -para los residentes europeos- el DNI. A veces puede que simplemente suba al autobús un policía o un agente de la frontera, para pedir el documento de identificación y ver a los pasajeros. Otras veces pueden hacer bajar a todos para que pasen por la taquilla y muestren el pasaporte o DNI, como en un aeropuerto. En la frontera de Albania con Macedonia, incluso nos revisaron las maletas y hasta la parte de inferior del bus. Así que simplemente lleva tu identificación a mano y ármate de paciencia.

 

Consejo final

Asegúrate siempre de dónde sale el bus que vayas a tomar, no vaya a ser que te equivoques y lo pierdas. Estando en Belgrado, estaba esperando en el mismo lugar donde había llegado desde Budapest y cuando faltaban 10 minutos, aún no se mostraba la salida en la pantalla. Cuando pregunté, resultó que estaba esperando en el área de llegadas y las partidas eran unos metros más lejos. Entre eso y que tuve que pagar las tasas extras -con las que no contaba-, casi pierdo el bus. ¡Pendiente de eso! 😉

 

Viajar en bus en Europa

 

Por otro lado, si estás buscando un casillero o algún lugar donde dejar tu equipaje mientras paseas por la ciudad, busca los casilleros en la estación de buses o en la de trenes, donde probablemente tendrán uno.

En la estación de tren de Bucarest, dejé mi equipaje en con una persona por 20 lei (4,29€). Minutos después vi que en la misma estación hay unos casilleros que por 22 lei (4,79€) ¡puedes incluso dejar cargando cualquier dispositivo!

Del mismo modo, en Split hay varios negocios donde te guardan el equipaje, pero tienes que pagar por cada mochila o maleta que dejes. Pero si vas a la estación de tren, puedes encontrar casilleros que te permiten meter varias maletas o mochilas en uno solo por un precio menor.

Moraleja: revisa bien todas las opciones y no te vayas por la primera que veas.

 

Taquillero en la estación de tren

Estación de tren de Bucarest.

 

Yo aprendí todo esto después de viajar un mes en muchísimos buses, pero si tú aplicas todo esto, al planificar tu viaje en bus por Europa, te garantizo que podrás sacar el máximo de provecho a tu viaje y te irá fenomenal. Si crees que faltó mencionar algún dato, ¡no dudes en dejarlo abajo en los comentarios!

 

Comentarios

comments