Lo cierto es que a la hora de viajar por Europa hay una gran cantidad de buenas opciones. Todo depende de lo que busquemos, de nuestra flexibilidad y el tiempo o el presupuesto que dispongamos. Los transportes más habituales para viajar de un país a otro en Europa son los aviones, el tren y el bus. Pero también puedes viajar en coche (ya sea uno propio, compartido o alquilado) e incluso hacer autostop. Si aún estás dudando entre cuál será el ideal para ti, sigue leyendo.

 

Tren en Suiza

Descansando entre una ciudad y otra en Suiza.

 

Avión

La ventaja más grande de viajar en avión es la rapidez en que llegas a tu destino, además de que es un transporte que suele ser cómodo. Por supuesto, muchas veces puede salir más caro que otros medios de transporte. Sin embargo, hay ciertos “trucos” para encontrar el mejor precio.

 

aeropuerto

 

Lo principal es comprarlos con antelación y sobre esto se han hecho muchos análisis. Por lo general en Europa los mejores precios suelen estar entre 7 y 14 semanas antes del vuelo. Para vuelos de Madrid a Bangkok, Skyscanner recomienda comprar los billetes 24 semanas antes.

También ayuda mucho la flexibilidad que tengas a la hora de reservar los vuelos. Si tienes pensado irte el 23 de marzo, pero el 20 sale más barato, puedes cambiar el día de salida y ajustar la estadía conforme a los precios de los billetes. Para esto utilizo mucho Skyscanner, ya que puedes comparar los precios de todo el mes rápidamente e incluso del mes más económico.

 

skyscanner

Madrid – Paris escogiendo el mes más económico, te sale una semana por 41 euros. Nada mal 😉

 

Otro dato es que si planeas volar a más de un país, compares diferentes vuelos para que puedas hacerte una ruta con los más baratos. Es decir, si ves que sale mejor volar Madrid, Paris, Venecia, Madrid, puedes armarte una ruta más económica siguiendo este orden.

 

Tren

Los trenes, en especial para largas distancias, suelen ser más caros. Pero si tienes la ilusión de hacer un recorrido por toda Europa en tren, disfrutar de los hermosos paisajes, estirar las piernas mientras paseas por el tren e, incluso, ahorrar alojamiento durmiendo en los trenes nocturnos, entonces la mejor opción es el Interrail o Eurail.

Sobre esto profundizo más en otro post, pero básicamente es un pase con el que puedes viajar en tren (ferris también) por la gran mayoría de países europeos. Además, no importa si eres residente europeo o no, porque puedes escoger el pase Interrail o Eurail que cumpla tus necesidades.

 

Tren en Lauterbrunnen

Llegando en tren a Lauterbrunnen, Suiza.

 

Bus

Una opción económica son los buses. Por un lado, tienen la desventaja de ser más lentos. Sin embargo, por el otro lado, hoy en día suelen estar muy bien equipados, es decir, puedes encontrar buses con asientos reclinables, WiFi, baño, enchufe, televisor en el asiento con gran variedad de películas para escoger, venta de snacks, etc.

Otro aspecto positivo para contrarrestar el largo periodo de viaje, es la posibilidad de reservar buses nocturnos, ya que te subes por la noche y en la mañana siguiente estás en tu destino.

Hay muchas páginas para buscar buses, para empezar puedes probar con la compañía de Flixbus, la cual viaja por casi todos los países europeos. Si vas a la parte del mapa de destinos, podrás seleccionar la ciudad desde donde planeas salir y te indicará los destinos disponibles. Puedes ir probando hasta marcar una ruta que te convenga.

 

Coche

Esta es siempre la opción más cómoda porque puedes organizarte tu tiempo y tu viaje como gustes, podrás hacer las paradas donde y cuando quieras y tendrás total albedrío de tu viaje. Excepto si compartes coche con otras personas, como es Blablacar. No obstante, sigue siendo una forma cómoda y económica de viajar.

 

Alquilado

Hay diferentes compañías para alquilar coches como, por ejemplo, Herzt, Goldcar y Europcar. Estas en concreto, te permiten viajar internacionalmente con el coche que alquiles (es recomendable avisar con antelación), por lo que podrás hacer un Road trip por diferentes países si es lo que te interesa.

Es importante resaltar que la taza para devolver un coche en otro país es bastante alta, por lo que personalmente recomendaría devolverlo en el mismo local de origen.

 

Blablacar

Blablacar es una red en la que los conductores publican sus viajes -incluye la gran mayoría de Europa- y buscan personas para compartir gastos de gasolina. Es decir, si tienes pensado viajar de Madrid a Sevilla, lo que harás será poner estas ciudades en el buscador y te aparecerán los conductores que tengan esa ruta y la hora en la que planean salir, así de sencillo.

La desventaja de esto es que tienes que ser muy flexible, ya que como estás contando con los viajes de otras personas, eres tú quien se adapta a ellos y, por supuesto, no tienen los mismos viajes u horarios todos los días. Aun así, puede salvarte de algún apuro de vez en cuando y resulta económico.

Autostop

La verdad es que en Europa hay cientos y cientos de personas que hacen autostop todos los días, por lo que no es algo extraño o difícil de hacer. Puedes hacerlo solo (seas mujer u hombre) o acompañado. Por supuesto, siempre será más complicado encontrar quien lleve a 3 personas, que a 1, pero todo es posible con paciencia.

Si tienes pensado hacer un viaje directo de una ciudad a otra (hasta de un país a otro), lo mejor será nunca abandonar la autopista. Puedes pedir que te dejen en las gasolineras, ya que es un buen lugar donde acercarse -con tu mejor sonrisa y la mayor educación posible- para pedir que te lleven.

Si por el contrario, quieres hacer paradas en diferentes ciudades para hacer turismo, lo más recomendable es hacer recorridos cortos (menos de 500km) y salir temprano en la mañana. Si sales más tarde, procura que no sean mas de 300 km entre una ciudad y otra.

Puedes utilizar la página de www.hitchwiki.org para buscar la ciudad donde estés y que te indique dónde debes ir para poder salir de esa ciudad en una dirección determinada.

Estés en la autopista o en una gasolinera, antes de que alguien te recoja asegúrate de que va en la misma dirección que tú. Si te da mala espina, siempre puedes decir que en realidad vas en sentido contrario y esperar a que llegue otra persona.

La gran mayoría te dirá que no, pero no te preocupes porque siempre habrá alguien que te diga que si. Para esto es muy importante que cuando preguntes seas amable y educado, aunque te diga que no. Sobre todo porque otra persona que te esté viendo siendo grosero, no querrá recogerte.

 

Mochileros en Escocia

Mochileando en Escocia.

 

Después de conocer todo el abanico de posibilidades con respecto a transporte, lo que queda es considerar cada uno, analizarlos y determinar cuáles te convienen mejor según lo que busques y tus planes de viaje.

Si deseas que profundice más en alguno de ellos o crees que faltó otro medio de transporte, déjalo en los comentarios.

 

¡Buen viaje!

 

Comentarios

comments


4 comentarios

Enmanuel · 5 marzo, 2018 a las 7:47 pm

Pues me parece genial todas la opciones de viaje . Lo de skyscanner no la conocía así que voy a explorar. Y lo de hacer autostop que en mi país lo conocemos como “viajar en bola” podría apuntarme para un viaje a lo interno de España!

    La Mochila al Hombro · 5 marzo, 2018 a las 8:33 pm

    Seguro encuentras vuelos muy baratos en skyscanner 😉 y si viajas en bola por España tendrás que contarme tu experiencia! 😀

Geral · 23 junio, 2018 a las 2:23 pm

Hola Andrea! cómo va? Tomaste ferries? Hay alguna opción que me puedas recomendar?? Gracias =)

    La Mochila al Hombro · 24 junio, 2018 a las 9:57 am

    Tomé uno de Inglaterra a Holanda! La experiencia fue muy buena, pero no lo he mencionado porque solo fue una vez 🙂 Probablemente en el futuro hable de esto 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *