Alemania
Qué ver en Stuttgart, Alemania

Qué ver en Stuttgart en 1 día

A pesar de que Stuttgart no es de las ciudades más visitadas de Alemania, es una de las más grandes del país y tiene muchos lugares para descubrir. No solo dentro de la ciudad, sino fuera de ella. Que por cierto, seguro que algunos de estos lugares te sorprenderán… Por lo menos yo no me los esperaba.

Stuttgart es conocida por ser la ciudad donde nació la industria automovilística. De hecho, el automóvil y la motocicleta fueron inventados en Stuttgart por Karl Benz e industrializados en 1887. Hoy en día, grandes empresas como Mercedes-Benz, Porsche, Bosch y Daimler AG, tienen su sede en Stuttgart.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Además, la ciudad está distribuida muy diferente a otras ciudades alemanas. Stuttgart se extiende a lo largo de varias colinas, algunas de ellas cubiertas de viñedos. Así como valles y parques. Resulta curioso que una ciudad, conocida por sus empresas de vehículos, esté rodeada de tanta naturaleza. Por algo el eslogan de la ciudad es «Stuttgart ofrece más», ¿no crees?

Cabe destacar, que Stuttgart es la única ciudad de Alemania donde cultivan uvas para vino dentro de la ciudad. Si te interesa, puedes ir en autobús hasta Rotenberg, Uhlbach o Bad Cannstatt, para echarle un vistazo a los viñedos. También hay tours guiados de viñedos en los que te darán a probar diferentes vinos locales.

 

Qué ver en Stuttgart

 

 

Estación Central de Stuttgart

La estación de tren de Stuttgart es una estación enorme con 4 niveles, que conectan con la línea de metro y de autobuses de la ciudad. Además, el edificio en sí tiene gran valor histórico. Fue levantado en 1928 y su torre cuenta con 56 metros de altura.

La torre tiene la insignia de “Mercedes Benz”. Esto se debe a que tras la II Guerra Mundial, la estación se vio afectada y para costearse su reparación, se colocó este logo como publicidad a la marca.

Algo que pasa desapercibido es que en la planta superior hay un restaurante y una terraza con mirador, ¡al que es posible subir gratis!

 

Königstraße

Nada más salir de la estación de tren, te toparás con la Königstraße. El duque Federico II, rey en 1806, comenzó a transformar Stuttgart en su residencia real. Para empezar, mandó a demoler las murallas de la ciudad y se creó la Königstraße como un bulevar. En el extremo sur estaba la Puerta del Rey, junto con los establos reales.

En la actualidad, esta calle de 1,2 km, es una de las calles comerciales de Alemania más concurridas y completamente peatonal. Alrededor de ella están la mayoría de lugares turísticos y el corazón de Stuttgart. Las tiendas de la Königstraße pagan más de 300€ por metro cuadrado.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Schloßgarten

El Schloßgarten o jardín del castillo, es un parque de 600 años que se encuentra del lado este de la Königstraße. Sin embargo, este es solo el comienzo del parque, ya que continúa unos 2,6 km en dirección norte hasta el río Neckar. Es un gran área verde donde pasear, sentarse en los bancos, jugar ajedrez o tomarse algo a orillas del lago en el Cafe am See NIL.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Ópera de Stuttgart

A un lado del Schloßgarten, se encuentra el edificio de la Ópera de Stuttgart. Se inauguró en 1912 para ser un teatro Real para el Reino de Württemberg. Este es uno de los pocos teatros de ópera alemanes que no se destruyeron en la II Guerra Mundial.

Los precios para un concierto pueden ir desde los 9€ hasta los 140€, dependiendo del asiento que escojas. Los menores de 14 años tienen un descuento del 50% en ciertas categorías. Mientras que los estudiantes hasta los 30 años, pueden optar por un ticket de precio reducido de 10€ para la Ópera y 7€ para el Salón de Conciertos.

 

Schlossplatz

La Schlossplatz (plaza del castillo) es la plaza más grande del centro de Stuttgart y está rodeada por el Neue Schloss y el Altes Schloss. En sus inicios, la plaza estaba cerrada al público, en vista de que era usada para desfile militar.

A partir de 1918 se abrió al público y en la década de 1960 se desvió el tráfico circundante, gracias a la construcción del metro. En la Schlossplatz se llevan a cabo conciertos al aire libre, ferias para niños y la feria de Navidad, la cual incluye pista de hielo.

 

Altes Schloss

El antiguo castillo data del año 950, cuando Stuttgart era un asentamiento para la cría de caballos. Los condes de Wurtemberg lo convirtieron en su residencia en el siglo XIV. Con el paso de los siglos se le cambió su estilo al renacentista y se eliminaron los fosos que había a su alrededor.

Después de su reconstrucción de 1971, se convirtió en el Museo del Estado de Wurtemberg. En dicho museo se muestra en detalle la historia de la región, desde la Edad de Piedra hasta la actualidad. Posee una colección de arte, en la que se incluyen obras de las cuevas de los Montes Suabos, los ajuares funerarios de los príncipes celtas de Hochdorf y los relojes renacentistas del siglo XVI. La entrada es gratuita.

 

Neue Schloss

En el lado este de la Schlossplatz, se levanta el Palacio o Castillo Nuevo de estilo barroco tardío. Su construcción comenzó en 1746 por órdenes del joven duque Charles Eugene de 16 años de edad.

Charles Eugene se planteó trasladar la capital al palacio Ludwigsburg, pero lo convencieron de que se quedase en Stuttgart. De esta forma, volvería el poder político y económico a la ciudad una vez más.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

El duque contrató a arquitectos de toda Europa para el diseño del nuevo palacio. No obstante, Charles Eugene falleció en 1791 y aún se estaban llevando a cabo reparaciones en el palacio, cuando pasó a manos de los duques sucesores.

En 1918, Wilhelm II fue el último rey de Württemberg, ya que abdicó su trono y el estado adquirió el palacio. Desde entonces, fue utilizado para las oficinas del estado, sede policial y museo. Actualmente, es utilizado por el Ministerio de Finanzas y Educación del Estado y está abierto al público para visitas guiadas.

 

Königsbau

El edificio Königsbau está lleno principalmente de locales comerciales. Se empezó a construir en el 2004 y se inauguró en el 2006. Cuenta con 5 niveles, en los que se dividen las tiendas, oficinas y en el segundo piso se le ha dedicado un área de comida con 13 restaurantes. A nivel subterráneo hay dos plantas de estacionamiento con 420 plazas.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Schillerplatz

Esta plaza lleva el nombre del poeta, filósofo, historiador y dramaturgo alemán Friedrich Schiller. En el centro se erige el memorial de Schiller desde 1839, el primer monumento de Schiller en Alemania.

Entre los edificios que rodean la plaza está el Prinzenbau (donde está el Ministerio de Justicia actualmente), el Alte Kanzelei (antigua cancillería), el otro lado del Altes Schloss, el Fruchtkasten (con una colección de instrumentos musicales) y la iglesia colegiata Stiftskirche.

 

Stiftskirche

La iglesia Stiftskirche es el edificio más antiguo de Stuttgart, siendo construido alrededor de 1240. Con el paso de los años se agregó un presbiterio gótico, una nave gótica tardía, estatuas de los condes de Württemberg, una cripta, entre otras reformas.

En el exterior se ven dos torres de alturas irregulares, gárgolas en las esquinas superiores y estatuas de evangelistas. En cuanto a las vidrieras, las originales se destruyeron en la II Guerra Mundial. Las que vemos ahora fueron creadas durante la reconstrucción de la iglesia.

 

Karlsplatz

A un lado del castillo antiguo, se encuentra la histórica plaza Karlsplatz. Hay registros de que en 1393, este era un jardín privado de la duquesa regente, rodeado por murallas. Más tarde, en 1778 se rehabilita para ser un jardín público y en 1898 se coloca el monumento en honor a Wilhelm I, rey de Prusia y emperador alemán.

A día de hoy, cada sábado por la mañana se monta un mercado en la Karlsplatz. En su mayoría son artículos usados, alfombras, antigüedades, ropa vintage y más curiosidades.

 

Markthalle

Este edificio fue construido en 1914 para ser un mercado de verduras. Es uno de los mercados más bonitos de Alemania, por eso muchos se opusieron cuando quisieron derribarlo en 1973. Lamentablemente, se incendió en 1993 y tuvieron que reconstruirlo.

Su fachada destaca por tener un estilo de Art Nouveau. Además, cuenta con varias esculturas y relieves. Por ejemplo, hay cuatro esculturas de lagartos en las esquinas de los dos portales principales.

En su interior, acoge más de 30 puestos diferentes de carnes, quesos, frutas, verduras y todo tipo de alimentos frescos. En la planta superior, dispones de gran variedad de restaurantes para probar todo tipo de comida.

 

Rathaus de Stuttgart

El Rathaus o ayuntamiento de Stuttgart se erigió en 1956 con una torre del reloj de 60,5 metros de altura. El anterior se había construido en 1905 con estilo gótico tardío flamenco. Sin embargo, fue destruido por los ataques aéreos en la II Guerra Mundial.

El reloj toca una canción popular todos los días a las 11:06 h, 12:06 h, 14:36 h y 18:36 h.

 

Calwer Straße

Si quieres ver casas con fachadas típicas de la Edad Media, encontrarás algunas en la calle Calwer. Puedes descansar un rato probando algo en alguno de los restaurantes internacionales, cafeterías o bares de vinos que hay en la Calwer Straße. Será aún más ameno si tu visita coincide con alguno de los músicos callejeros.

 

Hospitalkirche

La iglesia del hospital es una de las tres más importantes del centro de Stuttgart. Fue construida al estilo gótico tardío entre 1471 y 1493. Igual que otros edificios, la iglesia se vio afectada por los bombardeos de la II Guerra Mundial. No obstante, solo se reconstruyó el coro y la torre, el resto quedó en ruinas como recuerdo contra la guerra.

Del lado sur de la iglesia se levanta el monumento de la Reforma de Württemberg. Fue creado en 1917 por el centenario de la tesis de Lutero. Se trata de un cristo resucitado que está rodeado por Martin Luther y Johannes Brenz, un reformador de Württemberg.

 

Johanneskirche

La iglesia de San Juan está situada sobre una península de Feuersee, traducido como lago del fuego. Se erigió en 1876 con estilo neogótico, pero al ser reconstruida tras los bombardeos, le colocaron una bóvedas más modernas.

De todas formas, se dejó incompleta como recuerdo de la guerra. Probablemente muchos coinciden al pensar que es la iglesia más bonita de Stuttgart, a mí también me lo pareció.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Bohnenviertel

En español se traduce como barrio de las judías. Esto viene de cuando en otra época la gente pobre plantaba alubias en su casa y era el alimento principal en su dieta. En este barrio solían vivir los artesanos, viticultores y judíos. Ahora abundan las galerías, tabernas, boutiques y talleres de artesanías.

 

Torre de telecomunicaciones de Stuttgart

La Fernsehturm de Stuttgart es la primera torre de radiodifusión de hormigón del mundo. Lo que sirvió como ejemplo para la construcción de torres similares en otras ciudades.

Para llegar puedes tomar el metro desde el centro de Stuttgart y en media hora estás allí. Luego, si quieres subir al observatorio, que está a 150 metros de altura, has de pagar 21,5 €. Otra opción es pagar 24€ para subir y reservar una mesa al lado de la ventana en el restaurante.

 

Killesbergpark

En el lado opuesto de la ciudad se encuentra el parque Killesbergpark, que igualmente se puede llegar en metro fácilmente. Este parque cuenta con medio kilómetro cuadrado de superficie.

Dentro de sus terrenos montan espectáculos, como el Lichterfest Stuttgart con luces de colores y actividades para toda la familia. Así como eventos hortícolas como el Bundesgartenschau y el Internationale Gartenbauausstellung, ambos enfocados en el jardín.

 

Torre Killesberg

La torre Killesberg se encuentra dentro de las inmediaciones del parque y fue construida en el 2001. Utiliza la misma mecánica de los puentes atirantados, en la que los cables sostienen las escaleras.

Lo que pretendían era disponer de una elevación para poder observar los terrenos y que, al mismo tiempo, fuese una estructura delicada y respetuosa con el medio ambiente. Aunque el acceso al parque y a la torre es gratuito, se puede dar una donación voluntaria para la torre.

 

Parque Rosenstein

El parque Rosenstein es el más grande de estilo inglés del sudoeste de Alemania. Johann Bosch lo creó para el rey Guillermo I de Wurtemberg, aunque primero fue necesario comprar las propiedades de las personas que vivían en la zona y así permitirse hacerlo de esta extensión.

En el parque hay un par de museos, como el de ciencias naturales que está en el antiguo palacio Rosenstein de 1830. Por otro lado, está el Museum am Löwentor y la Puerta de los Leones.

 

Baños termales de Stuttgart

Stuttgart es la segunda ciudad con mayor cantidad de agua termal de Europa, después de Budapest. Además de que una visita a las termas siempre viene bien, sobre todo al terminar un viaje como hicimos en las termas de Bucarest.

En Stuttgart tienes al menos tres opciones: Mineralbad Das Leuze, MineralBad Cannstatt y Mineralbad Berg. El primero está más cerca del centro de Stuttgart y el último es muy visitado por los locales.

Escojas el que escojas, tendrás piscinas de diferentes temperaturas, saunas y hasta área para los más pequeños. Por lo que todos tenemos cabida en los baños termales.

 

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

 

Museos de Stuttgart

  • Museo Porsche: en la exhibición del museo se muestran más de 80 modelos Porsche, incluidos los más famosos. Asimismo, se exponen los logros técnicos más destacados. El precio de la entrada es de 8€ para los adultos y 4€ la entrada reducida.
  • Museo Mercedes-Benz: en la exhibición se cuenta la historia de la Mercedes-Benz desde que se crearon en Stuttgart, con modelos de aquella época. El precio de la entrada es de 10€ la normal y 5€ la reducida.
  • Hegel House: la casa natal del filósofo Georg Wilhelm Friedrich Hegel, ahora convertida en museo. Cuenta la historia de Hegel y sus trabajos. La entrada es gratuita.
  • Galería Estatal de Stuttgart: la galería muestra la primera etapa del posmodernismo. La entrada normal cuesta 7€, la reducida 5€ y los miércoles la entrada es gratuita.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Excursiones desde Stuttgart

Si tienes más tiempo, puedes aprovechar para hacer excursiones alrededor de la ciudad. Lo bueno es que desde Stuttgart tienes muchísimas opciones para visitar. Puedes tomar un tren para ir al majestuoso castillo de Hohenzollern o el palacio barroco de Ludwigsburg.

También puedes ir de Stuttgart a Friburgo y la Selva Negra, una excursión muy recomendable. Asimismo, tienes la opciçon de viajar de Stuttgart a Múnich, Colonia, Frankfurt o Berlín en tren.

Para todos estos viajes en tren, te recomiendo que compres el pase de Interrail, ya que pagas un precio fijo y viajas casi ilimitadamente. No solo por el país, sino por los países vecinos. En caso de que quieras ir a otros países, tienes cerca de Stuttgart a VienaZúrich.

De todas formas, los autobuses también puedes ser muy económicos, aunque no tan cómodos como el tren. En mi caso, viajé de Friburgo a Stuttgart en BlaBlaCar. Si aún tienes dudas sobre qué medio de transporte utilizar, puedes leer el post de Transportes para viajar en Europa barato y así aprendes a escoger el que mejor te convenga.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

¿Qué comer en Stuttgart?

Si estás en Stuttgart tienes que aprovechar para probar el vino, así como la comida típica. Para eso, puedes hacer un tour culinario por Bad Cannstatt, el cual te permite probar la comida local mientras que alguien de la zona te lleva a los mejores lugares y te habla de cada plato.

En caso de que quieras hacerlo por tu cuenta, uno de los platos típicos de Stuttgart que tienes que probar es el Maultaschen. Consiste en una pasta rellena, puede ir con caldo o sin caldo.

Por otro lado, los bretzel son típicos de Alemania y en Stuttgart se acompaña mucho con wurst (salchicha). Además, tienen una forma ligeramente diferente a los bretzel del resto del país.

 

¿Dónde dormir en Stuttgart?

Una herramienta que recomiendo siempre que quieras hospedarte en un hotel u hostal, es Booking. Allí puedes comparar los precios de todos los lugares de alojamiento disponibles en la zona, además de ver los comentarios que han dejado otras personas. Si quieres un descuento del 25% en tu futura reserva de Booking, entra en este enlace.

Del mismo modo, puedes usar Airbnb si lo que buscas es dormir en apartamento privado, ya que podrás escoger entre los que más te gusten. Si eres nuevo en esta plataforma, podrás conseguir 25€ de descuento en tu primera reserva si entras a través de este enlace.

Si lo que quieres es gastar lo menos posible durante tu estancia en esta ciudad, puedes usar Couchsurfing para encontrar alojamiento gratuito con locales.

 

Qué ver en Stuttgart, Alemania

 

Comentarios

comments