Burdeos es la sexta ciudad más importante de Francia después de ciudades como París, Marsella y Toulouse. Además, es la capital de la región Nueva Aquitania, que está ubicada en el sudoeste de Francia. Dicha región es conocida desde el siglo XVIII por la gran calidad de vinos, tanto el vino tinto como el blanco.

Otro hecho histórico, del que probablemente se hable poco, es que Burdeos fue un gran puerto de esclavos durante los siglos XVIII y XIX. En ese tiempo se deportaron 150.000 africanos. La mayoría de ellos fueron llevados a Haití, el 40% de la población caucásica de la isla provenía de la región Aquitania. Hasta que en 1848 se abolió la esclavitud en Francia. El Museo de Aquitania expone documentos originales de esta época para dar a conocer esta parte de la historia de Burdeos.

Si eres amante de la arquitectura y de la historia, te gustará saber que Burdeos alberga 362 monumentos históricos. Esto la convierte en la ciudad con más monumentos de Francia, después de París, claro.

A continuación te presento los lugares que no te puedes perder de Burdeos y que puedes visitar en un día. Si pretendes pasar más tiempo en esta ciudad, no dejes de ver las sugerencias al final.

 

 

Catedral de Burdeos

Denominada catedral de San Andrés, es uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Burdeos. Como dato curioso, la catedral se encuentra dentro del Camino de Santiago de Compostela.

Se levantó a finales del siglo XI con un origen románico. Aunque hoy en día solo quedan los muros interiores de la nave principal, el resto es de estilo gótico angevino. Le confirieron una planta de cruz latina, una nave única de 124 metros de longitud y dos. campanarios

Se encuentra en la plaza Pey-Berland y a un lado del Palacio Rohan, actual sede del ayuntamiento. Del lado contrario vemos la facultad de Derecho, ahora sede legal y judicial. Así como la torre Pey Berland.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Torre Pey-Berland

Varios siglos más tarde, entre los años 1440 y 1500, se erigió la torre Pey-Berland a un lado de la catedral. Sin embargo, no pudieron colocar las campanas hasta 1851 debido a la falta de dinero. El motivo de que esté separada de la catedral es para protegerla de las vibraciones de las campanadas.

Aunque la subida se hace por medio de unas estrechas escaleras, las vistas desde la cima son impresionantes y merecen la pena subir. La entrada cuesta 6€ y si la compras por internet te evitas la cola.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Rue Sainte-Catherine

La calle Santa Catalina de Burdeos es la principal de la ciudad con 1,2 km de vía peatonal. Incluso, se le conoce como la calle peatonal más larga de Europa.

Es muy fácil que en tu paseo por Burdeos te topes con ella, ya que es uno de los ejes principales en el casco antiguo de la ciudad. De norte a sur conecta lugares emblemáticos y monumentos importantes, con barrios comerciales.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Grosse cloche de Burdeos

Traducido al español como la Gran Campana, este era el campanario del antiguo ayuntamiento. Data de la Edad Media y hoy en día forma parte de los monumentos históricos de Burdeos.

Está compuesto por un par de torres de 40 metros de altura y, en el medio, la campana. Dicha campana era usada para anunciar la cosecha y alertar en caso de incendio. Ahora solo suena en ciertas fechas señaladas como:

  • 1 de enero por el Año Nuevo.
  • 8 de mayo por el Día de la Victoria en Europa.
  • el 14 de julio por el Día Nacional de Francia.
  • 28 de agosto por la Liberación de Burdeos.
  • 11 de noviembre por el tratado del Armisticio
  • Cada primer domingo de mes.

La visita es limitada, siendo que solo pueden entrar 5 personas cada 45 minutos del 1 de junio al 30 de septiembre. Por eso, es recomendable reservar la visita con antelación en el centro de la Oficina de Turismo. La entrada cuesta 5€ o 3,5€ si es con el precio reducido.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Puerta de Aquitania

De la gran cantidad de puertas medievales que existían en Burdeos, actualmente solo 6 siguen en pie. La mayoría desaparecieron cuando se derribó la muralla que rodeaba la ciudad.

Entre esas 6 puertas de Burdeos, está la puerta de la Gran Campana mencionada antes, la puerta de Aquitania, entre otras que irás viendo a medida que sigas con el recorrido por la ciudad.

La puerta de Aquitania se levantó en 1753 con un frontón triangular. En el cual fue tallado el escudo de Burdeos, un leopardo, el escudo de armas, barriles, dioses marinos y hasta un loro.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Basílica de San Miguel

La construcción de la basílica de San Miguel comenzó en el siglo XIV y finalizó en el siglo XVI. Al igual que la catedral de Burdeos, la basílica tiene un campanario independiente del edificio y es de estilo gótica.

Antes de que se construyese, en su lugar había una antigua iglesia que se encontraba fuera de los muros de la ciudad. En su momento, la construcción de este edificio y del barrio donde se encuentra ayudó al crecimiento de la ciudad y el desarrollo de mercaderes y artesanos.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Con el paso de los años, la basílica sufrió varios daños debido al terremoto de 1759 y varios golpes de rayos que redujeron la altura del campanario. Por suerte, fue restaurada en 1860 y el arquitecto encargado le dio el estilo gótico al conjunto.

El campanario posee una altura de 114 metros, siendo el más alto del sur de Francia. En su base hay una cripta, conocida por las momias que se descubrieron en ella. Aunque estas momias fueron trasladas en 1979 al cementerio de Chartreuse.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Puente de piedra

El emblemático puente de piedra de Burdeos fue el primer puente que atravesó el río Garona. El mismo Napoleón I lo mandó a construir en 1810.De hecho, los 17 arcos del puente son por las 17 letras de Napoleón Bonaparte. Por si no fuese poco, cada pila de ladrillos a los lados lleva un medallón blanco en honor a Napoleón.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Paseo en barco por el río Garona

Un paseo por el río es otra forma de conocer la ciudad. Puedes hacerlo a bordo de un crucero con almuerzo de dos horas para ver la ciudad de Burdeos desde allí o puedes hacerlo con el ferry que  entra dentro de la red de transporte público de Burdeos.

El pase de un día que compras en cualquier parada del tranvía por 5€, también te permite subir al ferry que cruza el río Garona. Para ello, mi recomendación es que subas en la parada que está cerca del puente de piedra y hagas todo el recorrido hasta la Ciudad del Vino.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

La Ciudad del Vino

El edificio de la Ciudad del Vino es reconocible desde la distancia por su forma tan particular que imita una vid de uva. Se inauguró en junio del 2016 para ofrecer en su interior un recorrido por toda la elaboración y la historia del vino.

Su exposición pretende que el visitante aprenda a fondo todas las facetas del vino a través de sus 5 sentidos. Es apto para toda la familia y la entrada tiene un precio de 20€, la cual puedes adquirir fácilmente por internet.

En caso de que no desees pagar la entrada, aún puedes acercarte al edificio y darte un paseo por la parte gratuita fuera de la exposición. Su arquitectura resulta interesante, por lo que si tienes tiempo no te lo puedes perder.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Barrio Les Chartrons

Al salir de la Ciudad del Vino, lo siguiente será pasear por el barrio Les Chartrons. En este barrio se lleva a cabo el conocido mercado des Chartron cada domingo. Aquí podrás degustar vino y uno que otro plato a orillas del río.

También se encuentra la zona comercial Quai des Marques con tiendas y restaurantes. Así como el Cap Sciences, que cuenta con exposiciones de ciencia ideales para visitar con niños.

Si pasas por este barrio, tienes que ir a la Rue Notre-Dame. Esta calle de ambiente chic, enredaderas y con un aire parisino, posee una gran variedad de anticuarios. Encontrarás objetos decorativos, fotografías, pinturas y telas de antiguas épocas.

 

Place des Quinconces

La plaza de los Quincunces es una de las más grandes de Europa con sus 126000 m². Lleva su nombre debido a que los árboles que se plantaron aquí forman un quincunce.

La plaza fue construida en 1816, mientras que el monumento Girondinos que la preside se levantó en 1902. Este monumento hace honor a los girondinos que fueron víctima durante la Revolución francesa. Posee una gran columna, en cuya cima hay una estatua que representa la libertad rompiendo las cadenas de la opresión. También tiene dos fuentes de bronce, una en conmemoración a la República y la otra a la Concordia.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Esta plaza es uno de los ejes principales de la ciudad. Por un lado, dos líneas de tranvía se unen en la place des Quinconces, lo que la hace muy transitada. Por otro lado, en ella se acogen gran cantidad de eventos como la Fan Zone.

Además, muy cerca está el Triángulo de Oro con la Ópera, el Cours de l’Intendance, el Gran Hotel de Bordeaux, el restaurante de Gordon Ramsay y gran variedad de tiendas de lujo.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Gran Teatro de Burdeos

Como ya se ha mencionado antes, muy cerca se encuentra el Gran Teatro de Burdeos, el cual data de 1780. Para su estreno se ejecutó por primera vez la pieza de ballet La Fille Mal GardéeEste es un ballet cómico y una de las obras más antiguas e importantes del ballet moderno.

 

 

Su diseño arquitectónico se debe a Victor Louis, quien ganó el Gran Premio de Roma e intervino en el Théâtre Français de París y en los jardines del Palacio Real al norte del Louvre. Más tarde, el Gran Teatro de Burdeos sirvió de inspiración en la creación de la Ópera de París.

Su fachada resalta por el estilo neoclásico y su pórtico de 12 columnas. A su vez, en la parte superior hay 12 estatuas que representan a las diosas Juno, Venus y Minerva, acompañadas de nueve musas.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Place de la Bourse

A seis minutos caminando desde el Gran Teatro hacia la orilla del río, encontrarás la famosa plaza de la Bolsa. Esta se construyó entre 1730 y 1775, siendo la primera brecha entre las murallas de Burdeos.

A lo largo de la historia, el nombre de la plaza fue variando entre place Royale, place de la Liberté, place Impériale y, finalmente, place de la Bourse. Esta plaza representa la prosperidad de Burdeos, incluso se mandó a construir con la intención de modernizar la ciudad de cara a los visitantes.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

El objeto central también cambió varias veces con el paso de los años. La estatua ecuestre del rey Luis XV que dominaba el lugar fue destruida y sustituida por un árbol de la libertad durante la Revolución francesa. Tras la caída de Napoleón Bonaparte, se colocó en su lugar una fuente con un globo terrestre con la estatua ecuestre anteriormente destruida. Hasta que finalmente en 1869 la sustituyeron con la fuente que vemos hoy en día.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Miroir d’eau

En el lado este de la plaza de la Bolsa se encuentra el Miroir d’eau, la piscina reflectante más grande del mundo. En realidad, su profundidad es de apenas 2 cm. Sin embargo, es lo suficiente para que el agua provoque el hermoso reflejo del palacio de la Bolsa y el hôtel des Fermes en el agua.

El miroir d’eau tiene un sistema que entre las 10 de mañana y las 10 de la noche crea neblina de hasta 2 metros de altura cada 15 minutos. Lamentablemente, durante los meses de invierno no suelen llenar la piscina de agua. Por lo que es bueno que lo tengas en cuenta para que no te lleves una sorpresa si vas por estas fechas.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Puerta de Cailhau

A pocos metros del Miroir d’eau se encuentra la puerta de Cailhau. Esta era una parte importante de la defensa de la muralla que data del siglo XV. Está decorada con esculturas del Rey Carlos VIII, de San Juan Evangelista y otras representaciones de animales y quimeras.

Seguidamente, a 400 metros más al sur está la Puerta de la Moneda, otra de las 6 puertas que permanecen en pie. Se llamó así porque conduce hacia la Casa de la Moneda.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Iglesia San Pedro de Burdeos

Si continuamos nuestro paseo por la orilla del río a 1 km hacia el sur tendremos la iglesia St Pierre de Burdeos. Es una iglesia más pequeña que la catedral y la basílica, pero igual de encantadora.

Posee un estilo gótico, un campanario independiente y hermosos detalles en su interior. Un ejemplo son sus vidrieras que en la noche se puede ver desde afuera como traspasa la luz. También forma parte del Camino de Santiago y hasta tiene una figura de Santiago en su fachada.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Museos de Burdeos

Si ya has visitado todos los lugares imprescindibles de Burdeos y aún tienes más tiempo o te toca un día de lluvia, te recomiendo que visites algunos de los museos de la ciudad. Entre los más reconocidos se encuentran los siguientes:

 

Museo de Bellas Artes de Burdeos

Dentro del palacio Rohan (utilizado por el ayuntamiento) se encuentra el museo de las Bellas Artes de Burdeos. Cuenta con una de las mayores galerías de Francia, fuera de París.

La exposición del museo abarca desde el Quattrocento hasta los tiempos modernos. Aunque resalta por las obras de pintores flamencos del siglo XVII como Rubens, Anthony van Dyck, entre otros. Del mismo modo, también expone pinturas italianas, españolas, británicas y, por supuesto, francesas.

La entrada a la exposición permanente es gratuita, mientras que la entrada a la exposición temporal cuesta 5 euros o 2,5€ si es el precio reducido. Por último, añadir que abren todos los días de 11h a 18h, menos los martes y festivos.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Museo de las Artes y Diseño Decorativo

El museo de las Artes Decorativas y del Diseño se encuentra dentro de una antigua mansión de Burdeos, que fue construida entre 1775 y 1779. En un principio pertenecía al concejal del parlamento, hasta que fue comprada por la ciudad en 1880 para instalar a la policía con todo y prisión.

En 1924, pasó a ser un museo de arte antiguo, para luego convertirse en museo de artes decorativas. Más adelante, en 1984 se reconstruyó como una rica residencia aristocrática de la Era de la Ilustración de Burdeos. La colección que ya mostraba desde entonces era ejemplo de las artes decorativas francesas. Debido a esto, en 2013 se le cambia el nombre a Museo de las Artes y Diseño Decorativo.

La entrada al museo cuesta 5€ o 3€ la reducida. Aunque es gratis entrar cada primer domingo de mes. También abre todos los días de 11h a 18h y cierra martes y festivos.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

Excursiones en los alrededores de Burdeos

Si vas a Burdeos y te gusta el vino, no puedes perderte de una clase de dos horas de cata de vinos o al menos un tour en dos tipos diferentes de bodegas de vino con explicación de toda su elaboración. En caso de que quieras ir más lejos, visita la región vinícola de Saint Émilion en un tour que te llevará no solo por la aldea y castillos, sino por un viñedo.

Si quieres hacer algo diferente, fuera del mundo del vino, haz una excursión a la bahía de Arcachón. Si viajas por tu cuenta y/o no tienes medio de transporte, te recomiendo que hagas el tour a la bahía de Arcachón que además incluye una degustación de ostras y vino blanco.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

¿Cómo llegar a Burdeos?

Si vas a viajar desde España en avión a Burdeos, te comento que el aeropuerto de Burdeos tiene conexiones bastante económicas hacia Barcelona, Alicante, Sevilla y Valencia, entre otras ciudades.

También resulta muy fácil y barato viajar en bus de Bilbao a Burdeos con Flixbus. Asimismo, puedes moverte en autobús de Burdeos a Toulouse como hice yo. Para eso, échale un vistazo al post de Cómo viajar en bus en Europa, está lleno de consejos útiles sobre este tema.

Por supuesto, el medio de transporte más cómodo y ecológico que recomiendo es el tren. Un trayecto habitual es de Burdeos a París en tren o viceversa. Y si no te decides por cuál medio de transporte te conviene más, te aconsejo de leas el post de Transportes para viajar por Europa barato.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

 

¿Dónde dormir en Burdeos?

Una herramienta que recomiendo siempre que quieras hospedarte en un hotel u hostal, es Booking. Allí puedes comparar los precios de todos los lugares de alojamiento disponibles en la zona, además de ver los comentarios que han dejado otras personas.

Del mismo modo, puedes usar Airbnb si lo que buscas es dormir en apartamento privado. De esta forma, podrás escoger entre los que más te gusten. Si eres nuevo en esta plataforma, podrás conseguir 36€ de descuento en tu primera reserva si entras a través de este enlace.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible durante tu estancia en esta ciudad, puedes usar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratuito con locales.

Si quieres añadir algo más al itinerario o tienes alguna pregunta, ¡anímate a dejarlo en los comentarios! Me encantará saber tu opinión o ayudarte en lo que sea posible.

 

Qué ver en Burdeos, Francia

Comentarios

comments