República Dominicana
Samaná

5 motivos para visitar Samaná

En Samaná encontrarás gran variedad de lugares que explorar y disfrutar. Diferentes playas, ríos, actividades recreativas e incluso el famoso Santuario de Mamíferos Marinos.

Entre sus calles podrás conocer la cultura dominicana con su gente amigable y alegre. Además de degustar la gastronomía típica como el sancocho, los tostones o el pica pollo.

La forma más fácil de ir desde Santo Domingo hasta Samaná, es con una guagua de Caribe Tours por 680 RD$ (13,6€). Llegas al centro de la ciudad cómodamente y listo para empezar el tour por Samaná.

 

 

1. Santa Bárbara de Samaná

Avenida de la Marina

Esta avenida es imprescindible y una imagen emblemática de la ciudad. Verás casas de madera de diferentes colores, las cuales son de la época colonial. Hoy en día son tiendas, farmacias, mini mercados, etc.

 

Samaná

 

Samaná

 

Malecón

En el paseo por el malecón disfrutarás de la vista a la bahía de Samaná. Mientras descansas en uno de los bancos, podrás ver ante ti a los barcos pasar, la magnífica vista del puente de Samaná y quizás tengas la suerte de divisar a lo lejos una ballena jorobada o delfines saltando. Tienes diferentes opciones de bares y restaurantes para escoger en los alrededores.

 

 

Playa Cayacoa

Esta es una playa tranquila al lado del puente de Samaná. Un lugar ideal para pasar el rato con familiares o amigos, ya que el agua es tranquila. El Resort Grand Bahia Principe Cayacoa está bastante cerca y también hay una oficina de tours y excursiones en barco.

 

 

Puente de Samaná

Otro de los lugares característicos de Samaná es el puente de unos 700 metros de largo. Aquí podrás pasar de un cayo a otro y dar un agradable paseo. Desde el puente vimos varias estrellas de mar y un pez globo enorme. Es el lugar ideal para observar el atardecer y las luces de la ciudad en la noche. Los más valientes quizás se atrevan a saltar desde el puente al puro estilo samanense.

 

Puente de Samaná

 

Puente de Samaná

 

Atardecer en Samaná

 

Samaná

 

Museo de la ballena

Debido a que las ballenas jorobadas suelen venir cada año entre los meses de enero a abril, se vio la necesidad de informar sobre este animal. De manera que se fomente la sostenibilidad y buenos hábitos para la preservación de su ecosistema y la protección de estos mamíferos.

En el pequeño museo hay varias exposiciones de cetáceos, las cuales pueden ir acompañadas de una visita guiada para profundizar en el tema. Abierto de lunes a viernes desde las 9h hasta las 15h.

 

2. Observación de Ballenas Jorobadas

El principal atractivo turístico es la observación de ballenas. Aunque puedes hacerlo desde algunos miradores en la ciudad, la mejor opción es navegar en una embarcación dedicada al turismo de avistamiento de ballenas de forma responsable. Es decir, estas embarcaciones deben seguir unas normas sobre el tiempo que pueden estar cerca de las ballenas jorobadas e incluso la distancia que deben mantener.

 

Ballenas Jorobadas en Samaná

 

Este es un ejemplo de cómo se puede hacer turismo observando a los animales en libertad, a diferencia de verlos en un recinto cerrado o matándolos para obtener ciertos productos. Al final resulta incluso mejor para la economía local mantenerlos libres y protegidos.

 

Ballenas Jorobadas en Samaná

 

Tuve la oportunidad de ir con un par de empresas y la que recomiendo muchísimo es Whale Samana con Kim Beddall. No solo verás las ballenas cómodamente desde tu asiento, sino que te van contando todo lo que tienes que saber sobre las ballenas jorobadas con material educativo y mucho más. Sinceramente, una de las mejores experiencias de toda mi vida.

 

 

3. Cayo Levantado

Ya sea que vayas con el tour de Whale Samana o por tu cuenta, deberías hacer una parada en Cayo Levantado. Es una pequeña isla donde podrás evadirte del mundo un rato. En un kilómetro de extensión, abunda su exuberante vegetación de bosque húmedo, palmeras, arena blanca y agua cristalina. Tiene varios restaurantes para comer y el Hotel Gran Bahía Príncipe Cayo Levantado. Este es un hotel 5 estrellas considerado uno de los mejores hoteles «todo incluido» del mundo.

 

Cayo Levantado, Samaná
Panorámica de Cayo Levantado.

 

Cayo Levantado, Samaná
Una playa típica del Caribe.

 

Lo mejor de todo es que hay un centro donde alquilan los kayaks y máscaras de snorkel para que explores los alrededores de la isla.

 

Kayak en Cayo Levantado.
Ideal para pasar el rato con tus amigos.

 

Kayak en Cayo Levantado.
Disfrutar del kayak mientras tienes delante una vista como esta…

 

4. Playa el Valle

A 12 km de Samaná -recto hacia el norte- está la playa El Valle. Esta playa solía ser de difícil acceso, sin embargo, ya tiene carretera pavimentada perfectamente conectada a la ciudad. Puedes tomar una guagua desde el mercado de Samaná por 75 RD$ o un concho (moto) por 150/200 RD$.

 

Playa el Valle, Samaná
Playa el Valle, Samaná.

 

Una vez estás allí, te quedarás maravillado con lo que encontrarás. La playa está rodeada de montañas y árboles, por lo que tienes la sensación de estar solo en el paraíso entre tanta inmensidad de naturaleza salvaje. La buena noticia es que puedes acampar aquí y disfrutar de la naturaleza. Además, hay algunos restaurantes y bares en la zona.

 

Playa el Valle, Samaná

 

Camping en Playa el Valle, Samaná
Aquí acampamos tres días y dos noches.

 

De marzo a noviembre es importante que tener cuidado en la playa, ya que es la época de anidamiento de las tortugas. Por lo tanto, hay que evitar pasar con vehículos hasta la playa para que no se rompa ningún nido. Tampoco debemos espantar a las tortugas, de manera que sigan escogiendo venir a estas playas a poner sus huevos.

Cerca de la playa está la cascada Lulú. Después de hacer un poco de senderismo y cruzar un puente colgante, llegas a una bonita cascada. Si buscas adrenalina podrás subirte por las rocas y lanzarte al agua columpiándote con una cuerda.

 

Atravesando el puente colgante.

 

Cascada Lulú en la Playa el Valle, Samaná
Llegando a la cascada Lulú.

 

5. Parque Nacional Los Haitises

El Parque Nacional Los Haitises es sin duda otro lugar imprescindible de ir. Su nombre significa tierra alta o tierra de montañas, a pesar de que sus mogotes alcanzan los 40 metros de altura.

 

Los Haitises
En esta playita pasamos 3 días y dos noches acampando.

 

Los Haitises
Conviviendo en plena naturaleza.

 

Los Haitises
La vista desde nuestro campamento.

 

Este parque es una gran área protegida donde desemboca el río Yuna y el río Barracote. Para recorrer sus alrededorestienes la posibilidad de ir en kayak o lancha entre sus manglares y visitar su sistema de cavernas. Dichas cavernas tienen muestras de pictografías y petroglifos como la cueva La Línea, San Gabriel, y cueva de la Arena.

 

Los Haitises
El recorrido por el río y entre los manglares es fantástico.

 

Los Haitises
Cueva la Línea en Los Haitises.

 

Los Haitises
Unos de los más famosos petroglifos de Los Haitises.

 

Los Haitises
En la cueva de la Arena de Los Haitises.

 

El ecosistema en Los Haitises es un lugar ideal para realizar investigaciones de su fauna y flora. No solo habitan gran variedad de la fauna característica del país, sino que se encuentran dos de las especies más amenazadas de República Dominicana, el Gavilán de la Hispaniola y el Manatí Antillano. Nosotros nos adentramos al bosque en búsqueda de animales y encontramos algunos muy curiosos. También identificamos varias aves a nuestro alrededor y practicamos snorkel.

¡Y estos son solo algunos de los bellos lugares de Samaná! Aún queda mucho más por descubrir. Desde las Galeras, hasta las Terrenas. El Salto el Limón, la Laguna del Diablo, Playa Rincón y Playa Frontón son solo algunos de los sitios por explorar en la provincia de Samaná.

Puedes seguir leyendo cómo fue mi experiencia en República Dominicana viviendo  durante 6 meses en este país o estar atento a las próximas publicaciones sobre otros lugares del país como Puerto Plata, Punta Cana y Santo Domingo.

 

Samaná

Comentarios

comments