Dos excursiones típicas para aquellos que visitan Lisboa, son Sintra y Cascais. Ambas son pequeñas ciudades una en la montaña y otra en la costa, que son fáciles de llegar desde Lisboa en tren. De Sintra destaca el Palacio da Pena y la Quinta da Regaleira. Por otro lado, Cascais es una ciudad pesquera en la que resaltan sus elegantes edificios y su costa que va de playas a acantilados. Es ideal para aquellos que quieran conocer la playa, sin irse muy lejos de Lisboa.

Además de todo lo que puedes ver en Sintra y Cascais, en los alrededores hay otros lugares por descubrir como el punto más al occidente de Europa, playas increíbles y pueblos con vistas espectaculares. A continuación te contaré sobre cada uno de ellos, así como el transporte para que sepas cómo llegar desde Lisboa.

 

¿Qué hacer 1 día en Sintra?

Sintra la puedes ver perfectamente en un día tomando el tren desde Lisboa en la mañana y regresando en la tarde. Aunque probablemente no te alcance a ver todos sus palacios y castillos el mismo día porque son muchos, pero sí los más importantes.

 

Vila de Sintra

El centro de la ciudad es encantador con las callejuelas laberínticas, la plaza principal Praça da República, el Palacio Nacional de Sintra y los miradores desde donde se divisa el paisaje.

Cuando estés aquí tienes que pasar por la Casa Piriquita, la cual es una panaderia que data de 1862 donde confeccionan la famosa Queijada y el Travesseiro. Ambos son un must en tu paso por Sintra.

 

Quinta da Regaleira

Este es mi palacio favorito de Sintra por toda la historia que tiene detrás, la distribución de su jardín, con montones de recovecos y, por supuesto, por lo bonita que es. La Quinta da Regaleira tiene varias plantas con habitaciones decoradas tal y como la dejaron sus últimos dueños. La mejor parte es que esconde señales discretas de alquimia, masonería y ordenes de templarios.

 

La Quinta da Regaleira

 

Además, su arquitectura es una mezcla entre románica, gótica, renacentista y manuelina. El jardín está diseñado de manera que la parte sur de las cuatro hectáreas es muy simétrica y organizada, pero a medida que vas subiendo se va volviendo más salvaje.

Por último, una de las partes que más vemos de la Quinta da Regaleira antes de ir es la escalera en espiral del pozo iniciático. Esta tiene 7 niveles, los mismos que tiene el Infierno en la novela de la Divina Comedia de Dante. Una vez abajo, te encontrarás con pasadizos subterráneos que te llevarán a diferentes puntos del jardín.

Puedes llegar fácilmente caminando, ya que está a 1,3 km (18 minutos) de la estación de tren. El precio de la entrada es de 10 €.

 

Pozo Iniciático de la Quinta da Regaleira

 

Pasadizos subterráneos en la Quinta da Regaleira

 

Palacio da Pena

El nombre no tiene nada que ver con el sentimiento de tristeza o algún tormento, sino en honor a Nossa Senhora da Pena. El palacio fue una de las principales residencias de la familia real portuguesa durante el siglo XIX.

Representa una de las máximas expresiones del Romanticismo en Portugal. No obstante, también ostenta otros estilos como el neogótico, el neoislámico, neorrenacentismo y unos atisbos de pseudomanuelina. Este estilo ecléctico también se puede notar con los tres colores diferentes que su fachada: el rojo, amarillo y azul.

Está ubicado en la cima de una montaña y rodeado de un inmenso parque inglés, para el cual necesitarás al menos una o dos horas si quieres recorrerlo entero. La entrada para el palacio y el parque cuesta 13,30 €. Aunque si solo quieres visitar el parque (te lo recomiendo) son 7,13 €.

 

Palacio da Pena

 

Castelo dos Mouros

El castillo de los moros lleva su nombre debido a los árabes que ocuparon la península ibérica en el siglo VIII construyeron esta fortificación. Su objetivo era el de controlar Sintra, Mafra, Cascais y Lisboa desde aquí.

Hoy en día solo quedan ruinas de las murallas, pero si es algo que te llama la atención no dudes en visitarlo. Por 7,60 € podrás subirte a la muralla y recorrerla toda a medida que observas las asombrosas vistas.

 

Castillo de los Moros

 

Palacio de Monserrate

Este palacete románico no es tan conocido, además de que está más apartado de los anteriores. Probablemente por esto es que no es tan visitado. Sin embargo, resulta interesante lo exhuberante de su construcción, así como el parque de 33 hectáreas que cuenta con árboles centenarios, jardines exóticos, cascadas y mucho más. Todo ello por 8 €.

 

¿Cómo moverse en Sintra?

Primero, para llegar a Sintra desde Lisboa simplemente has de tomar el tren en la estación de Rossio. Solo va en esta dirección, no tiene pérdida. Una vez en Sintra, la Villa de Sintra y la Quinta da Regaleira son de fácil acceso caminando. Mientras que el Castelo dos Mouros y el Palacio da Pena tendrás que subir las montañas de la Sierra de Sintra.

Por un lado, es posible llegar a todos los sitios caminando, solo tienes que tener en cuenta que algunos serán cuesta arriba y que, por ejemplo, de la estación de tren de Sintra al Palacio da Pena son 5,9 km, es decir, 1h12min caminando.

Si escojes visitar Sintra a pie, te recomiendo que del centro de Sintra vayas al Castillo de los Moros, de aquí al Palacio da Pena y luego bajes hasta la Quinta da Regaleira. Desde aquí podrás caminar hasta el Palacio de Monserrate unos 3 km más y habrás llegado.

De esta forma no solo será una ruta más eficiente, sino también que al pasar primero por el castillo tendrás menos posibilidades de encontrar una cola y podrás comprar la entrada de los otros sitios como el Palacio da Pena también y del Palacio de Monserrate, si así lo deseas (aunque quizás no te de tiempo en el mismo día)

Por otro lado, si quieres ahorrar tiempo y no cansarte demasiado, tienes la opción de tomar el bus local. Desde la estación de tren de Sintra puedes tomar el bus 434 (que también pasa cerca de la Casa Piriquita, por si prefieres tomarlo allí) hasta el Palacio da Pena. Otra opción es contratar un tuk tuk que podrá llevarte a donde gustes.

 

¿Cuánto cuesta el tren de Lisboa a Sintra?

Concretamente, para ir de la estación de Rossio a Sintra te costará 4,5 € ida y vuelta. Para esto, te recomiendo que compres la tarjeta de transporte «Viva Viagem», que te mencioné en el post de Qué ver en Lisboa en 4 días. Este pase recargable cuesta 0,50 € y lo consigues en las máquinas del tren y del metro. A eso le sumas la modalidad de Zapping con la que puedes cargar el pase con 3, 5, 10 o los euros que quieras.

 

¿Qué hacer 1 día en Cascais?

La visita a Cascais te prometo que será más relajante y plana que la anterior. Cascais es una pequeña ciudad costera, de aspecto distinguido y elegante gracias a los antiguos palacetes que resaltan en el panorama de su costa. También te permite disfrutar de la playa, dar un paseo por el puerto, callejear su centro y descansar en alguno de los parques. Para complementar la visita puedes hacer un tour para ver el arte urbano de Cascais.

Además de esto, también tienes otros lugares para visitar que están más apartados como:

 

Playa de Cascais

 

Boca do Inferno

Si vas caminando por la costa de Cascais hacia el Oeste, encontrarás la Boca del Infierno, unos acantilados y formaciones rocosas alucinantes. Algunos días verás como las olas se levantan y caen sobre la borde del acantilado, así que ten cuidado de no mojarte.

 

Boda do Inferno

 

Acantilados en Boca do Inferno

 

¿Cuánto cuesta el tren de Lisboa a Cascais?

Al igual que cuando vas a Sintra, para Cascais también te sirve la misma tarjeta de transporte con Zapping y por los mismos 4,5 € podrás ir y volver. La única diferencia es que el tren sale de la estación de Cais do Sodré.

 

Otras excursiones desde Sintra o Cascais

Estoril

Estoril está a pocas paradas de Cascais, así que si lo deseas puedes bajarte aquí y dar una vuelta por el centro. Te sorprenderá saber que aquí nació la historia de James Bond. Esto se debe a que durante la II Guerra Mundial, Portugal se había mantenido neutral y el municipio de Estoril era frecuentado por ingleses y alemanes. Lo que resultó en que se pasearan espías camuflados entre ellos.

Como para realzar más aún la relación entre este personaje y Estoril, algunas de las escenas de la película 007 al servicio de su Majestad (1969) de Peter Hunt fueron realizadas en el Hotel Palace de Estoril y la playa cercana Guincho. Asimismo, el Casino de Estoril que, dicho sea de paso, es uno de los más grandes de Europa, fue uno de los sitios preferidos de los espías, antiguos monarcas como la familia Real española y aventureros de guerra.

 

 

 

Cabo da Roca

Cerca de la estación de tren sale el bus 403 que por 2 € el trayecto te lleva a Cabo da Roca. Este es el punto más al occidente de la Europa continental. Aquí podrás darte un paseo a lo largo de los acantilados, muy parecidos a los acantilados de Moher en Irlanda.

 

sintra lisboa

 

Praia da Ursa

Desde Cabo da Roca se puede llegar a esta playa escondida entre los acantilados. Solo tienes que seguir el sendero por la montaña en dirección Norte. Eso sí, te recomiendo que lleves buen calzado de senderismo porque lo necesitarás bajando hasta la playa. La dificultad digamos que es media, pero vale la pena especialmente en verano.

 

sintra lisboa

 

Azenhas do Mar

Si tienes más tiempo para visitar otros lugares, quizás te interese saber que este pequeño pueblo es conocido por estar al borde del acantilado que visto desde la distancia es realmente sorprendente. Lo más fácil para llegar es hacerlo en coche.

No obstante, si continúas viajando en transporte público puedes tomar el bus 403 desde Cascais o Cabo da Roca y luego en Colares – Gremio cambiar al bus 441 que te dejará en el mismísimo pueblo de Azenhas do Mar. Desde aquí, para que puedas tener la misma vista que la foto has de ir hasta este punto en concreto.

 

azenhas do mar

 

Para finalizar, esta sería una excelente ruta para conocer Sintra, Cascais y alrededores. Recuerda que si estás por Lisboa tienes aquí un itinerario de 4 días para conocerla enterita y si todavía quieres conocer más lugares que visitar en Portugal, ve a la sección de posts de Portugal para que descubras más sitios. Y si tienes alguno en mente que falta aquí, ¡escríbelo en los comentarios!